Web Analytics
Conecta con nosotros
ROM Android personalizada ROM Android personalizada

Guías

Cómo instalar una ROM Android personalizada y aprovechar sus ventajas

Publicado el

El uso de una ROM Android personalizada es uno de los mejores activos de la plataforma móvil de Google y, teniendo en cuenta la estrategia comercial de algunos fabricantes, a veces es la única opción para que tu smartphone no quede obsoleto por software y pueda extenderse la vida útil que el hardware sí permite.

Las ROM personalizadas son desarrollos realizados por terceros como una gran alternativa a la que instalan los fabricantes aprovechando las posibilidades de Android como sistema de código abierto. Ello permite a sus creadores partir de un código básico, modificarlo y/o añadir funciones y soporte para un determinado modelo de smartphone o tablet.

La tarea no es sencilla porque -salvo honrosas excepciones- los fabricantes no la facilitan. Bloquean los cargadores de arranque, montan interfaces distintas sobre la oficial de Android, apps personalizadas y usan componentes cuyo soporte es cerrado. Por otro lado, no todos los modelos tienen una ROM personalizada y su instalación no suele ser sencilla para un usuario de a pie, aunque varía mucho según el dispositivo, fabricante y el mismo desarrollo a instalar.

Repasamos conceptos básicos a tener en cuenta, la instalación, funcionamiento, ventajas e inconvenientes de estas ROM Android personalizadas.

Conceptos previos: root, bootloader y recovery

Android está basado en Linux. En Linux y en otros sistemas operativos tipo UNIX, el usuario root es equivalente al Administrador en Windows y tiene acceso a todo el sistema. De forma predetermina y como otros sistemas operativos móviles moderno el acceso root está bloqueado por defecto y limita la ejecución de aplicaciones a entornos controlados por motivos de seguridad.

La cuenta de usuario root existe siempre en Android; simplemente no hay una manera de acceder a él por defecto, como necesitan algunas aplicaciones cuando de verdad queremos profundizar en el sistema operativo. Esta es la acción que conocemos como «rooteo» y como su nombre indica es el mecanismo de obtener privilegios avanzados o permisos de superusuario. A menudo se compara con el jailbreak de un iPhone o iPad, aunque las dos funciones son bastante diferentes porque en Android se pueden ejecutar apps fuera de las oficiales (no todas) y en iOS no está permitido oficialmente.

Dejando a un lado los aspectos técnicos, este acceso en modo administrador permite hacer muchas cosas útiles no permitidos en un móvil bloqueado. Algunas tan simples como desinstalar apps por defecto y limitar el bloatware o eliminar completamente el sistema operativo del dispositivo. Hay varias maneras de rootear un terminal Android, pero, en general, implicará alguno de estos procesos:

  • Desbloqueo del cargador de arranque. Google y algunos fabricantes de dispositivos no soportan oficialmente el rooting, pero proporcionan una forma manera de obtener acceso de bajo nivel a algunos dispositivos, lo que posteriormente permite su rooteo. Por ejemplo, el cargador de arranque de los terminales Nexus y Pixel de marca propia Google, se pueden desbloquear fácilmente con un solo comando y después rootear su dispositivo flasheando un archivo .zip que contiene el binario. Herramientas como Nexus Root Toolkit automatizan un proceso que se realiza desde la pantalla de recuperación, accesible desde las opciones de desarrollo de los dispositivos Android.
  • Explotar una vulnerabilidad de seguridad. Algunos dispositivos están completamente bloqueados y los fabricantes no ofrecen una forma oficial de desbloquear sus cargadores de arranque y manipular su software. Estos dispositivos aún pueden ser rooteados, pero solo descubriendo una vulnerabilidad de seguridad en el dispositivo y explotándolo para instalar un binario en la partición del sistema.
  • ROM Android. Técnicamente, esta es una extensión de los métodos anteriores. La mayoría de ROMs alternativas ya viene pre-rooteadas y una vez desbloqueado el gestor de arranque se pueden instalar. Algunas de las más conocidas como CyanogenMod, incluyen un interruptor simple en su pantalla de configuración que le permite habilitar o deshabilitar el acceso a este modo administrador.

Por supuesto, conviene tener claro que su gran potencia puede plantear problemas de seguridad. Las aplicaciones pueden abusar de los privilegios de root que has otorgado y espiar otras aplicaciones, algo que normalmente no es posible. Google limita el uso de Android Pay en terminales rooteados por ese motivo. Tampoco está soportado por la garantía de los fabricantes, lo que tienes que tener en cuenta en caso de averías (se puede desrootear antes de enviarlo al fabricante).

Señalar que la gestión del root se realiza con herramientas como SuperSU y conviene manejarlo adecuadamente al otorgar los permisos a las apps porque tendrán acceso a todo el terminal. Conviene aclarar que el acceso al root no es imprescindible para instalar la mayoría de ROMs alternativas, pero sí para manejar algunas aplicaciones y tener acceso a todas sus funcionalidades.

