Web Analytics
Conecta con nosotros
Canon EOS M, la EOS más pequeña 27 Canon EOS M, la EOS más pequeña 29

Análisis

Canon EOS M, la EOS más pequeña

Publicado el

Canon EOS M, la EOS más pequeña 31

Con la EOS M Canon ha entrado de lleno en la batalla de las cámaras compactas avanzadas incorporando a su familia EOS una pequeña «mirrorless» con objetivos intercambiables y posibilidad de montar mediante adaptador toda la gama de objetivos compatibles con el sistema EOS (más de 60 modelos de Canon). Se desconoce por ahora si este adaptador permitirá utilizar la gran cantidad de objetivos compatibles de varias marcas.

Ficha técnica

Canon EOS M, la EOS más pequeña 33

Hemos tenido la ocasión de asistir en Madrid a la presentación de las pequeñas EOS M y de probarlas durante unos minutos. Lo primero que hay que advertir es que se trata de modelos de pre-producción y por esta razón no se permitió que se tomaran imágenes con las cámaras para su posterior publicación, pero sí pudimos sacar conclusiones de manejo y posibilidades de la gama de objetivos disponible, así como la eficacia del adaptador.

La EOS M aparece en un mercado en el que varios fabricantes llevan ya mucho tiempo presentando propuestas intermedias entre las cámaras compactas más potentes y las reflex digitales. Tanto Sony con la serie NEX, como Panasonic (la pionera) con su Lumix DMC incluso Samsung con su modelo NX son lo que va a encontrar la EOS M en el mercado. En este enlace la comparación de tamaño con alguna de sus competidoras.

Las credenciales de Canon para enfrentar a la competencia son el sensor micro cuatro tercios más grande que el de muchos de sus competidores (22,3 x 14,9 mm), su procesador Digic 5 y su indudable experiencia en la fabricación de objetivos. El precio, como es habitual, no será uno de sus fuertes. Sí lo será su gama de colores ya que puede adquirirse en negro, blanco, plata o rojo.

Canon EOS M, la EOS más pequeña 34

El kit con el objetivo 18-55 costará unos 850 dólares mientras que el kit con el objetivo «pancake» de 22 milímetros se quedará en unos 800 mientras que el adaptador para objetivos de la gama EOS reflex costará alrededor de 180 euros. También se ofrecerá un kit con ambos objetivos básicos y otro con el 22 milímetros y el adaptador EF.

Lo primero que llama la atención de la EOS M es su diseño ergonómico y sencillo. A pesar de lo compacta que es no se ha renunciado a detalles como la suave curvatura del espacio destinado al botón de disparo o a la forma de la cruceta de control. Todo se ha simplificado y reducido al mínimo, incluso el dial para escoger los modos de exposición reducido a tres posiciones.

El resto de acciones se realizan sobre la generosa pantalla táctil de 3 pulgadas. Se trata de una pantalla no articulada pero de muy buena calidad con menús realmente fáciles y accesibles sin restar posibilidades creativas para los aficionados con más conocimientos, pero sin renunciar tampoco a ofrecer por ejemplo funciones para el público menos entendido como los modos de escena automática inteligente.

Canon EOS M, la EOS más pequeña 35

Para simplificar el diseño incluso se ha renunciado en la cámara a incorporar un flash. En cualquier caso encontraremos una zapata compatible con cualquier flash para la gama EOS y se proporciona sin coste un flash Speedlite  90 EX.

Con el objetivo desmontado es posible observar el generoso sensor cuatro tercios y la nueva montura para lentes llamada EF-M. Canon quiere dejar claro que las lentes diseñadas para la nueva y pequeña EOS seguirán la tradición de calidad de los objetivos EF de sus hermanas mayores.

En acción la EOS M es realmente eficaz. Nos ha llamado la atención la incorporación de un sistema de enfoque híbrido bastante rápido. Además en las tomas de vídeo podemos beneficiarnos de un sistema de enfoque continuo.

A falta de realizar pruebas más en profundidad, la EOS M nos ha parecido muy manejable y fácil de usar. Puede ser una cámara muy versátil gracias a su adaptador para objetivos EF y podría llegar a ser una herramienta útil incluso para fotógrafos profesionales que utilicen como «armamento» la gama EOS.

Pero creemos que el objetivo de Canon va a ser principalmente el aficionado que busque «algo más» que una compacta, y en este sentido la sencillez de uso y por otro lado la calidad de imagen que puede proporcionar la combinación del sensor, del procesador Digic y de las ópticas de Canon puede ser un factor muy importante.

Lo más leído