Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Elgato Stream Deck XL, analisis: controla todo tu mundo con un dedo

Publicado el

Tener el mundo en la palma de la mano, suena bien, ¿verdad? ¿Y si te dijera que puedes tener todo tu mundo controlado con un solo dedo? No es un sueño, es cosa de Elgato y su nuevo Stream Deck XL, un periférico muy interesante que hace que las tareas más complicadas se resuelvan al instante.

Como recordarán algunos de nuestros lectores hace algunos meses tuvimos la oportunidad de analizar el Stream Deck en su versión mini, una alternativa económica a esta variante XL que ofrece el mismo nivel de funciones y que se diferencia únicamente por la cantidad de botones programables.

Gracias a Corsair España he podido probar el modelo de 32 teclas, un auténtico gigante con el que Elgato ha pensado a lo grande y se ha centrado especialmente en aquellos usuarios que quieren tener, como dijimos, todo su mundo al alcance de su dedo.

Para ofreceros un análisis completo y bien fundamentado he probado el Stream Deck XL durante casi dos semanas, en las que lo he sometido a diferentes escenarios de uso y configuraciones. Esto me ha permitido valorar la experiencia de uso en general durante un periodo de tiempo prolongado, y me ha dado toda la base que necesitaba para compartir con vosotros este análisis. No os entretengo más, poneos cómodos, que empezamos.

Stream Deck XL: vistazo previo

La fórmula que ha utilizado Elgato es, como anticipamos, la misma que vimos en el Stream Deck mini. Tenemos un periférico que se conecta por USB al PC y que cuenta con varios botones a los que podemos asociar tareas y funciones concretas, aunque aquel contaba con solo seis botones, y éste trae la friolera de 32 teclas.

Esto quiere decir que con el Stream Deck XL podemos programar un total de 32 funciones y tares diferentes y asociarlas a esas teclas. Cuando pulsemos una de ellas estaremos ejecutando una aplicación, realizando una tarea concreta o llevando a cabo cualquier tipo de ajuste que hayamos configurado. Sus posibilidades son casi infinitas, ya que además cuenta con el apoyo de la comunidad y no deja de crecer gracias a las nuevas integraciones que permite su kit de desarrollo.

Haciendo una valoración en conjunto es fácil apreciar a simple vista el enorme potencial que ofrece el Stream Deck XL, pero antes de lanzarnos de lleno a contaros nuestra experiencia de uso vamos con un análisis externo del dispositivo.

Elgato ha mantenido el diseño clásico de la serie, lo que significa que el Stream Deck XL tiene un formato rectangular sobre el que se distribuyen, como dijimos, un total de 32 botones. La calidad de construcción es realmente buena y se deja notar tanto en la terminación de la carcasa como en el tacto de los botones. El frontal, donde están integrados los botones, viene acompañado de un soporte imantado que se ajusta fácilmente y que consigue un agarre perfecto en cualquier escritorio. Puedes pulsar las teclas con total tranquilidad, no se moverá lo más mínimo.

Para conectarlo al PC utilizamos un cable USB de tipo C en el lateral que va al Stream Deck XL y de tipo A en la sección que va al ordenador. Este detalle es importante, ya que significa que no necesitamos ningún tipo de adaptador concreto para utilizarlo sin problemas en nuestro equipo.

Cerramos este apartado con un vistazo a las especificaciones clave del Stream Deck XL:

  • Construcción en plástico duro y goma para un agarre perfecto.
  • Apoyo imantado fácil de montar y de desmontar.
  • Integra 32 teclas personalizables con una mini pantalla LCD de 72 x 72 píxeles cada una.
  • Cuenta con una integración plena en aplicaciones y plataformas muy conocidas, como Elgato Game Capture, OBS, Streamlabs, Twitch, YouTube, Twitter, Mixer, Spotify, Philips Hue, Vmix, VoiceMo, NVIDIA Share y muchas más.
  • Ofrece un alto grado de personalización que permite desde ejecutar aplicaciones hasta lanzar páginas web, cambiar medios, publicar en redes sociales y cambiar las cámaras y la iluminación.
  • Cuenta con información visual que nos permite saber en todo momento qué acción hemos realizado.
  • Es muy fácil de instalar y de configurar, gracias a un menú intuitivo que nos permite personalizar hasta el diseño de los iconos a través de un simple «arrastrar y soltar».
  • El Stream Deck SDK nos permite descargar y desarrollar nuevas integraciones.
  • Medidas y peso: 182 x 112 x 34 mm y 410 gramos (sin soporte).