Bootloader y Recovery

Otro concepto a manejar es el del bootloader (gestor de arranque), éste sí es de obligada gestión para rootear el terminal, instalar una ROM Android alternativa y otras funciones. Es un pequeño programa de software (no muy distinto en concepto al de un sistema operativos como Windows o macOS para PCs) que se ejecuta en el inicio del sistema, accede al kernel y comprueba el hardware base antes de arrancar el terminal.

Los gestores de arranque en Android son creados por los mismos fabricantes. Su desarrollo de código abierto lo permite y hay tantas versiones -casi- como modelos y marcas, cada uno de ellos gestionando su propio hardware entre la amplísima variedad existente.

El desbloqueo del gestor de arranque es obligatorio y un paso previo para instalar un sistema personalizado. En dispositivos de Google se puede realizar fácilmente con el conjunto de herramientas para desarrollo, SDK de Android, mientras que en terminales de terceros hay que usar gestores alternativos una vez accedido al entorno de recuperación o Recovery.

Te sonará TWRP porque es una de las mejores herramientas para ello. Es un desarrollo de código abierto que instala un entorno de recuperación mucho más potente que el estándar de Android, cuenta con soporte para centenares de dispositivos, descarga de la herramienta e instrucciones. Muchas ROMs personalizadas suelen incluirlo porque desde ellos son desde donde se instalan.

Instalación de una ROM Android personalizada

Es imposible precisar un modelo estándar que sirva para todos los dispositivos Android, pero conocer los conceptos anteriores es un paso muy necesario para que el proceso no termine en bricking, un término que refiere dispositivos irrecuperables, en la mayoría de ocasiones por un desbloqueo/rooteo incorrecto. El proceso, realizándolo correctamente es muy seguro, pero la responsabilidad de hacerlo corre por tu cuenta.

La oferta de ROM Android personalizada es muy amplia y portales como xda-developers son una auténtica fuente de sabiduría para los probadores compulsivos (como el que suscribe) y para cualquier tipo de usuario que quiera utilizarlas. El sitio es la mayor cocina ‘mundial’ de este tipo de desarrollos y además de ROMs, ofrece kernels, mods, instaladores, rooteadores, temas, iconos, herramientas, tutoriales, y en general, una amplísima cantidad de recursos con todo lo necesario para instalar las imágenes del sistema. Foros como el de HTCMania son de gran ayuda para los que solo se manejan en español.

En estos portales tienes todo lo necesario para realizar la instalación. Es cuestión de buscar si tu dispositivo está soportado, seleccionar la ROM de terceros que prefieras (los modelos más vendidos pueden tener decenas de ellas) y seguir las instrucciones.

Un ejemplo de algunos tutoriales que te hemos venido ofreciendo es el del tablet Amazon Fire 7. En todos los casos pasan básicamente por lo comentado:

  • Desbloqueo del gestor de arranque.
  • Acceso al entorno de recuperación.
  • Instalación de un programa como TWRP.
  • Descarga e instalación de la ROM.
  • El rooteo, como decíamos, es opcional en la mayoría de situaciones.

Qué puedo hacer con una ROM Android personalizada

Acceder a la última versión de Android es la razón más clara para que un usuario acuda a estos desarrollos. Con honrosas excepciones (o si adquieres terminales con programas específicos como Android Go o Android One) la mayoría de fabricantes tardan semanas, meses o años en actualizar sus dispositivos a las últimas versiones de Android después que las publica Google.

O simplemente no lo hacen nunca por motivos comerciales (vender terminales nuevos) en una muestra de «obsolescencia programada» en este caso por software. Google sí se encarga directamente de sus actualizaciones en cuanto están disponibles nuevas versiones de Android aunque incluso en este caso, si Google no lo hace con equipos viejos, una ROM Android personalizada puede ser la solución para darle nueva vida al terminal.

Algunas de las grandes ROM personalizadas ofrecen incluso una vez instaladas actualizaciones automáticas con un simple clic. Usar la última versión de Android es una gran ventaja aunque no la única y otras que podemos señalar son:

– Reemplazar las interfaces de los fabricantes. Todos los grandes fabricantes personalizan sus terminales con una interfaz de usuario a modo de capa superior sobre la oficial de Android que conocemos como stock. Algunas están bien conseguidas y trabajadas o tienen aplicaciones útiles para el usuario. Otras lo son menos y además, penalizan el rendimiento. Hay de todo. A algunos usuarios les gustan y no a otros Lo bueno es que las ROMs de terceros te ofrece la posibilidad, además de actualizar el sistema, de probar, mantener o quitar este tipo de interfaces.

– Eliminar Bloatware. Igual que pasa cuando compras un PC con Windows, la cantidad de aplicaciones basura que instala el fabricante es notable. Aplicaciones que ni has pedido ni seguramente necesitas y que te quita capacidad de almacenamiento, memoria y rendimiento, por no hablar de aquellas que invaden tu privacidad por ejemplo almacenando datos personales en las nubes de los fabricantes sin que tú lo hayas decidido expresamente. Hay otras formas para eliminar este bloatware pero la más efectiva es instalar una ROM personalizada.

– Características adicionales y mayor personalización. Otro de los puntos fuertes de las ROM Android es el añadido de nuevas características que no están disponibles o están tan escondidas que no son usables en el sistema de los fabricantes. También ofrecen ajustes adicionales para mejorar prácticamente todas las opciones de gestión del terminal, incluyendo el aumento de rendimiento o autonomía según necesidad. Temas, pieles, iconos, desbloqueo y un largo etc, se añaden en este capítulo.

– Privacidad. Cuestión aparte es la mejor gestión de permisos que suelen ofrecer estos desarrollos, aunque las últimas versiones Android han mejorado y mucho en este aspecto. Por último, citar las mayores posibilidades para decidir el uso o no de las apps de Google. En las versiones stock oficiales es cuasi imposible quitárselas de encima, mientras que algunas de los fabricantes se empeñan en que uses las suyas. Con una ROM personalizada decides tú.

Inconvenientes a tener en cuenta

Las ventajas superan por mucho a los pocos inconvenientes, pero éstos también existen. Los recordamos:

– Estos desarrollos no están cubiertos por la garantía de los fabricantes y pueden ponernos problemas en caso de avería. No es lo común, pero asegúrate que puedes volver a la ROM original por si acaso lo necesitas antes de devolver el terminal al servicio técnico.

– Algunas ROM están especializadas en optimizar el rendimiento, pero pueden agotar la batería de forma más rápida que la oficial. No son todas y otras apuestan precisamente por todo lo contrario, aumentar la autonomía.

– Los desarrolladores no tienen acceso a todos los controladores y no pueden soportar cada componente del terminal, lo que puede resultar en hardware que no funcione tan bien como debería. Estos bugs suelen estar citados en las notas de versión de cada ROM.

– La ROM personalizada no ha sido probada de la forma y con los recursos de los que dispone el fabricante por lo que puede sufrir errores no especificados, inestabilidades o reinicios. La nota positiva es la facilidad con la que podremos probar kernels y ROM hasta dar con la más adecuada para nuestro dispositivo.

– Son casos mínimos, pero cuidado con el bricking, No realizar un proceso correcto puede convertir tu smartphone en un ladrillo. Algunas veces se puede recuperar, pero otros no y no está cubierto por la garantía.

Resumiendo. Las ROM Android personalizadas son uno de los grandes activos de la plataforma de Google. Imprescindibles para mantener actualizado los dispositivos, para personalizarlos o para acceder a todas las funciones que fabricantes u operadoras limitan en la mayoría de los casos por motivos comerciales y no técnicos. Eso sí; conviene tener claro todo el proceso y realizarlo de manera correcta; gestionar bien la seguridad en caso de rooteos y saber que esta técnicas no están cubiertas por la garantía de los fabricantes. No te dé miedo; investiga que las ventajas superan por mucho a los inconvenientes.

4 comentarios
  • Sam Burgos

    Un proceso que precisamente suelo buscar en internet y que en la mayoría de casos el mismo sitio da pasos relativamente «sencillos» para colocar la ROM personalizada (para aquellos que logren entender la terminología y/o sean bastante técnicos).

    Lo que si, y quizás esto como experiencia personal, es que para este proceso si es de evitar los modelos Samsung, son bastante fáciles de instalarles las ROM pero creo que hay algo dentro de ellos que molesta a cada rato que dice que es un sistema operativo «pirata» (no recuerdo el mensaje exacto pero mas o menos por ahí se dirige)

    Conste que esto no lo digo (y ustedes igualmente) para que instalen las ROM personalizadas (o «piratear», aunque el término no es el correcto) y arruinen el teléfono; el proceso es bajo el riesgo de cada usuario y por lo mismo ya ustedes dieron las recomendaciones principales y generales (sería bueno que pusieran lo de «bajo su propio riesgo/responsabilidad» en negrita y subrayado)

  • L1ch

    Yo he visto el de «rom personalizada» o «sistema modificado», en mi moto G3 en el menú de arranque (no recuerdo cómo se llama) también aparece esa leyenda

  • Goo Ball

    Yo es que aún no soy tan rico como para permitirme joder un teléfono que aún funciona, y el siguiente lo compraré cuando éste deje de funcionar, así que estaré en las mismas. Si no funciona no puedo hacer pruebas y si funciona no compro otro nuevo hasta que deje de hacerlo…

  • gato gatowsky

    yo rootee mi note 4 para asi bloquear la maldita publicidad que muestran algunas aplicaciones y juegos, muy dificil no fue y lo recomendaria solo para aquellos no aceptan bloatware o publicidad intrusiva.

Top 5 Cupones

Lo más leído