Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Microsoft Surface 2

Publicado el

microsoft_surface_2La segunda versión del tablet-PC de Microsoft llega con aires poco renovados. Con ligeras diferencias frente a la primera edición, Microsoft Surface 2 llega con prácticamente las mismas limitaciones de sistema operativo, un diseño intacto y algunas mejoras palpables a primera vista como la pantalla o más escondidas, como el procesador.

Ficha técnica

Microsoft, acostumbrada a ser el gran líder en el mundo del software, se integró en el hardware de lleno -antes ya había hecho pinitos con periféricos- para crear escuela. Precisamente, Microsoft Surface 2 es la segunda edición de un equipo que corre sobre plataforma ARM y que quiere, pero no termina de poder, sentar las bases de un nuevo modelo de tablet.

Si comenzamos por el exterior vemos que el packaging vuelve a ser un aspecto muy cuidado por Microsoft. Como el Suface RT, esta nueva versión conserva una caja elegante donde nos encontramos con el teclado adherible al tablet-PC, el cable cargador y la documentación del equipo. Nada más y nada menos. En definitiva, todo lo necesario.

Al mirar más detenidamente el Microsoft Surface 2 podemos ver pocas diferencias con el anterior. Con el primer toque volvemos a tener la sensación de que es un producto con materiales de calidad. Fabricado con VaporMg, el dispositivo tiene un diseño que nos recuerda al iPad con un par de diferencias clave; el botón de inicio de Windows y una lengueta en la parte trasera que permite soportar el tablet-PC sobre una mesa o incluso, las piernas.

Sus 676 gramos y 8,9 milímetros de grosor hacen que sea un equipo fácil de transportar a cualquier lugar para utilizar como ordenador de ocio. Poder tener todo sincronizado con nuestro ordenador también es una ventaja añadida si utilizamos Windows 8 en el resto de plataformas.

SURFACE_2-12La pantalla de 10,6 pulgadas es uno de los parámetros donde merece la pena pararse. Según encendemos el dispositivo nos damos cuenta que la mejora en resolución es palpable. El Full HD 1920 x 1080 píxeles convierte la pantalla multitáctil en un buen lugar para reproducir películas o videojuegos y disfrutar al máximo. Además, cuenta con sensor de luz que se adapta a las necesidades exteriores, giróscopio, acelerómetro y magnetómetro. En resumen, una pantalla que mejora hasta sobresalir.

El procesador mejorado también ayuda a que la experiencia sea aún mejor. Con un SoC Tegra 4 de NVIDIA a 1,7 GHz y 2 GB de RAM, Microsoft Surface 2 cuenta con la fluidez necesaria para que el trabajo sea rápido y cómodo. En ningún momento hemos tenido problemas de rendimiento. Eso sí, el espacio de almacenamiento se puede quedar un poco corto si tenemos en cuenta que el tablet-PC solo está disponible en 32GB y 64GB.SURFACE_2-02Si hablamos de conectividad, Microsoft Surface 2 está bien provisto. El equipo cuenta con Wi-Fi, USB 3.0, BlueTooth 4.0, MicroSDXC y GPS. Todo un abanico de opciones que no suman demasiado puntos si vemos el resto de tabletas del mercado. Además, al dispositivo le vuelve a faltar la conexión 3G que ya no tenía el primer Surface. Aún así, contar con una entrada USB de alta velocidad es un extra que agradecer porque nos puede salvar en un momento dado.

La autonomía es otro de sus fuertes. Con 10 horas de uso, la batería responde perfectamente a los envites de un uso normal y se extiende hasta ese período sin prolbmea. Algo similar a lo que nos ofrece el nuevo iPad Air pero en una pantalla un tanto más grande.

