Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

SsangYong Korando 2020, recorridos

Publicado el
SsangYong Korando 2020, recorridos 31

«How many roads must a man walk down» Bob Dylan (Blowin’ in the Wind, 1963) 

Creo que no nos hemos presentado formalmente hasta ahora y no quería dejar pasar la ocasión de hacerlo en este momento tan señalado. Llevo admirando su fuerza y su grandeza desde que era niño, siempre con respeto y si me permite decirlo también con temor. Mi padre se levantaba por las mañanas muy pronto para ir a trabajar con usted y muchas veces, cuando el sueño me lo permitía, me he despertado observando como se alejaba por la calle y seguía mirando hasta después de un buen rato que la última sombra de su silueta hubiese desaparecido. A veces mi padre llegaba a casa muy tarde, en ocasiones quejándose de usted, de su falta de generosidad, de su mal carácter. Pero siempre veía ese brillo de orgullo en sus ojos porque mi padre sabía que no tenía un trabajo cualquiera y que cuanto más duro era usted más valor tenía lo que él hacía. Así que crecí palmo a palmo admirando a mi padre pero temiéndole a usted.

Por eso cuando mi padre me ofreció seguir sus pasos le dije que no, que no estaba a su altura y que desde luego no iba a estar nunca a la altura de lo que usted exigía. Sabía que había sacado usted lo mejor de mi padre, que había hecho germinar ese orgullo inquebrantable de ser quien era, esa mirada orgullosa que nadie nunca le pudo arrebatar. Miles de historias con usted de protagonista su compañero durante décadas de lo que más le ha importado a mi padre. Pero yo no tuve el valor de aceptar esa vida. Por eso me marché todo lo lejos que pude de usted, ahora puedo decírselo, admiraba su fuerza pero me aterraba su frialdad, la oscuridad que guardaba en lo más profundo. Y no ha sido hasta ahora que no he tenido más remedio que volver que me he atrevido a presentarme y dirigirme a usted para pedirle que acoja entre sus olas las cenizas de mi padre.

En el mercado de los SUV conviven distintas filosofías de diseño y realización de los vehículos para hacer frente a una demanda que sorprendió en su momento a los fabricantes pero que ahora están más que preparados para satisfacer. Uno de los dilemas es el de ofrecer un vehículos lujoso aprovechando el espacio a disposición con cuidados acabados o enfocarse en diseñar un vehículo práctico y versátil en el que el tamaño y otras características de este tipo de coches juegan más a favor de ofrecer una mayor versatilidad.

SsangYong Korando 2020, recorridos 33

Ficha técnica del SsangYong Korando

Con el Korando Ssanyong sigue su propia filosofía de marca y se enfoca en esta idea más práctica con un SUV de generoso tamaño y precio ajustado en el que se han actualizado muchos elementos sin perder de vista esta filosofía. El tamaño del Korando crece con respecto a generaciones anteriores de este modelo y hace que compita con otros coches prácticos como el Skoda Karoq, el Mitsubishi Eclipse o el Opel Grandland (y su primo el Peugeot 3008).

SsangYong Korando 2020, recorridos 35

El aspecto de este modelo coreano es el de un todoterreno robusto y bien plantado, aunque más bajo y con aspecto menos «rústico» que el de su antecesor´. El frontal tiene un diseño moderno y actualizado con grupos ópticos afilados unidos por una moldura metálica que enmarca el logotipo del fabricante sobre el radiador. En la parte inferior una toma de aire grande en plástico negro escoltada por los alojamientos de las luces de posición y antiniebla. Más abajo una toma de aire más pequeña.

Actualizado

En la parte trasera el diseño se ha actualizado con una moldura metálica que une los dos grupos ópticos tal y como pasa en la parte delantera, pero en este caso los grupos ópticos partidos (parte flanqueando el portón, parte sobre el mismo) son de tamaño generoso. La luna trasera está en posición bastante elevada y tiene un tamaño algo pequeño por lo que la visibilidad trasera es algo más reducida, cosa que suele pasar con este tipo de carrocerías.

