Web Analytics
Conecta con nosotros

Guías

Guía: Tarjetas gráficas para portátil y resolución de pantalla, te ayudamos a elegir

Publicado el

Las tarjetas gráficas para portátil se han diferenciado hasta la llegada de la serie GeForce GTX 10 de NVIDIA por ofrecer unas especificaciones inferiores a sus equivalentes de sobremesa, al menos por nomenclatura, una situación que complicaba en gran medida la elección de un equipo ya que no podíamos dejarnos llevar por el nombre.

Esto quiere decir que por ejemplo una GTX 970M no rinde igual que una GTX 970 y lo mismo aplica a todas las tarjetas gráficas de la serie GeForce 900 y anteriores, incluida la GTX 980 que adaptó NVIDIA a ordenadores portátiles sin reducir el conteo de shaders.

Dicha solución mantiene las especificaciones básicas del núcleo gráfico GM204 al completo, pero presenta unas frecuencias de trabajo inferiores por cuestiones de temperatura y acaba rindiendo menos que su equivalente para sobremesa.

Con la llegada de las tarjetas gráficas para portátil GeForce GTX 10 la situación ha mejorado considerablemente, ya que NVIDIA ha mantenido en casi todos sus modelos las mismas especificaciones básicas que podemos encontrar en las versiones de escritorio y en algunos casos no sólo no las ha reducido sino que las ha mejorado ligeramente, ya sea a través de un pequeño aumento de shaders o de velocidad de trabajo.

En este artículo vamos a hacer un recorrido completo por las tarjetas gráficas para portátil de última generación que ofrece NVIDIA actualmente y que se utilizan tanto en portátiles para gaming como en equipos multimedia con prestaciones más modestas. Con ello queremos ayudaros a tener claro qué tarjeta gráfica necesitáis para mover adecuadamente juegos actuales con resoluciones de pantalla concretas.

Tened en cuenta que nos centramos en NVIDIA porque AMD tiene una presencia muy limitada en el mercado de soluciones gráficas para ordenadores portátiles, pero hablaremos de las alternativas que existan en cada categoría aunque no se hayan utilizado en equipos comercializados en España para que tengáis una visión más completa.

Como siempre esperamos que os guste y sobre todo que os sea útil. Si tenéis dudas sobre las tarjetas gráficas para portátil de las generaciones anteriores os remitimos a este artículo, donde encontraréis información sobre las GTX 900M de NVIDIA.

Resoluciones 1080p

En este rango ubicamos las tarjetas gráficas para portátil que ofrecen una experiencia aceptable en juegos con resoluciones de 1.920 x 1.080 píxeles, manteniendo al menos los ajustes gráficos en calidad media y logrando 30 FPS o más.

  • Nivel mínimo – GeForce MX 150: es una tarjeta gráfica que engaña, ya que resulta más potente de lo que parece por su nombre y especificaciones. Suma 384 shaders y tiene 2 GB de memoria GDDR5, suficiente para mover FIFA 18 en 1080p y calidad muy alta con total fluidez, aunque en juegos más exigentes como Prey es recomendable utilizar los ajustes gráficos en calidad media.
  • Nivel medio – GeForce GTX 1050: supone un salto importante frente a la solución anterior ya que suma 640 shaders y tiene 4 GB de GDDR5. Es suficiente para jugar con garantías a cualquier cosa manteniendo resoluciones 1080p y los ajustes gráficos en alto o muy alto, según las exigencias del juego. En Prey por ejemplo permite configurar la calidad gráfica al máximo sin problemas, pero otros más exigentes como Playerunknown’s Battlegrounds sólo funcionarán bien en calidad media. El equivalente más cercano de AMD sería la Radeon RX 560.
  • Nivel alto – GeForce GTX 1060: hay dos versiones, una con 3 GB de GDDR5 y 1.152 shaders y otra con 6 GB de GDDR5 y 1.280 shaders. Ambas permiten disfrutar de casi cualquier juego en calidad máxima con resolución 1080p y una buena fluidez. Con ellas es posible mover Prey en calidad ultra y superar los 100 fotogramas por segundo, y también podemos mover Playerunknown’s Battlegrounds en calidad ultra y situarnos por encima de los 50 FPS. Su equivalente más cercano son las RX 580 de AMD.

