Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Apple pone más obstáculos para sustituir la batería del iPhone

Publicado el
iPhone 11

Apple siempre se ha caracterizado por tener un fuerte control sobre sus propios productos. Esta política, lejos de suavizarse, ha ido endureciéndose con el paso del tiempo, hasta el extremo de que ahora nos encontramos con que los iPhone XR, XS y XS Max (como mínimo) solo podrán funcionar correctamente con baterías suministradas por Apple.

Según cuentan en iFixit, esta medida ha sido puesta en marcha tras activarse una política mediante software que Apple ya tenía implementada, pero ejecutada. Según las pruebas de laboratorio llevadas a cabo por este medio con iOS 12 e iOS 13 beta, cambiar una batería antigua por otra nueva, incluso si esta es genuina de Apple, hace que en los Ajustes se vea un mensaje indicando que no ha podido ser verificada, por lo que el sistema operativo no puede mostrar el estado en el que se encuentra.

Esto podría ser un fallo, pero no, se trata de una característica implementada por Apple. En caso de que la batería no sea autenticada por un Apple Genius o un Proveedor de Servicios Autorizado por Apple, el iPhone jamás mostrará el estado de la batería, informando como consecuencia de la existencia de un presunto problema.

Información que muestra iOS cuando la batería no ha podido se autenticada en un modelo de iPhone reciente

Esto limita mucho las posibilidades de los usuarios de reparar sus propios iPhones, ya que no solo no pueden poner una batería de terceros, sino que ni siquiera pueden utilizar la de otro iPhone o una genuina de Apple obtenida por otros medios. Obviamente el objetivo de la compañía es muy claro, y es la de obligar a sus usuario a tener que pasar por un servicio técnico oficial o autorizado y gastar dinero en la reparación.

Al parecer Apple utiliza una versión propia de un microcontrolador de Texas Instruments incluido en la batería que ofrece información sobre la capacidad, la temperatura y el tiempo de autonomía restante. Pero además de las posibilidades mencionadas, el gigante de Cupertino habría incluido una función de autenticación para emparejar la batería con el iPhone, haciendo que el componente mencionado tenga que suministrar una clave válida a la placa del smartphone.

Pese a todo, no todo está perdido, ya que el chip del microcontrolador puede ser extraído de una vieja batería y soldado en una nueva, pudiendo recuperar así las funciones del estado de la batería en el iPhone. Pero este procedimiento no es ni mucho menos sencillo, requiriendo de herramientas específicas y mucha habilidad.

A pesar de los inconvenientes presentes, parece que el uso de una batería no autenticada no trae ninguna consecuencia negativa más allá de la no disposición de información desde el sistema operativo, pero las personas que no sepan esto posiblemente empiecen a buscar respuestas en los lugares equivocados.

El asunto que nos ocupa no ha sido el primer hachazo en este sentido, ya que en iOS 10 se limitó el acceso a la información sobre estado de las baterías de terceros, si bien esta se podía consultar conectando el iPhone a un Mac y utilizar una aplicación como coconutBattery.

Apple quiere que solo ella misma o técnicos autorizados puedan reparar sus productos. Además de un posible gasto de dinero adicional, esto también puede terminar siendo un obstáculo para las personas que viven lejos de las ciudades al no disponer de soporte presencial.

Top 5 Cupones

Lo más leído