SsangYong Korando 2020, recorridos 37

El perfil del Korando es algo más tosco que los detalles de diseño que se han aportado en la parte delantera y trasera. El techo al que se le han añadido barras longitudinales prácticamente no tiene inclinación para terminar en el spoiler trasero. Aunque el aspecto sigue siendo de todoterreno, este Korando es 9 centímetros más bajo que la generación anterior con lo que las posibilidades off road son menores a la vez que se ha mejorado el comportamiento en carretera al bajar el centro de gravedad.

SsangYong Korando 2020: Amplitud interior

La primera impresión del interior del Korando es de amplitud. Esa elección de un perfil poco aerodinámico favorece ademas que la altura disponible sea mayor sobre todo en las plazas traseras. En la parte delantera Ssanyong ha optado por la sencillez y en vez de encomendarse al uso de la pantalla táctil hay botones y reguladores para casi todas las funciones de climatización y control del sistema multimedia y de información. Todo está a mano y los mandos son de buena calidad lo que hace sencillo tener el control de todas estas funciones.

SsangYong Korando 2020, recorridos 39

Los botones y selectores del volante ocupan completamente el radio derecho y el izquierdo y también son de buena calidad. Los que controlan el sistema de control de crucero se encuentran a la derecha, junto a los de selección del menú, mientras que los de control del sistema de audio conjuntamente con el que acciona el teléfono están a la izquierda. La pantalla del sistema de entretenimiento e información es de ocho pulgadas y el aspecto de los menús es algo anticuado pero eficaz.

El sistema permite conexión mediante Android Auto y Apple Car Play. Tras el volante encontramos un panel de instrumentos digital sobrio y con mucha información mostrada de forma clara. Se pueden seleccionar varios modos de visualización: el tradicional con dos diales para la velocidad y las revoluciones, otro con efecto 3D que mostrará en grande la cifra de la velocidad y un tercero en el que aparece una especie de rueda tridimensional que gira para indicarnos la velocidad y las revoluciones.

Panel de instrumentos

En todos los casos en los laterales de la pantalla podremos consultar la temperatura del motor y la cantidad de combustible en el depósito. Es un sistema de visualización original y moderno pero muy claro y que permite además mostrar otros datos de funcionamiento del coche que podremos configurar de forma bastante sencilla. Los acabados y materiales nos han parecido buenos, siempre con la vista puesta más en la durabilidad que en dar una impresión digamos «premium».

SsangYong Korando 2020, recorridos 41

Como apuntábamos al principio el Korando es amplio en su interior y se accede con comodidad gracias al tamaño generoso y regular de las puertas. El puesto de conducción es cómodo, con un apoyabrazos regulable para el brazo derecho, buena sujección y acolchado en el asientos y suficientes opciones de configuración en profundidad y altura (incluido el volante) como para encontrar una postura de conducción ideal con buena visibilidad de la carretera.

El único inconveniente en este sentido es que la pantalla del sistema de información está por debajo de las boquetas de ventilación centrales con lo que hay que apartar la mirada de la carretera para consultarlo. Mucho espacio para las piernas y un asiento igualmente cómodo y con buena sujección en el asiento del acompañante que además está lo suficientemente separado del asiento del conductor como para que no haya problemas de espacio entre los dos ocupantes de las plazas delanteras.

Comodidad

Atrás las plazas también son muy cómodas, sobre todo en lo que respecta al espacio para las piernas y la altura disponible que es muy grande gracias también a la forma de la carrocería que destacamos al principio. El único inconveniente es que no dispone de salidas de ventilación traseras en la consola central ni tampoco conexión para carga de móviles aunque sí un enchufe de corriente continua. Curiosamente hay que activar el enchufe mediante un botón en la parte delantera a la izquierda del conductor que al principio nos desconcertó porque no conocíamos su uso…

SsangYong Korando 2020, recorridos 43

A pesar de esa falta de salidas de ventilación trasera y de la amplitud de espacios del interior del Korando, la ventilación es potente y bien resuelta aunque el inconveniente es que no se puede regular en la parte trasera y todo hay que configurarlo en la parte delantera. Nos ha gustado la calidad del aislamiento acústico y de la amortiguación que en conjunto dan una buena sensación de confort en viajes incluso largos en carretera.

El maletero es de fácil acceso aunque algo elevado por el tipo de carrocería y la superficie de carga es regular incluso con los asientos abatidos. En cuanto a capacidad se ha sacrificado algo para dotar de más espacio a las plazas traseras y se queda en unos 423 litros que aunque es suficiente para viajes se queda algo pequeño con respecto a otros modelos del mismo tamaño. El maletero dispone de un doble fondo al que se puede acceder retirando una pieza de plástico.

Poca elasticidad

Con las manos al volante hemos puesto a prueba las cualidades del motor de 163 caballos con cambio manual de seis velocidades. Las primeras impresiones son que la potencia es suficiente para mover el coche, aunque es necesario jugar con el cambio de marchas, quizás demasiado, para tener siempre la potencia a disposición ya que se trata de un motor poco elástico y que tenemos que tener revolucionado para que de una buena respuesta.

SsangYong

Esto se traduce en una conducción poco relajada ya que si queremos adelantar o superar cuestas casi siempre tendremos que bajar de marchas para revolucionar el motor. Eso sí, si mantenemos el motor en zonas «alegres» del cuentarrevoluciones el ritmo puede ser alto en terrenos virados. Además el coche está bastante bien asentado y permite pasos por curva a buenas velocidades. Aunque no es el mejor SUV en cuanto estabilidad se encuentra entre los mejores y responde con fiabilidad en estas situaciones.

Es complicado aunque posible mantener un consumo bajo sobre todo si queremos mantener una velocidad constante porque al tener que revolucionar el coche el consumo se dispara fácilmente. Es un coche más alegre que no rutero en este sentido ya que en pocas ocasiones podremos dejar el coche en sexta marcha y hacer muchos kilómetros sin tocar el cambio como ocurre en otros coches con motores más elásticos capaces de recuperar con facilidad.

Conclusiones

El Korando es un gran paso adelante para Ssanyong tanto en diseño como en acabados. Un conjunto de sistemas de ayuda a la conducción muy completo conjuntamente con opciones «modernas» como una pantalla digital que sustituye a los indicadores completan una actualización muy conseguida de un coche que deja un poco más su personalidad de todoterreno para enfrentar con algo más de garantías la competencia que ofrece elementos más de turismo.

SsangYong

Es un coche muy amplio y cómodo, con alguna laguna en lo que respecta a la climatización y un maletero un poco más pequeño que los mejores pero son detalles que no empañan un conjunto excelente y desde luego competitivo, sobre todo si tenemos en cuenta el precio. Otro elemento peculiar, que no negativo, es la motorización que requiere algo de adaptación y que aunque potente no puede competir en elasticidad y consumos con las motorizaciones diésel, como sí lo hacen otros motores de gasolina de la competencia.

Valoración final
7.5 NOTA
NOS GUSTA
Buenos acabados y materiales
Amplitud interior
Plazas traseras cómodas
A MEJORAR
Motor poco elástico
RESUMEN
Este Korando supone un importante paso adelante para competir con los SUV de su tamaño con buenos acabados, confort acústico. Al motor le falta elasticidad.
Prestaciones8
Diseño7
Consumo7.5
Confort7.5
Sistema de infoentretenimiento7.5

 

1 comentario
  • MaximoGeek

    Y para cuando una revisión de algún auto eléctrico?

Lo más leído