Web Analytics
Conecta con nosotros

Guías

Qué cámara comprar para iniciarte en la fotografía

Publicado el

Fotografía es mucho más que tener una cámara con muchos megapíxeles, zoom o aperturas. Desde sus inicios, el sueño por congelar instantes gracias al dominio de la luz ha supuesto un reto mayúsculo que ha permitido combinar arte y tecnología en un perfecto equilibrio.

A día de hoy, casi todos tenemos una excelente cámara integrada en nuestro smartphone y, obviamente, las ventas de dispositivos dedicados se ha visto seriamente afectada. Sin embargo, todavía son muchos los que quieren acercarse a la fotografía “de verdad” y no saben muy bien cómo empezar. A ellos va dedicado este artículo.

Mi primera pregunta para aquel que decide comprar una cámara es qué pretende hacer con ella. No es lo mismo el que busca una cámara para viajes o vacaciones (en este artículo hicimos un buen repaso de compactas avanzadas) que aquel que quiere adentrarse en el modo manual y sacar su lado artístico, sin limitarse al “apuntar, disparar y subir a las redes sociales”.

Como ocurre con cualquier otra compra, el mayor temor de cualquier usuario es gastar cientos de euros en algo que no va a ser capaz de aprovechar, ya sea por falta de conocimientos o por lo más habitual, el aburrimiento y la pereza. Igual de problemático es el otro extremo, invertir en un dispositivo que no nos permita avanzar en la afición y se nos quede corto demasiado pronto no es una buena idea.

Para ayudaros a tomar la mejor decisión vamos a dividir el artículo en dos partes: una serie de preguntas y respuestas que os permitan reflexionar sobre lo que necesitáis y una selección de nuestras réflex favoritas para empezar.

Dime qué foto vas a hacer y te diré qué cámara necesitas

Aunque la respuesta habitual siempre será “un poco de todo” conviene reflexionar un poco más antes de decidir. Si nunca hemos tenido una cámara de verdad es probable que nos cansemos muy pronto de llevar un cuerpo pesado y decenas de accesorios en la mochila, así que puede ser una buena idea optar por una sin espejo de tamaño más compacto.

Más allá de dimensiones y peso, sí considero fundamental optar por una cámara réflex (o una sin espejo con un visor de calidad), un sensor APS-C (o superior, si os lo podéis permitir) y diales o botones para control manual (y no dentro de un engorroso menú).

No te limites a ver varias webs y elegir una cámara tenerla entre las manos. Mi recomendación es acercarse a alguna tienda especializada o un centro comercial y probarla hasta estar seguros de que nos sentimos cómodos con ella para evitar sorpresas inesperadas.

Te sobra con el objetivo del kit (de momento)

Es posible que hayáis leído en muchos foros especializados que los kits no merecen la pena y que el objetivo “incluido” rara vez permite sacar el máximo partido de la cámara. Desde mi punto de vista, esto es una verdad a medias. El usuario principiante necesita hacer muchas fotos (seguramente miles) antes de alcanzar las teóricas limitaciones de ese objetivo que muchos desprecian.

Aunque el zoom que suelen incluir estos kits no es de gran calidad (especialmente en términos de luminosidad) ni puede competir con un fijo, es un buen compañero para empezar. Cuando lleves cientos de fotos con el kit analiza qué focal o focales sueles utilizar más y compra el mejor fijo que te puedas permitir. No tengas prisa por ampliar tu colección de objetivos hasta que no tengas claro que vas a ser capaz de aprovecharlos.

¿Qué cámara elegir? Céntrate en las réflex y las sin espejo

En la ingente oferta disponible podéis entrar cámaras de todo tipo pero, desde mi punto de vista, si queréis tomaros en serio la afición merece la pena optar por una cámara «de verdad». Hay compactas fantásticas para viajar capaces de sacar los colores a cualquier móvil y bridges que pueden tener sentido para determinado perfil de usuarios pero, con los precios actuales, hay pocas excusas para no acertar.

Respecto al debate entre las réflex y las sin espejo, la principal diferencia para alguien que empieza es el tamaño y el visor. Al tener menos partes móviles y no necesitar refractar la luz, las mirroless tienen tamaños más compactos, algo más de autonomía y se comportan mejor en ráfaga. Por contra, sustituyen el visor óptico clásico por uno electrónico. Es cuestión de gustos pero nunca, en ningún caso, compres una cámara sin visor si te vas a tomar en serio la fotografía.

No te vuelvas loco con las especificaciones

A todos los encantan las tablas de características, las comparativas y la sesudas reviews que se pueden encontrar por Internet, donde enfrentan cada cámara a decenas de pruebas para ayudarte a elegir la mejor.

Obviamente, hay cámaras mejores que otras pero, para un novato, las diferencias son nimias. Más allá de megapíxeles, IA, autofocus o video 4K compra una cámara que te guste y con la que te sientas cómodo: la tecnología ayuda, pero nunca sustituye al fotógrafo.

