Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Tres cosas que debes hacer nada más instalar tu nuevo router

Publicado el
Tres cosas que debes hacer nada más instalar tu nuevo router

Comprar un nuevo router es una decisión complicada, y por ello debes sopesarla y estudiarla durante un tiempo. Una vez que tengas claro qué modelo quieres comprar, y que te hayas asegurado de que este cuenta con todo lo que necesitas, no basta con limitarte a instalarlo, también tienes que terminar el proceso de configuración.

Configurar un nuevo router a un nivel básico no es especialmente complicado, sobre todo si hablamos de los FRITZ!Box, que están equipados con el sistema operativo FRTIZ!OS y cuentan con una interfaz sencilla y llena de posibilidades. Sin embargo, hay que tener siempre en cuenta unos mínimos que no debemos olvidar, ya que serán clave para garantizar el correcto funcionamiento del router, y la seguridad y fiabilidad de nuestra red.

La importancia de la configuración está fuera de toda duda, y por ello queremos compartir con vosotros tres cosas básicas que son fundamentales, y que debemos hacer sí o sí tras comprar, e instalar, un nuevo router.

1.-Comprueba si has acertado con la colocación de tu nuevo router

Antes de instalar tu nuevo router debes elegir la ubicación. Esto es muy importante, ya que de ello dependerá el alcance y la distribución de tu conexión Wi-Fi, así como los dispositivos que podrás conectar por cable.

Cuando hayas colocado el router, haz una serie de pruebas para comprobar que ese era realmente el mejor lugar posible (en función de tus necesidades), y si te das cuenta de que no ha encajado del todo con tus expectativas no lo dudes, cámbialo de lugar.

Es mejor hacer el cambio en ese momento que posponerlo para más adelante y tener que lidiar, mientras tanto, con una experiencia de uso poco satisfactoria. Si a pesar de todo tienes problemas para llegar a ciertos rincones de tu hogar recuerda que un repetidor Wi-Fi, o un PLC, pueden ayudarte.

Tres cosas que debes hacer nada más instalar tu nuevo router

2.-Cambia la configuración básica de seguridad para proteger tu red

No es buena idea dejar la configuración que trae, por defecto, tu nuevo router. Lo mejor que puedes hacer después de completar el primer paso es entrar a los ajustes de seguridad y realizar tres cambios básicos:

  • Cambia el nombre de la red Wi-Fi. Intenta utilizar uno neutro, que no ofrezca información personal sobre ti.
  • Modifica la contraseña. Introduce una contraseña segura, con letras mayúsculas y minúsculas, números y caracteres especiales. Evita formar frases con sentido.
  • Si te encuentras en una zona de riesgo, donde hay antecedentes de intrusión en redes Wi-Fi de tus vecinos, o si tú has sufrido una, oculta la red Wi-Fi. Así añades una capa de seguridad, ya que los atacantes deberán saber el nombre de tu red, y la contraseña.

Recuerda que para entrar al menú de configuración solo tienes que introducir «192.168.1.1» en el navegador que utilices, y entrar con tu nombre de usuario y clave de acceso. También puedes cambiar ambos valores, que vendrán igualmente configurados por defecto.

3.-Busca actualizaciones de firmware y haz una prueba de velocidad

Ambas te servirán para poner el broche final al proceso de configuración. Las actualizaciones de firmware vienen, normalmente, con novedades que pueden mejorar el rendimiento de tu router, la seguridad y añadir nuevas funciones.

Recurre siempre a la web oficial del fabricante y evita utilizar actualizaciones procedentes de terceros, ya que estas pueden contener malware y darte problemas de seguridad. También es recomendable evitar las actualizaciones en fase beta, y aquellas que no resulten totalmente estables.

Por último, haz una prueba de velocidad. Esto te permitirá valorar si todo funciona correctamente, y si tu nuevo router alcanza las velocidades que debería. Puedes hacerlo a través de Speedtest, por ejemplo.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

2 comentarios
  • Virtualbox Vbox

    Que una buena colocación del router es inprescindible está fuera de toda duda, el problema es que esta está en muchas ocasiones sujeta al cableado.

    Mi casa es ejemplo, tengo que usar un repetidor porque el router queda en el salón, en un extremo de la casa. Si el router estuviera centrado, muy probablemente cubriría todo sin repetidores ni nada, pero eso implica llevar el cable de fibra hasta allí y luego traer cable de red para el descodificador de la tele y par de cobre para el fijo… inviable.

  • ecafo

    Buenas tardes, me parece bien el artículo, pero puede parecer sencillo coloca un router neutro y no lo es. Problemas con los datos ONT de la operadora, si tenemos teléfono fijo, los datos de VoIP, y ya no digamos si tenemos TV. Está claro que no quieren meterse con cuestiones técnicas, pero q la gente se informe un poco antes de dar este paso
    Gracias de igual manera por su artículo

Lo más leído