Ballmer muy cauto con Windows 7

Ballmer muy cauto con Windows 7

Aunque Steve Ballmer parece confiarse con Windows 7, recientes declaraciones suyas demuestran que no se fía del clima de euforia. Por un lado ha dicho que no cree que mejore mucho la venta de PCs y tampoco se fía de las críticas positivas que está recibiendo el nuevo sistema operativo. Al ser preguntado sobre las buenas opiniones de los probadores de Windows 7, contestaba que también Vista había recogido buenas opiniones por parte de los probadores.

Steve Ballmer no quiere llevarse un disgusto como el que se llevó con Windows Vista y en vísperas del lanzamiento del nuevo Windows 7 se está mostrando extremadamente cauto con la repercusión y el éxito del nuevo sistema, quizás demasiado. En unas declaraciones a los periodistas que cubrían su gira europea de preparación del lanzamiento Ballmer ya mostraba su cautela.

En contra del análisis de algunas consultoras, declaraba que no esperaba que el lanzamiento de Windows 7 fuera a impulsar de forma importante la venta de ordenadores. Pero quizás las declaraciones más impactantes las encontramos en un artículo de Bloomberg. En la entrevista y preguntado sobre el posible éxito de Windows 7 dadas las sensaciones positivas que se estaban recogiendo por parte de los probadores, contestaba que Vista también había provocado en su día buenas opiniones por parte de los betatesters.

Estratégicamente sorprende un poco la maniobra de Ballmer. En un momento en el que las publicaciones más prestigiosas y los analistas prevén un importante impacto de Windows 7, no quiere lanzar las campanas al vuelo. Es posible que internamente en Microsoft el clima de eurforia esté siendo excesivo y quiera rebajar un poco este ambiente de optimismo.

Sin embargo no parece que pueda compararse el proceso de prueba de Vista con el de Windows 7. Las copias de prueba no estaban tan evolucionadas para el anterior sistema, los fabricantes no tuvieron con tanta antelación y detalle la posibilidad de desarrollar controladores (un elemento importantísimo para explicar los problemas de Vista) y finalmente y quizás lo más importante: tenemos Windows Vista para comparar.

Las comparaciones entre Windows XP y Windows Vista enseguida fueron inevitables y en muchos casos desfavorables. Las exigencias hardware, los problemas con los controladores, la gestión "molesta" de la seguridad (para un sistema, el Vista, mucho más seguro que XP) hicieron añorar a algunos el sistema operativo anterior. Pero en el caso de Windows 7 Microsoft ha podido aprender y los probadores han comprobado cómo se han solucionado los problemas que tuvo el Windows anterior.

  • Share This