Otro de los puntos a destacar son sus dos cámaras. Aunque las resoluciones no son espectaculares, es verdad que gracias a la potente pantalla la visualización es más que óptima. Con una trasera de 5 megapíxeles y una frontal de 3,5 megapíxeles, Microsoft Surface 2 ha cuidado este aspecto para que las videoconferencias e incluso, imágenes tomadas tengan una nitidez especial.SURFACE_2-06

Windows 8.1 RT, quiere y no puede

Uno de los puntos negativos y, quizás el único, es el sistema operativo. Aunque Windows 8 como concepto nos gusta, lo cierto es que Windows 8.1 RT tiene demasiadas limitaciones. Aunque Microsoft ha quitado la denominación RT de este dispositivo para intentar solventar el problema de imagen, lo cierto es que el sistema le hace un flaco favor al equipo. Nada de aplicaciones nativas y un escritorio con un uso mucho más estricto son algunas de las cuestiones que no nos han terminado de gustar.

Pese a tener una tienda de 80.000 aplicaciones, lo cierto es que los desarrolladores no están apostando por Windows 8.1 RT y nos encontramos con que es imposible descargarse cuestiones tan normales como Google Chrome, Firefox o la app oficial de Facebook. Evidentemente, el fallo es de Google, Mozilla o Facebook en cada uno de sus casos, pero el problema final lo tienen los usuarios de Microsoft.

Así, pese a los intentos de Microsoft de que los fabricantes adopten el sistema operativo basado en plataforma ARM, lo cierto es que pocos les han seguido los pasos. Al final, Windows 8.1 RT se ha quedado en un «quiero y no puedo» ser Windows 8 que aporta muchas más ventajas que este hermano pequeño que no termina de crecer.

No obstante, no todo es malo. La versión Windows 8 RT que funciona bajo el Microsoft Surface 2 cuenta con Office 2013 especialmente configurado para este sistema operativo. Una gran ventajas si somos usuarios del pack de ofimática y que funciona muy fluido dentro del equipo en cuestión. De esta manera, nos podemos ahorrar el pago de la licencia que sumaría desde 109 euros más.

¿Funda o teclado?

microsoft_surface_2_fundasSe puede decir que hemos recibido con agrado el extra del teclado-funda de Microsoft Surface 2. Como en la anterior versión, el tablet-PC cuenta con un teclado táctil/ funda que facilita la vida a los que quieren utilizar el equipo como ordenador y escribir además de transportarlo sin sufrir incidencias en la pantalla.

La funda/teclado se engancha al conector magnético de seis contactos de la parte inferior del Microsoft Surface 2. La conexión es lo bastante robusta para que el Surface cuelgue de la tapa si la tenemos sujeta.

SURFACE_2-05

Al utilizar el teclado la experiencia es bastante buena. Después de unos minutos de adaptación, el uso es similar al de un teclado real. Eso sí, si queremos que el teclado funcione con eficacia tendremos que ponerlo sobre una superficie fija -nada de piernas-. De otras manera, será fácil que el hardware detecte varias pulsaciones cuando solo hacemos una o nos borre más caracteres de los que queremos.

Con variedad de colores que propone la casa, es fácil encontrar una teclado casi personalizado para hacer nuestro equipo más nuestro. Además, el teclado sirve a su vez como funda que protege la pantalla de posibles golpes y arañazos en su transporte.

Conclusiones

Microsoft Surface 2 es un tablet-PC que puede suplir prácticamente sin problema las funciones de un ordenador en un uso normal. Su pantalla y portabilidad lo hacen un dispositivo apto para llevar de viaje y disfrutar de una experiencia de ocio más que digna. Además, Office 2013 le añade un plus para poder trabajar sobre documentos profesionales. También, cuenta con unos acabados de calidad que hacen que el equipo esté en la barrera del consumo y profesional.

Sin embargo, las limitaciones de Windows 8.1 RT no le benefician. Todo los puntos buenos que puede tener en especificaciones, se caen con el uso de la versión RT que francamente no nos ha terminado de convencer. Así, Microsoft debería plantearse si realmente merece la pena seguir apostando por este software que de momento, no parece tener demasiados seguidores pero si muchas limitaciones en cuanto a uso de aplicaciones.

Os dejamos con una galería de imágenes del Microsoft Surface 2:

 

Lo más leído