Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Alexa no termina de convencer a los nuevos usuarios

Publicado el
Alexa no termina de convencer a los nuevos usuarios

Esta Navidad, al igual que en años anteriores, muchos dispositivos de Amazon con su asistente de voz, Alexa, se convertirán en los nuevos gadgets que poblarán salones, dormitorios, cocinas, despachos, etcétera. Y es que la relación entre el ajustado precio de los mismos y la enorme cantidad de funciones que ofrecen los convierte en una gran opción para regalar, ya sea a otras personas o también a uno mismo, que también son buenas fechas para tener un detalle con nosotros mismos.

Sea como fuere, los primeros días con un dispositivo con asistente de voz suelen ser de uso intensivo del mismo: exploramos todas sus posibilidades, buscamos en Internet comandos de voz curiosos y divertidos, intentamos mantener una conversación (solo para descubrir que los asistentes no tienen esa capacidad) y, en resumen, hacemos que Alexa, Siri, el asistente de voz de Google o cualquier otro se gane su sueldo durante ese periodo de uso intensivo.

Sin embargo, parece que ese primer interés tiende a decaer rápidamente, o al menos eso podemos concluir de la investigación publicada por Bloomberg, en la que se afirma que ha habido años en los que entre el 15% y el 25% de los nuevos usuarios de Alexa ya no empleaban el asistente de voz en su segunda semana con el dispositivo. Un uso excepcionalmente efímero que, según se revela en dicha publicación, preocupa bastante en las oficinas de Amazon.

Hay bastantes dudas sobre las razones que provocan este desgaste tan rápido en el interés por Alexa, así que podemos leer varias teorías que intentan explicarlo. Lo más probable es que, más que responsabilizar a una de ellas, el problema sea diferente en cada caso, y que por lo tanto nos encontremos en una mezcla de todas ellas, en la que cada caso tomará un poco más de una o de otra.

La primera razón es, sin duda, la privacidad. Aunque Amazon afirma por activa y por pasiva que Alexa es un servicio respetuoso con la privacidad, la creencia generalizada es que no es así, y que el dispositivo, en realidad, permanece de manera constante escuchando y procesando lo que ocurre a su alrededor.

Alexa no termina de convencer a los nuevos usuarios

Otra razón argumentada de manera habitual tiene que ver con que, para dichos usuarios, finalmente las funciones de Alexa terminan por resultar menos prácticas de lo que pensaban en un primer momento. Esto, claro, tiene que ver muy directamente con la integración de los servicios accesibles desde el dispositivo que empleamos en nuestro día a día. Si no hay suficiente coincidencia en este sentido, el asistente perderá una parte importante de su utilidad y, por lo tanto, seguramente quedará relegado a un uso marginal

Y también hay una tercera teoría, aunque coincido menos con ella, que afirma que el momento de los asistentes de voz como Alexa todavía no ha llegado, que aún falta tiempo hasta que la población integre los asistentes de voz como algo habitual en sus vidas, algo que seguramente venga de la mano de una mayor digitalización de los hogares, coches, etcétera.

Sea como fuere, la documentación interna de Amazon a la que ha tenido acceso Bloomberg afirma que la compañía está preocupada por este punto y, desde hace ya algún tiempo, trabajan en la búsqueda de dichas razones y, sobre todo, de cómo lograr que el interés de los usuarios por Alexa no decaiga tan rápido. Y es que lo que sí tiene sentido es pensar que si se consigue prolongar más tiempo ese interés inicial, esos usuarios posteriormente sean menos proclives a dejar de emplearlo.

Un punto importante, eso sí es que la publicación de Bloomberg se basa en documentación de Alexa, pero no me extrañaría que las cifras de otros asistentes de voz sean parecidas. ¿Tú empleas habitualmente algún asistente de voz?

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

5 comentarios
  • darkkness

    Yo tengo 6 alexas en casa y me son muy útiles y se le saca mucho provecho a todas sus funciones.

  • Sele Asuka

    Es como si viera el futuro. (ya veran al rato xD)

    Obviamente la mayoria lo usa para las risas y para preguntar el tiempo.

  • Benito Camelas

    Yo no los uso, pero igual pueden ser útiles para personas invidentes es así lo único más positivo que puedo destacar de este tipo de asistentes.

    A mí si alguien me regala uno de esos, lo primero es que no me conoce xD lo segundo que no me corto un pelo en decirle si lo puede devolver, creo que los asistentes de alexa cuando menos en sus clientes no usan software abierto por lo tanto no sabemos realmente si solo se ponen a enviar o registrar lo que escuchan desde que se activan con el comando de voz «alexa».

    He tenido la ocasión de «vacilar» con uno de google, pero como comenta Sele, solo por las risas del momento, lo cierto es que requiere de hacer algunas configuraciones para que funcione con la domótica o bien adquirir los productos de google, por que eso si, con el google chrome a su dueño le iba bien.

    Pero sobre todo las risas es ponerle la casa en modo puticlub haciendo sonar música erótica a todo trapo y las luces en modo escala de rojos, como podéis imaginar el dueño al final acabó por apagarnos el trasto y las risas xD

  • Felix Mongort

    A mi modo de ver, el gran problema que tienen estos asistentes es que se venden como dispositivos inteligentes, y están a años luz de serlo. Básicamente tienen la limitación que solo entienden determinadas frases. Si el usuario quiere algo de un asistente de estos, tiene que afinar en que palabras escoge y como articula la frase. Es algo disfrazado de sofisticado, pero que en el fondo de sofisticado tiene muy poco. Al final más allá de preguntas o peticiones del tipo: «¿qué tiempo hace?» «pon música» «¿Qué hora es?», etc, no da mucho más de sí. Sí, investigando y con paciencia, puedes sacarle un poco de utilidad. Pero si ya tienes que aprender frases e investigar, ya nos vamos que limitas su utilidad a la gente que es amante de la tecnología y se molesta en exprimir los usos de un dispositivo. Para el gran público está lejos de que pueda llegar a ser útil para la vida diaria.

    Teniendo en cuanta que uno de estos dispositivos como los que incorporan Alexa, no son más que un comunicador entre el usuario humano y una red de servidores que tienen el software de inteligencia artificial, no debería ser tan limitados. Yo creo que la inteligencia artificial (IA), a día de hoy aunque no haya llegado a niveles de verdadera inteligencia como lo que vemos en la literatura y el cine de ciencia ficción, no es tan limitada como lo que ofrecen Alexa y otros asistentes a día de hoy. Da la sensación que los recursos que mete una empresa tan gigantesca como Amazon en Alexa, son muy limitados.

    Mientras el software no tena un registro completo de un idioma y sea capaz de interpretar cualquier frase se diga como se diga y sea lo compleja que sea, su funcionalidad a nivel del gran público es demasiado limitada como para que se convierta en algo de uso frecuente en el día a día, más allá de 3 o 4 opciones muy básicas.

  • luis conty

    estas hipervigilado por amazon

Lo más leído