Stream Deck XL: nuestra experiencia de uso

A simple vista el Stream Deck XL puede llegar a resultar abrumador. Es comprensible, ofrece una enorme cantidad de teclas y nos permite configurar tantas funciones y atajos que puede que no tengamos claro por dónde debemos empezar, pero por suerte resulta muy intuitivo y fácil de utilizar.

Nada más sacarlo de la caja debemos buscar un lugar donde colocarlo que nos permita utilizarlo con comodidad. Montamos la sujeción trasera y lo conectamos por USB a nuestro equipo. No tiene misterio, es muy fácil. Una vez que hemos completado este paso debemos ir a la web oficial de Elgato y descargar el software Stream Deck. Podéis acceder a el a través de este enlace.

En las dos imágenes podemos ver el antes y el después. Lleva tiempo, pero vale la pena.

El proceso de instalación está totalmente guiado, así que solo tenéis que seguir los pasos en pantalla. Una vez completado nos aparecerá un icono en el escritorio y también en el desplegable de iconos ocultos situado en la parte derecha de la barra de tareas.

Al abrirlo encontraremos una interfaz que nos permitirá personalizar todas y cada una de las 32 teclas que integra el Stream Deck XL, tanto a nivel de funciones como de iconos. Sí, podremos crear nuestros propios iconos y darle un toque de estilo que, como podéis ver en la imagen adjunta, hace que resulte verdaderamente único.

Tenemos tantas posibilidades y tantas opciones que podría escribir durante horas y no terminaría de contároslas todas. Como ya he dicho anteriormente lo más normal es utilizar los botones para crear atajos a funciones y tareas, concretas, como por ejemplo lanzar una aplicación determinada, abrir una web concreta o ejecutar un comando, pero esto es solo la punta del iceberg.

Podemos crear acciones y descargar aplicaciones de forma sencilla.

También podemos programar acciones y comandos que se ejecutarán en franjas predefinidas de forma automática, controlar funciones concretas asociadas a herramientas de streaming y creación de contenidos multimedia y descargar una gran variedad de aplicaciones que, como podemos ver en la imagen adjunta, elevan a niveles increíbles el potencial del Stream Deck XL.

Sé lo que estáis pensado. Todo esto está muy bien, ¿pero qué hay del rendimiento? Pues es excelente, los tiempos de respuesta son muy buenos y realmente se consigue un ahorro de tiempo importante cuando conseguimos una configuración bien ajustada a nuestro trabajo diario. En mi caso, por ejemplo, nada más encender el PC tengo al alance de mi dedo todo lo que necesito para empezar a trabajar en segundos.

En caso de que compartas tu PC con tu familia o con tu pareja no te preocupes, el Stream Deck XL te permite crear varios perfiles, así que todos podréis disfrutarlo sin ningún tipo de problema.

Notas finales

El Stream Deck XL es un accesorio único y lleno de posibilidades que consigue, además, dar un toque único a cualquier escritorio. Este modelo está pensado especialmente para profesionales dedicados tanto al streaming como a la creación de contenidos y al diseño, pero ofrece un valor tan grande que puede hacer maravillas en manos de cualquier persona, solo tenemos que dedicar un poco de tiempo a configurar sus botones.

Su funcionamiento es muy sencillo: piensa qué atajos y funciones quieres crear, diseña tus propios iconos y concéntralo en los 32 botones que integra. Podrás introducir los cambios que necesites en cualquier momento y crear varios perfiles que te permitirán alternar diferentes configuraciones en función del trabajo que quieras realizar.

Producto Recomendado MC

Personalmente creo que el valor que ofrece el Stream Deck XL se define a la perfección partiendo de aquella mítica frase de Arquímedes que decía: «dadme un punto de apoyo y moveré el mundo». Con el Stream Deck XL no necesitarás un punto de apoyo, solo tu dedo para mover y controlar todo tu mundo.

Una opción muy interesante y muy recomendable tanto para profesionales como para aquellos usuarios que tienen rutinas de trabajo marcadas y quieren automatizar tareas concretas que les permitan ahorrar tiempo y esfuerzo. Tiene un precio considerable (249 euros), pero ofrece un buen valor para lo que cuesta.

Valoración final
9,2 NOTA
NOS GUSTA
Diseño atractivo
Construcción cuidada y sólida
Ofrece un mundo de posibilidades
Es fácil de utilizar
Buen rendimiento
A MEJORAR
El precio es elevado
RESUMEN
El Stream Deck XL es un accesorio único y lleno de posibilidades que nos ayudará a simplificar y automatizar nuestras tareas diarias. Es tan fácil de utilizar y ofrece tantas opciones que incluso un usuario normal puede llegar a aprovecharlo de forma óptima. Muy interesante.
Diseño y acabados9.5
Instalación y configuración9.5
Software9
Rendimiento9.5
Calidad/Precio8.5

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído