Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

La seguridad en Smart TV está amenazada, advierte el FBI

Publicado el
seguridad en Smart TV

FBI emitió una alerta sobre la seguridad en Smart TV con motivo de la celebración de la campaña del Black Friday, donde a buen seguro se han vendido millones de unidades en oferta. La advertencia no es nada nueva, pero no está de más recordar la necesidad de asegurar el dispositivo estrella de nuestra sala de estar.

Las Smart TV han llegado para quedarse como convergencia tecnológica entre los televisores tradicionales y los ordenadores. Cuentan con acceso permanente a Internet (y a nuestra red local), son capaces de ofrecer todo tipo de servicios en línea y permiten la interacción del usuario por varios medios, incluyendo el uso de los asistentes digitales y su control por voz. Sí, son cada vez más «inteligentes», pero al tiempo, como cualquier dispositivo conectado, potencialmente vulnerables a todo tipo de ataques.

Allá por 2012 ya alertábamos sobre la necesidad de asegurarlos y siete años después las advertencias del FBI son las mismas: «Más allá del riesgo de que el fabricante de su televisor y los desarrolladores de aplicaciones puedan estar escuchándolo y mirándolo, ese televisor también puede ser una puerta de entrada para que piratas informáticos entren a su hogar. Es posible que un delincuente no pueda acceder a una computadora bloqueada, pero es posible que un televisor no seguro le brinde una manera sencilla de entrar el la red a través de su router».

¿Seguridad en Smart TV?

Todo parte de la conexión permanente a Internet que tienen estos dispositivos y también de la variedad de sistemas operativos y software que utilizan, cuyas vulnerabilidades no están tan parcheadas en tiempo y forma como las de un ordenador personal o smartphone. Aunque el grueso de usuarios no está suficientemente concienciado, los smart tv se han convertido en otra vía de entrada de malware.

Si los delincuentes logran infectar estos modernos televisores pueden desde robar todo tipo de datos personales (uno de sus objetivos predilectos), espiar el interior de los salones donde estén instalados a través de audio e incluso vídeo, incorporarlos a sus botnets o usar su capacidad de computación para realizar los conocidos como “ataques de fuerza bruta”.

seguridad en Smart TV

Y ya hemos tenido ejemplos de ello y desde hace años. Investigadores de Kaspersky Labs descubrieron un virus en el navegador de algunos smart tv que aparecía como ventana emergente, incitando al usuario a que llamase a un número de teléfono para, supuestamente, resolver el «problema». Se trataba de un desarrollo malicioso amparado en JavaScript que sumaba un malware tipo ransonware (bloqueo de sistema) y un scareware (servicios técnicos falsos).

A comienzos de este año miles de Chromecast fueron secuestrados por dos hackers para alertar a los usuarios de la posibilidad de recibir ataques hijacking aprovechando vulnerabilidades de seguridad del dispositivo y los enrutadores a los que se conecta. El bug, denominado CastHack, explota vulnerabilidades en el conjunto de protocolos de comunicación UPnP.

Solo son dos ejemplos, pero la situación es más grave de lo que parece. Tanto como para que este verano el primer fabricante mundial de televisores, Samsung, recomendara en un vídeo escanear sus televisores inteligentes en busca de virus. La compañía eliminó la advertencia y la cuenta de soporte de Estados Unidos desde donde se emitió, aclaró (o lo intentó) que el vídeo fue publicado «para la educación del cliente y para tenerlo como un paso de solución de problemas y no necesariamente en respuesta a una amenaza en particular». Pocos lo creyeron. De hecho, la nueva generación de televisores Samsung (series de 2019 en adelante) utilizarán McAfee Security for TV, una herramienta que la compañía define como una suite de seguridad totalmente adaptada al sistema operativo Tizen.

Lo dicho. Los smart tv se han convertido en otra vía de introducción de malware a través de los protocolos de red que utiliza, del sistema operativo, de las aplicaciones o servicios que son capaces de ejecutar o de los streamers a los que se conectan. Y ello sin contar la problemática de la recopilación de datos que llevan a cabo los asistentes digitales que utilizan. La seguridad en Smart TV está amenazada y conviene concienciarse de la cuestión y asegurar el dispositivo y toda la red.

8 comentarios
  • Leonmafioso

    EL futuro en el cual las máquinas se revelan en contra de los humanos cada día está más cerca. No se extrañen que de la noche a la mañana su pc desee matarlo (Ok este comentario es demasiado exagerado).

  • Vietar

    Nada que no se supiera, varios SO distintos con tropecientos fabricantes detrás que siempre han dejado mucho que desear a la hora de mantener seguro su ecosistema, es una lástima que en televisores no haya una alternativa abierta y privada.

  • LOL
  • nadadenada

    Con un iman y una caña de pescar…

  • nadadenada

    Yo para la próxima, monitor de PC conectado por HDMI al decodificador de la compañia de teléfono y paso de Smart TV, que por las que he probado, no dan más que guerra.

  • LOL

    jaja me jodiste pocos sabrán.
    Si le habré echo eso al tele de mi hermano para joderlo

  • nadadenada

    creo que ya podemos empezar a buscar una buena tienda de bastones….

  • fail0

    Es algo obvio, pero es vulnerable a empresas y hackers, o me van a decir que las empresas no lo hacen ya. También es un negocion para las empresas de seguridad, que seguro le han metido miedo al FBI

Lo más leído