No descartes el mercado de segunda mano

Como ya hemos comentado en este artículo, un porcentaje de los que se inician en fotografía se aburren en poco tiempo e intentan recuperar algo de su inversión vendiendo en el mercado de segunda mano. Los foros especializados, por encima de mercados generalistas como Wallapop o eBay, son mi opción recomendada.

No caigáis en el error de comprar una cámara muy avanzada por encontrarla a buen precio, la idea es adquirir uno de los modelos para principiantes que os recomendamos (o similar) a un coste inferior. Cuando lleves unos cuantos años en el hobby comprenderás que, en muchas ocasiones, el cuerpo no es lo más caro del equipo fotográfico.

Estos son los accesorios que necesitas para empezar

Además de la cámara y el objetivo, merece la pena invertir algo de dinero en una bolsa o mochila cómoda que te permita proteger y llevar el equipo donde quieras. No olvides una segunda batería (las autonomías han mejorado, pero no tanto) y un par de tarjetas de memoria. Es mucho mejor llevar dos tarjetas de 32 o 64 Gbytes que una de 128.

Por otro lado y aunque no se puedan considerar accesorios, merece la pena invertir en algo de formación. Internet está repleta de recursos gratuitos, pero no es mala idea inscribirse en algún curso básico (y con componente práctico) con el que aprender lo básico de la mano de alguien con experiencia. Amortizar el gasto rápidamente mejorando tu nivel fotográfico.

Nuestra selección de cámaras para principiantes

A continuación, nuestra lista de modelos recomendados. Por favor, tened en cuenta que está actualizada a la fecha de publicación del artículo y que puede haber variación de precios. Obviamente no están todas las que son, pero sí todas las que están son opciones muy adecuadas para empezar con la fotografía.

Nikon D3500

La sucesora de un modelo mítico de la casa nipona y un clásico para principiantes. Compacta, ligera y con prestaciones más que suficientes hasta dar el siguiente salto a un precio fantástico. Si podéis gastar algo más, la D5600 es un salto de calidad importante.

  • Más ligera y liviana que la D3400
  • Notable sistema de enfoque AF de 11 puntos
  • Autonomía de más de 1.500 disparos
  • Conectividad con smartphone
  • Práctico modo guía para los que odian los manuales de instrucciones
  • Precio 399 euros

Sony A68

Las SLT están a medio camino entre las SLR tradicionales y las sin espejo, y han permitido a Sony competir de tú a tú con Nikon y Canon desde hace unos años. Este es un modelo de entrada perfecto para empezar. Si queréis algo más compacto, la serie A6000 en adelante es la mejor opción.

  • Fantástico sistema de enfoque y estabilización
  • Botones personalizable
  • Controles dedicados para apertura y obturación
  • LCD basculante
  • Excelente ergonomía
  • Precio 519 euros

Canon 2000D

Uno de los mejores modelos para empezar de Canon y superior a la 4000D que podéis ver en muchas ofertas. Intuitiva, fácil de usar y con un precio fantástico. Si el presupuesto os lo permite, la EOS 800D es también muy interesante.

  • Ligera y ergonómica
  • Excelente calidad / precio
  • Notable autonomía
  • Conectividad WiFi y NFC
  • Precio 359 euros

Fujifilm X-T100

Un modelo básico, con un diseño retro espectacular y pensada para disfrutar del control manual. Merece la pena destacar la calidad de su pantalla y un tamaño y peso que invitan a llevarla siempre encima. El modelo superior, la X-T20, la mejora en todo pero cuesta unos 300 euros más.

  • Precioso diseño
  • Objetivo competente
  • Controles manuales físicos
  • Muy buena opción para fotografía callejera
  • Precio 529 euros

Olympus E-M10 Mark-II

La tercera versión ya está en el mercado, pero esta sigue siendo una opción fantástica para adentrarse en las cámaras sin espejo. De nuevo, un diseño retro que convence, enfoque mejorado y versatilidad para adaptarse a cualquier tipo de escenario. La mejoras de la Mark-III no merecen la pena a no ser que la encontréis a muy buen precio.

  • Compacta y ligera
  • Notable visor electrónico
  • Estabilizador electrónico de cinco ejes
  • Excelente relación calidad / precio
  • Precio 548 euros

Panasonic Lumix G7

Si además de buenas fotos te interesa el vídeo, esta veterana de Panasonic debería estar en tu lista de opciones. Excelente ergonomía y muy buen comportamiento con baja luz para una cámara todoterreno.

  • Precio ajustado
  • Excelente en vídeo
  • Notable calidad de construcción
  • Hereda muchas cualidades de la fantástica GH4
  • Precio 517 euros

Más información | 12 cámaras excelentes para acertar

Más información | Comprar una compacta que haga mejores fotos que tu smartphone

Top 5 Cupones

Lo más leído