Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Tu Wi-Fi está en peligro si tienes estos objetos cerca del router

Publicado el
Wi-Fi

Si utilizas una conexión Wi-Fi ya te habrás dado cuenta de que esta tiene un alcance limitado, y que este puede verse afectado, además, por los obstáculos que encuentra en su camino. Los muros y las puertas pueden reducir la velocidad y el alcance, ¿pero sabías que existen una serie de cosas que son especialmente perjudiciales para el Wi-Fi? Así es, y en este artículo te vamos a contar todo lo que debes saber.

Antes de entrar en materia es importante que tengas en cuenta que esos objetos no tienen siempre el mismo impacto. Este dependerá de la ubicación del router y del tamaño del efecto de bloqueo que puedan llevar a generar sobre el mismo. Por ejemplo, tener un router cerca de un espejo pequeño apenas tendrá consecuencias negativas, pero si lo situamos al lado de un espejo enorme la cosa puede cambiar, y mucho.

En muchos casos, cambiar el router de posición será la solución ideal para evitar el impacto de esos objetos, pero entiendo que esto no siempre será posible. Si os encontráis en esa situación lo único que podéis hacer es intentar cambiar de sitio esos objetos, o recurrir a repetidores Wi-Fi para ampliar el alcance de la señal. Dicho esto, vamos a descubrir esos cinco objetos tan perjudiciales.

Wi-Fi

1.-Los espejos reflejan el Wi-Fi

Ya os lo hemos anticipado, y también hemos dicho que su impacto dependerá del tamaño del espejo por razones obvias. Un espejo muy pequeño tendrá un impacto mínimo o puede que incluso nulo sobre las ondas de radio que utiliza el Wi-Fi, pero un espejo grande se dejará notar, y hará que la señal rebote, lo que limitará enormemente su alcance.

2.-El metal tiene un gran impacto

Este material es un buen conductor de la electricidad, y puede llegar a absorberla. Es ahí, precisamente, donde está el principal problema, ya que las ondas de radio que utiliza el Wi-Fi son electromagnéticas, y pueden acabar quedando casi totalmente bloqueadas por las superficies metálicas, lo que impedirá que se expandan con normalidad y que tengan un alcance aceptable.

3.-Grandes masas de agua

Wi-Fi

Y sí, esto incluye las grandes concentraciones de personas en espacios reducidos. El agua es un bloqueador natural de la señal Wi-Fi, y por eso debemos evitar colocar el router, o los repetidores, cerca de grandes masas de agua, como peceras de gran tamaño, por ejemplo.

4.-Fuentes de interferencias

En este punto podemos incluir muchas cosas, pero en general se integran todos los electrodomésticos, los dispositivos y las soluciones tecnológicas que operen en la red de 2,4 GHz. Esto nos deja una enorme cantidad de objetos, que van desde un simple microondas hasta un dron.

5.-Muros y puertas macizas

Debemos tener claro el matiz diferenciador de este apartado, la palabra «macizas». Obviamente, no tiene el mismo impacto en la señal Wi-Fi una puerta semihueca que una puerta maciza de madera, y si esta está protegida por una plancha de metal su impacto será todavía mayor. Con los muros ocurre igual, un muro delgado de ladrillo puede tener un impacto aceptable, pero uno de pladur reducirá drásticamente la señal.

Contenido ofrecido por AVM FRIZ!

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído