Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

YouTube endurece la censura de contenidos críticos con las vacunas

Publicado el
vacunas

Desde la aparición de las vacunas contra la Covid-19, el contagio, los ingresos hospitalarios, los síntomas graves o la muerte de pacientes afectados por la enfermedad se ha reducido drásticamente. Los números a este respecto no engañan. Las vacunas contra la Covid-19, administradas ya en miles de millones de dosis a lo largo de, principalmente, el primer mundo, han demostrado por lo tanto su efectividad en la disminución de los riesgos asociados a la enfermedad.

Sin embargo, las vacunas no son perfectas. Son, con una inmensa diferencia, las que más incidencias están generando en los sistemas de alerta de Estados Unidos, Reino Unido o la Unión Europea y su eficacia plena, entendiendo esto como la capacidad de las vacunas por impedir en su totalidad el contagio o los síntomas graves de la Covid-19, no existe. Asimismo, las dosis de refuerzo, sobre las que todavía no hay consenso científico, están siendo aprobadas y compradas en convivencia del poder político y las grandes farmacéuticas que las producen.

Estas son algunas de las críticas que se le pueden hacer a las vacunas sin recurrir a los locos de turno, los llamados antivacunas o negacionistas extremos, los cuales se encuentran siempre que se rasque un poco en cada estrato de la sociedad y se multiplican como hongos cuando algún acontecimiento extraordinario, positivo o negativo, sucede. De igual modo que muchos argumentos contrarios a la vacunas son rechazables, también los hay a favor que no terminan de sostenerse y no por expresarlos se alinea uno con nadie.

Pues bien. YouTube no solo ha hecho todo lo posible para erradicar el debate al respecto, sino que ahora extiende sus medidas a todas las vacunas en general. Cualquier disidencia será a partir de ahora expulsada de la plataforma en aras de un consenso científico que en este caso, el de las vacunas tradicionales, siempre ha estado ahí. También en el caso de las nuevas vacunas contra la Covid-19, que por el impacto de la pandemia y lo apresurado, no obstante, han dado mucho más de que hablar.

En concreto, estas será la nueva política de censura de YouTube con respecto a las vacunas:

«Específicamente, se eliminará el contenido que alegue falsamente que las vacunas aprobadas son peligrosas y causan efectos crónicos en la salud, que afirme que las vacunas no reducen la transmisión o contracción de enfermedades o que contenga información errónea sobre las sustancias contenidas en las vacunas. Esto incluiría contenido que diga falsamente que las vacunas aprobadas causan autismo, cáncer o infertilidad, o que las sustancias en las vacunas pueden rastrear a quienes las reciben.

Existen importantes excepciones a nuestras nuevas pautas. Dada la importancia de la discusión pública y el debate para el proceso científico, continuaremos permitiendo contenido sobre políticas de vacunas, ensayos de nuevas vacunas y éxitos o fracasos históricos de vacunas en YouTube. También se permitirán testimonios personales relacionados con las vacunas, siempre que el video no infrinja otras Pautas de la comunidad o que el canal no muestre un patrón de promoción de la vacilación ante las vacunas.»

Pero esto… ¿es censura, o es luchar contra la desinformación? No importa la acepción que elijas del verbo censurar, porque a la postura de YouTube le sirven todas ellas. Recordemos que YouTube no censura el contenido religioso, ese que te dice que si te comportas de tal o cual manera, irás al cielo y demás. Tampoco censura el contenido relativo a cualquier otro tipo de creencia que pueda derivar en algún supuesto mal… Pero sí censura a los ‘bebelejía’ porque, ya se sabe, es peligroso para la sociedad.

Enfocado en las nuevas tecnologías empresariales y de usuario final. Especializado en Linux y software de código abierto. Dirijo MuyLinux y escribo en MC, MCPRO y MuySeguridad, entre otros.

4 comentarios
  • pura basura el articulo, una vergüenza para la pagina.

  • Gregorio Ros

    Esto es censura punto. Es como censurar tal o cual religión o ideas políticas. En cuanto a los calificativos «antivacunas», «negacionistas»,… son usados con toque de burla, lo cual demuestra polaridad en la información. Cuando un 1% o 2% de la población sintiese dudas, podría quizás calificarse de postura extrema. En este caso es 1/3 de la población, mas o menos según país, condición social,…. cantidad para tener en cuenta. Muchos de estos ciudadanos que tienen dudas se han vacunado por la presión social, por el chantaje de que si no no puedes salir, pero, como dicen en mi pueblo, a la puta fuerza.

