W7: cambios en barra de tareas

W7: cambios en barra de tareas

Una de las evoluciones más drásticas en el diseño del  entorno gráfico del sistema de Windows  7 con respecto a Vista ha sido la barra de tareas. Pero la barra de tareas actual de Windows 7 es fruto de una evolución. En un artículo del blog Within Windows de Rafael Rivera repasan los pasos que se siguieron para la evolución de este elemento y qué funciones y diseños se descartaron para finalmente dejar la barra de tareas y de herramientas con el aspecto actual.

 

Awesome bar”, “superbar”… la barra de tareas de Windows 7 se ha llevado muchos motes durante su evolución. No en vano se trata de uno de los elementos más importantes del entorno gráfico de un sistema operativo desde que éstos son compatibles con la multitarea. No hay más que ver los diseños de Apple o de las distribuciones de Linux, una barra de tareas o cualquier elemento que muestre las tareas en curso o los programas en ejecución de forma clara y accesible.

 

 

Las ideas entorno a la nueva barra de tarea de Windows 7 fueron evolucionando durante su desarrollo. En un artículo de Rafael Rivera en su blog Witnin Windows hemos podido ver algunos pasos en la evolución de este elemento de Windows 7, tanto en lo que respecta a su nuevo funcionamiento como al aspecto. En un primer intento ya existía la idea de agrupar tareas y programas, pero mostrando todas las instancias en la misma pestaña.

 

Sólo fue en el siguiente paso o milestone en el que el equipo de diseño se decidió por los iconos eliminando el texto descriptivo de las tareas en curso. En esta etapa se numeraba el número de programas abiertos de un mismo ejecutable. También se desarrolló la primera propuesta de JumpList y también se empezó a implementar algunas funciones nuevas de Aero como el Aero Peek.

 

 

La tercera evolución es la que conocemos. En la barra de tareas conviven no solo programas abiertos sino iconos para poder ejecutar programas que podemos anclar o desanclar. En esta etapa se deja a la previsualización de ventanas la tarea de informar del número de instancias del programa que hay abiertas. Un diseño más limpio y en el que evolucionaron elementos como la flecha para visualizar más iconos en la parte derecha, la desaparición del degradado blanco o la integración del orbe de inicio en la barra en vez de rodearlo de un círculo negro.

 

 

La parte derecha de la barra de tareas también evolucionó. Si en un principio se optó por concentrar al máximo los iconos y luego se extendieron éstos en un listado horizontal, en el diseño definitivo se opta por iconos más grandes y claros, separados y una simple flecha para visualizar las herramientas e iconos informativos restantes.

 

  • Share This