Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Blue Origin agota la vía judicial, y parece aceptarlo

Publicado el
Blue Origin agota la vía judicial, y parece aceptarlo

Parece que el culebrón de estos últimos meses, protagonizado por Blue Origin y en el que, pese a que no querrían haberlo hecho, también han participado SpaceX y la agencia espacial estadounidense, podría estar a punto de finalizar. Y lo que es mejor todavía, parece que la compañía habría decidido encajar el golpe y seguir adelante, en vez de mantenerse en una senda judicial que, visto con un poco de perspectiva, no parece beneficiar absolutamente a nadie. En tiempos en los que se ha popularizado eso de win-win-win, esto sería un lose-lose-lose.

Todo esto se remonta al momento en el que la NASA abre un concurso para seleccionar una empresa que fuera capaz de crear un vehículo espacial, capaz de despegar desde la Tierra, volar hasta la Luna, aterrizar en la misma y ser capaz de retornar a nuestro planeta. Todo esto, claro, para el programa tripulado con el que Estados Unidos pretende volver a la Luna esta década, como primer paso para el más que ambicioso plan de llevar a ser humano a la superficie de Marte en algún momento de la década que viene.

A ese concurso se presentaron entre otras, SpaceX y Blue Origin, enfrentando así a dos de los multimillonarios más mediáticos de la actualidad, Elon Musk y Jeff Bezos. Así, de alguna manera, este concurso se convertía también en una lucha de egos, algo que nunca resulta positivo en estas circunstancias. Pero más allá de eso, ambas empresas se jugaban mucho, tanto en prestigio, por supuesto, como en el plano económico, algo importante para SpaceX, pero todavía más para Blue Origin.

La NASA se reservaba el derecho de elegir a más de una de las compañías aspirantes en el concurso, lo que fue interpretado erróneamente por las mismas como que finalmente se elegiría (y financiaría, claro) a dos de ellas. La sorpresa se produjo cuando, finalmente, solo SpaceX fue elegida para en el concurso. Algo que pilló totalmente por sorpresa a Blue Origin, que sin duda esperaba ser una de las dos elegidas por la agencia espacial.

A partir de ese momento, Blue Origin y Jeff Bezos entraron en una espiral que, sin duda, ha dejado bastante mella en la imagen de la compañía, y que originó un rifirrafe bastante desagradable entre Bezos y Musk, cuyos ecos todavía resuenan. Pero lo peor, sin duda, es que las acciones judiciales llevabas a cabo por Blue Origin han retrasado los trabajos de SpaceX, lo que podría traducirse en retrasos en la vuelta del hombre a la Luna. Esta es, sin duda, la peor parte de todo.

Sin embargo la senda judicial parece haber llegado a su fin y, para alegría de todos, Jeff Bezos parece haberlo aceptado y estar ya mirando al frente, con nuevos planes para su compañía. Y es que, según podemos saber por un tweet del propio Bezos, la Corte de Reclamaciones Federales ha desestimado la demanda interpuesta por Blue Origin. La reacción del empresario la encontramos en el propio tweet:

«No es la decisión que queríamos, pero respetamos el juicio de la corte y deseamos pleno éxito para la NASA y SpaceX en el contrato.»

Así, parece que este fallo judicial supone el último episodio del culebrón que, con franqueza, ha resultado un tanto vergonzante. Ahora, con ese capítulo cerrado, Blue Origin puede centrarse en sus planes de puesta en marcha de una nueva estación espacial, Orbital Reef, un proyecto en el que se conformará un consorcio de empresas que, y esta puede ser la razón por la que la compañía ha cesado sus hostilidades contra la NASA, la agencia espacial estadounidense también jugará un papel más que importante.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

1 comentario
  • Benito Camelas

    Menos mal que les han cortado el berriche a los de blue origin, no queda muy bonito gastarse el dinero de los inversores en abogados y pleitos en lugar de avanzar con el proyecto, además de la imagen de debilidad que blue origin muestra tomando este tipo de acciones, lo cual puede espantar a futuros accionistas…

    Ojalá en esta década veamos a un humano pisando la luna y por dios, que sea antes de diciembre de 2029 xD

Lo más leído