    La cuestión de quien tiene razón dista mucho del número de individuos que defienden una postura, da igual que sean el 60% o el 90%, el número no te da la razón. Como ejemplo, pongo un caso curioso y divertido, para el que quiera molestarse en verlo, es un video de David Vilela, no hago mas spoiler: https://www.youtube.com/watch?v=Vy86Ge-YZeg&list=LL&index=29

    Cuando expuso la cuestión, antes de verlo terminar, yo creía que era igual cambiar o no. Cuando vi la explicación la comprendí perfectamente y vi la lógica. Tened en cuenta que la publicación del problema fue en una columna leída por gente «lista», no hay mas que fijarse en los ilustres que criticaron la solución. ¿Os fijasteis que porcentaje entendio la solución en la primera explicación?.¿De que vale la mayoría?.¿Os disteis cuenta por los ilustres lumbreras que la criticaron que una cosa es titulación y conocimientos y otra genialidad?. Ahora llevemos eso al rango sanitario, ¿Quien tiene la razón en este caso?. Las farmaceuticas han presentado muchos estudios, pero ¿Son ciertos?. Al respecto enlazo un video de TV (la nacional, no una rara) relacionado con los «informes técnicos»: https://www.rtve.es/play/videos/programa/documentos-campana-contra-clima/6072283/ ¿Da un poco que pensar, no?.
    Ahora, si visteis los videos, no me gustaría que cambiaseis de opinión por ello, pero si que reflexionaseis un poco sobre el bombardeo de información al que nos han sometido, si sera totalmente de buena fe o llevara un puntito de intereses por medio, pero sobre todo si tengo que creerme todo lo que me lanzan ¿Quien es el pardillo aquí?. Yo por mi parte no me he vacunado, tengo problemas de salud añadidos que me hacen dudar de una vacuna express no probada en todos los grupos sociales con tal o cual carazteristica. Entiendo que hay formas de pensar distintas a la mía, las respeto, cada cual haga lo que quiera, pero por favor JP a la hora de escribir hay que ser mas neutral. Y lo se, hemos pasado una crisis mala y nos puso los nervios a prueba, pero precisamente en esas situaciones es cuando hay que estar mas calmado.

  • doc

    Sin duda es censura. Ni siquiera voy a juzgar si está bien o mal -que ese es el debate- porque es la política de YouTube en su plataforma.
    En lo que sí voy a seguir insistiendo es en lo mal preparados que estamos para juzgar los contenidos cuando nos bombardean sin clemencia. La cantidad, velocidad e inmediatez de cambio de la información no es algo hayamos aprendido a dominar. Las consecuencias son estas, cualquier argumento que pueda parecer racional se convierte en racional para alguien. Sería bueno que nos empecemos a preguntar si realmente tanta conexión y tanta data nos mejora realmente la vida.

  • Benito Camelas

    Youtube siempre fue una plataforma privada, no sé de qué se alarma la gente, pero en este caso me parece bien, que hay mucho que se hizo el experto económico en 2008 y que ahora curiosamente es experto en medicina en 2021, y la gente no se entera todavía que de toda la vida en internet ha habido troles y siempre se decía aquello de «cuidado con lo que veas en internet que la mayoría son mentiras».

    Solo que hoy desgraciadamente todo está «monetizado» y hasta los troles van a sueldo, antes solo se hacía por las risas y sin que afectara al mundo real, hoy en día pueden utilizar el seo de google para comerte el tarro y que acabes comprando chorradas como el mms, ese que antes vendían contra el autismo y cuando se les estaba acabando el chollo justo vino el covid y pudieron multiplicar las ventas de su lejía…

    Con respecto a las vacunas, yo puedo entender las dudas a principios de 2021, por que salieron muy rápido y eso… pero ya fueron probadas y aprobadas, y ahora ya llevamos unos cuantos meses en los que más de 30 millones de personas en españa se han vacunado con la doble pauta y la gente ni le da trombos ni historias raras, sacando cuatro excepciones como siempre ha pasado, y también se nota en la drástica reducción de los ingresos hospitalarios, asi que bueno, quizás no esterilicen contra el virus, pero ya son un buen «parche» para ir tirando…

    Me parece bien que por parte de youtube rechacen el pastel de tener a estos conspiranoicos de salón y limiten la desinformación de gente que jamás se va a molestar en analizar una opinión contraria ni ver los datos contrastados y reproducibles, que es en lo que se basa la ciencia, lo demás es pseudociencia y oscurantismo.

Lo más leído