Resoluciones 1440p

En esta franja subimos la resolución a 2.560 x 1.440 píxeles, lo que también se conoce como resolución QHD o 2K. Mantenemos la diferenciación anterior de tarjetas gráficas para portátil en tres gamas para que tengáis una visión más completa.

  • Nivel mínimo – GeForce GTX 1050 TI: es una tarjeta gráfica de gama media que suma 768 shaders y 4 GB de GDDR5. Podemos disfrutar de una experiencia aceptable en 1440p si reducimos el nivel de calidad gráfica en los títulos más exigentes (por lo general a niveles medios-bajos).
  • Nivel medio – GeForce GTX 1060: ya hemos hablado de ellas en el apartado anterior. Son capaces de ofrecer una experiencia óptima en resoluciones 1440p gracias a su alto conteo de shaders, aunque el modelo de 6 GB se desenvuelve mejor y marca una diferencia clara en muchos juegos. Por lo general podremos disfrutar de una experiencia totalmente fluida siempre que utilicemos los ajustes gráficos en calidad alta o muy alta, según las exigencias de cada juego. En Prey por ejemplo es posible obtener medias cercanas a los 60 FPS con calidad máxima, pero en Playerunknown’s Battlegrounds tendremos que reducir la calidad a un nivel medio-alto.
  • Nivel alto – GeForce GTX 1070: suma 2.048 shaders (más que los 1.920 shaders de la versión de escritorio) y tiene 8 GB de GDDR5. Ofrece una experiencia totalmente óptima en resoluciones 1440p y permite mover prácticamente todo en calidad máxima con una buena fluidez.

Resoluciones 2160p

Es “la última frontera” y una resolución muy exigente ya que hablamos de 3.840 x 2.160 píxeles, también conocida como UHD o 4K.

En este nivel de tarjetas gráficas para portátil mantenemos las tres recomendaciones agrupadas en diferentes niveles.

  • Nivel bajo – GeForce GTX 1060: repiten aunque esta vez como opción mínima. En aquellos juegos que no sean muy exigentes pueden ofrecer una experiencia fluida incluso con calidades muy altas. Por ejemplo en Prey con calidad máxima es posible rondar los 30 FPS de media, pero en Playerunknown’s Battlegrounds sólo lograríamos más de 30 FPS con todo en medio-bajo.
  • Nivel medio – GeForce GTX 1070: es una solución gráfica muy potente y gracias a ello también sirve como motor de un portátil gaming con resolución 4K. Por lo general podemos esperar una buena experiencia utilizando calidades altas o muy altas (no máximas) en juegos exigentes. Por ejemplo en Prey con calidad máxima rondaremos medias de 50 FPS, mientras que en Playerunknown’s Battlegrounds deberemos configurar los ajustes en medio-alto para que la experiencia sea buena.
  • Nivel alto – GeForce GTX 1080: es lo más potente que ofrece NVIDIA ahora mismo en portátiles. Suma 2.560 shaders y 8 GB de GDDR5X. Sube el listón frente a la GTX 1070 y puede mover prácticamente cualquier juego actual en calidades muy altas y incluso máximas, según las exigencias de cada uno. En Prey por ejemplo consigue mantener 60 FPS fijos en 4K y calidad máxima, mientras que en Playerunknown’s Battlegrounds lo ideal es optar por poner los ajustes en calidad alta.

Notas finales

Tened en cuenta que a la hora de mover un juego la CPU tiene un impacto claro en el rendimiento y las tarjetas gráficas para portátil no son una excepción, ya que al igual que ocurre con las de escritorio se ven afectadas por la potencia del procesador.

Actualmente lo ideal es utilizar como mínimo un procesador Core i5 6300HQ o superior, es decir una CPU con cuatro núcleos reales y un alto IPC.

Por otro lado os recordamos que existen las variantes Max-Q de las GTX 1060, GTX 1070 y GTX 1080. Las tres son tarjetas gráficas para portátil que priorizan el consumo sobre el rendimiento, lo que significa que trabajan a unas velocidades reducidas y que por tanto ofrecen una pérdida importante de rendimiento.

Enlaces de interés: Guías MC.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído