Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

A Roger Waters no le gustan Facebook ni Mark Zuckerberg

Publicado el
A Roger Waters no le gustan Facebook ni Mark Zuckerberg

Este es uno de esos casos en los que el orden de los factores sí que altera el producto. Y es que a Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, parece gustarle la música de Pink Floyd (hay que reconocerle el buen gusto), pero la admiración no es bidireccional, pues Roger Waters, miembro fundador de la banda y autor de The Wall, no siente precisamente simpatía por el creador de la red social, más bien al contrario.

Y es que, según podemos ver en un vídeo subido por La Jornada a Twitter, en un momento dado Facebook contactó con Waters para expresarle su interés por emplear Another Brick in the Wall, Part. 2, una de las obras más conocidas de Pink Floyd y firmada por Waters, en una campaña de publicidad de Instagram. La comunicación ponía en valor la atemporalidad de la obra: «Creemos que el sentimiento central de esta canción sigue siendo tan frecuente y tan necesario hoy, lo que habla de lo atemporal que es el trabajo«.

Roger Waters siempre ha sido combativo, basta con recordar no solo The Wall, también Animals, de 1979 (inspirado en Rebelión en la granja, de George Orwell) o The Final Cut, de 1983, discos en los que ponía el virtuosismo de la banda y el suyo propio al servicio de mensajes muy críticos con el sistema. Y sí, evidentemente el Roger Waters de 2021 no es el mismo que el de hace 40 años, pero una vez más ha demostrado que todavía guarda una buena parte del espíritu revolucionario que lo llevó a crear algunas de las obras más importantes de la historia de la música moderna.

Dicho esto, sorprende que Facebook pensara que Waters cedería a una oferta así. Y eso que, según el músico, era tremendamente generosa en lo económico. Sin embargo, y según contó el mismo en un acto público dedicado a Julian Assange, fundador de WikiLeaks, su reacción no fue la que debían esperar en Facebook: “Llegó esta mañana, con una oferta por una enorme cantidad de dinero”, dijo Waters. “Y la respuesta fue -Vete a la mierda, de ninguna maldita manera-«.

No se conformó con eso, además leyó el mensaje enviado por Facebook y, tras contarlo, terminó de despacharse afirmando “Solo menciono eso porque este es un movimiento insidioso de ellos para apoderarse de absolutamente todo. No seré parte de esta mierda, [Mark] Zuckerberg«.

Parece que, además, los problemas de Waters con Facebook y, especialmente, con Zuckerberg, no se limitan a la situación actual de la red social, pues prosiguió recordando tiempos pasados, en los que el fundador de la red social creó FaceMash (hablamos de 2003), un servicio que servía para comparar la belleza de las alumnas de Harvard, donde estudiaba en aquel momento, un pasaje de su vida que fue recogido en el biopic «La red social» de David Fincher.

Un recuerdo que le sirvió a Waters para reflexionar, según sus palabras, sobre cómo se le ha dado poder a un «pequeño capullo que empezó diciendo ‘Ella es bonita, le daremos un cuatro de cinco, es fea, le daremos un uno de cinco«, reflexión que finaliza con un concluyente «Y, sin embargo, aquí está, uno de los idiotas más poderosos del mundo«.

Varios medios han contactado con Facebook para intentar obtener alguna declaración al respecto, pero hasta ahora la red social no se ha pronunciado y, seamos francos, parece poco probable que vaya a hacerlo. Y lo entiendo, claro, nunca es agradable recibir un golpe así, pero menos aún cuando viene de alguien a quien admiras y que, en este caso, es una leyenda viva de la historia de la música. Dudo que The Dark Side of the Moon suene, en mucho tiempo, en las oficinas de la red social.

 

Imagen de Roger Waters: Andrés Ibarra

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

2 comentarios
  • Trunchux

    ¡¡¡¡¡OLE SUS COJONES!!!!!

    ¡Crack, ídolo! ¡El puto amo, sí señor! ¡¡¡BRAVO!!!

    https://media2.giphy.com/media/4Yn70mra350is/giphy.gif

  • Marcos Vargas

    Que gusto me dan este tipo de cosas. El poder de manipulación se movió de la TV a las redes sociales. Es increible como estas pueden callar la voz de quien quieran y darle la bocina al que pague. Lástima que no podemos dejarlas de lado.

Lo más leído