Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

Tres cosas que debes hacer si has comprado un router nuevo

Publicado el

Has comprado un router nuevo, llegas a casa estás deseando empezar a utilizarlo. Te entendemos, pero antes de que te pongas a disfrutar de verdad de tu nueva adquisición es recomendable que lleves a cabo una serie de ajustes para asegurarte de que todo está bien y para proteger su nuevo router.

No son ajustes complicados y tampoco te llevarán mucho tiempo, pero pueden marcar una diferencia importante, así que deberías realizarlos nada más conectar tu router.

1-Cambia las contraseñas por defecto

Es algo fundamental. Los routers suelen venir con una contraseña por defecto tanto para la conexión inalámbrica como para el acceso al panel de control y de gestión del dispositivo, que normalmente realizamos introduciendo “192.168.1.1” en un navegador web.

Pues bien, esas contraseñas son genéricas y en la mayoría de los casos se encuentran disponibles en listados que son utilizados en ataques de fuerza bruta. Muchas pueden estar agrupadas en archivos de libre acceso a través de Internet, lo que significa que sólo con conocer el modelo exacto del router sería posible asociar una contraseña y acceder al mismo.

Con esto en mente es fácil entender por qué os recomendamos encarecidamente que nada más completar la instalación del router hagáis un cambio de contraseñas. Recordad que es recomendable utilizar frases largas con mayúsculas y minúsculas, números y caracteres especiales.

2-Busca actualizaciones de firmware

Cuando compramos un router es muy probable que venga con un firmware desactualizado. Esto representa “el corazón” del dispositivo, ya que de él depende en gran parte su rendimiento, las funciones que ofrece y la seguridad.

Si dejamos un router sin actualizar puede que nos quedemos estancados en un firmware antiguo e inseguro, con todo el peligro que ello representa para el router y para nuestro equipo. También nos estaremos perdiendo mejoras de rendimiento y nuevas funciones.

Ir a la página del fabricante a buscar actualizaciones debería ser nuestro segundo paso tras cambiar las contraseñas por defecto.

3.-Prueba de velocidad de conexión

Nos permitirá asegurarnos de que todo va bien y de que no tenemos (en teoría) ningún problema, y que el rendimiento está al nivel que debería.

Es un paso muy sencillo, ya que podemos recurrir a SpeedTest, una prueba sobre navegador que nos permite comprobar de forma rápida y simple la velocidad de conexión a Internet, tanto de subida como de bajada, y la latencia.

Tened en cuenta que si vemos algún dato anormal es posible que no se deba únicamente al router, también puede ser culpa de nuestro proveedor a Internet. Es importante asegurarnos de que está proporcionando un buen servicio antes de liarnos a “trastear” con el router.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Top 5 Cupones

Lo más leído