NVIDIA: DX11 no es importante

NVIDIA: DX11 no es importante
18 de septiembre, 2009

El vicepresidente del primer productor mundial de tarjetas gráficas dedicadas minimiza la importancia de la llegada de las nuevas librerías DirectX 11 para programación de videojuegos y multimedia que incluirá el sistema operativo Windows 7. A juicio de NVIDIA, el futuro pasa por tecnologías como CuDA para explotar las ventajas de las GPUs en aplicaciones de propósito general usando el paralelismo, PhysX la unidad de procesamiento para cálculos físicos complejos y Stereo 3D Vision para experiencias 3D estereoscópicas. Las tres, tecnologías propias que la compañía intenta potenciar.

 

No sabemos si es porque AMD/ATI se les va a adelantar en la comercialización de tarjetas gráficas con soporte para las nuevas APIs de Microsoft DirectX 11 o porque realmente las librerías de Microsoft no vayan a tener un impacto significativo de mejora en el subsistema gráfico. El caso es que desde NVIDIA minimizan su llegada.

 

 

“DirectX 11 por sí sola no va ser la razón que defina la compra de una nueva GPU. Microsoft está trabajando con la industria para dotar de más libertad y creatividad a la hora de crear contenido, y eso es bueno y las características de DirectX 11 van a permitir hacer eso, pero esto no será la única razón para que los consumidores invierten en una tarjeta gráfica”, argumentó Mike Hara, vicepresidente de NVIDIA, en una reunión con los inversores.

 

“La industria gráfica está en una encrucijada… cuando se ha alcanzado una resolución y unas tasas de rendimiento en cuadros por segundo notables y su aumento no va a cambiar fundamentalmente la experiencia del usuario”, explica Hara. Algo que sí conseguirá a su juicio las tecnologías que desarrolla NVIDIA, como CuDA, en la que el cómputo gracias al paralelismo es más importante que el rendimiento gráfico.

 

Sin embargo DirectCompute 11, el nuevo estándar de programación y computación GPGPU integrado en DirectX11, así como OpenCL, son tecnologías que realizan básicamente lo mismo que CuDA y están más aceptadas por la industria. Además la inmensa mayoría de usuarios que compran este tipo de tarjetas gráficas dedicadas las requieren principalmente para alcanzar un gran rendimiento gráfico usándolas en la ejecución de videojuegos.

 

 

Por otro lado el nuevo chip gráfico de NVIDIA, el GT300, se está publicitando como “una tarjeta gráfica monstruosa” en potencia y rendimiento, lo que contradice las aseveraciones de Hara y dan a entender que en la compañía no ha gustado llegar más tarde que su rival ATI en el soporte para DirectX 11.

 

 

 

  • Share This