Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Apple probó un sensor dactilar en pantalla y lo descartó

Publicado el
Apple probó un sensor dactilar en pantalla y lo descartó

Que Apple lleva un tiempo pensando en volver a Touch ID es algo que, a estas altura, no sorprenderá a prácticamente nadie. Es cierto que Face ID, el sistema de identificación mediante la cámara, se ha mostrado tremendamente efectivo desde su debut hace ya unos cuantos años con el iPhone X, pero la muesca en la que se ubican todos los elementos de la cámara, el característico notch, es una solución que, por diseño, nunca ha terminado de convencer en Cupertino.

Así, y según podemos leer en Gizchina, Apple habría estado realizando varias pruebas con pantallas que incorporan el lector de huellas, lo que eliminaría la necesidad de emplear la cámara, así como reservar un espacio en algún lugar del frontal del iPhone para situar el sensor biométrico. Sin embargo, y según algunos analistas, la solución no habría terminado de convencer a los responsables de Apple. ¿Las razones? Lo desconocemos. Quizá un rendimiento o una fiabilidad por debajo de lo esperado, o tal vez una calidad de imagen inferior en la zona de la pantalla con el sensor.

Sea como fuere, parece que Apple sigue decidida a acabar con la muesca, si bien todavía tendremos que esperar un poco para este cambio. En principio, y no esperamos sorpresas a este respecto, el ya cercano iPhone 13 repetirá el diseño del iPhone 12, si bien es posible que con algunas diferencias. Entre ellas, precisamente, un notch algo más pequeño, en una muestra más de que la compañía cada día está menos satisfecha con esa solución.

Otra posibilidad para Apple sería integrar el sensor de Touch ID en uno de los laterales o en la parte posterior del teléfono. Sin embargo, por alguna razón que no acierto a entender, no parece que esta opción haya estado encima de la mesa durante el tiempo necesario como para haber sido tomada en serio. Y de veras que me sorprende, pues son bastantes los smartphones que han optado por esta fórmula que, en general, parece funcionar bastante bien.

Apple probó un sensor dactilar en pantalla y lo descartó

En su lugar, estas voces apuntan a que la identificación biométrica en los futuros iPhone, más allá del 13, seguirá dependiendo de Face ID, pero con algo que ya parece estar más cerca: integrar todos los elementos del sistema de identificación, incluida la cámara, bajo la pantalla. Las cámaras bajo la pantalla han evolucionado mucho este último año, pero según pudimos leer en su momento todavía no ofrecían la calidad de imagen necesaria como para confiarle la responsabilidad de Face ID.

La eliminación de la muesca estaba prevista, en principio, para 2022, si bien no está claro si esto se circunscribía a la recuperación de Touch ID directamente en la pantalla. Ahora algunos analistas empiezan a hablar de Face ID bajo la pantalla en 2022, es decir, en el iPhone 14. ¿Será capaz Apple de llegar a tiempo con la tecnología necesaria? En caso contrario, o rompe su norma de mantener el mismo diseño para cada dos generaciones, o de lo contrario se vería obligada a mantener el notch hasta, al menos, 2024, con el lanzamiento del iPhone 16.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído