Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

AMD confirma la compatibilidad de Ryzen 4000 y 5000 con chipset 300

Publicado

el

AMD confirma la compatibilidad de Ryzen 4000 y 5000 con chipset 300

Como seguramente recordarás, AMD anunció ayer los precios y fecha de comercialización de siete nuevos integrados. Uno de ellos, el Ryzen 7 5800X3D ya había sido anunciado a principios de año, mientras que los otros seis, se habían filtrado unos días antes y son la respuesta por parte de AMD al buen rendimiento que está teniendo Alder Lake en el mercado. Un movimiento inteligente e interesante que, no obstante, es solo un entremés en comparación con lo que esperamos de la próxima generación de chips de los de Santa Clara.

Ahora bien, aunque evidentemente la mayoría de las miradas apuntan hacia el futuro, la compañía nos ha sorprendido, y para muy bien, echando la vista atrás, concretamente hacia los usuarios con equipos que ya tienen unos años, con el fin de facilitarles una actualización parcial de sus equipos, que no suponga una enorme inversión económica, pero que sí que se traduzca en un importante salto de rendimiento de dichos sistemas.

Así, y aunque no era un movimiento esperado, AMD confirmó ayer que los usuarios que tengan equipos con chipsets de la serie 300 (A320, B350 y X370) podrán dar el salto a procesadores de las series Ryzen 4000 y Ryzen 5000. Un salto muy importante, pues recordemos que hasta ahora el soporte del chipset A320 solo llegaba hasta Ryzen 2000, mientras que B350 y X370 podían saltar hasta Ryzen 3000, pero solo si el fabricante de la placa base proporcionaba soporte para ello.

AMD confirma la compatibilidad de Ryzen 4000 y 5000 con chipset 300

Recordemos que la serie 300, integrada por los tres modelos indicados anteriormente, junto a los A300, B300 y X300 dirigidos en exclusiva a soluciones embebidas y al mercado OEM, vio la luz en 2017, hace ya cinco años, de la mano de los integrados Ryzen 1000 y el socket AM4. Un socket que ya tiene los días  contados, pues de la mano de Zen 4 llegará también AM5 (LGA1718), el nuevo socket, que vendrá acompañado de los nuevos chipsets serie 600.

Por lo tanto, cualquier salto a esa futura generación llevará implícito, sí o sí, el cambio de placa base, y por lo tanto también de parte de los componentes del sistema. Con este movimiento, AMD facilita mucho a los usuarios de equipos más antiguos que, por ahora, deseen dar un salto en el rendimiento de sus sistemas, a la espera de que la nueva arquitectura ya se haya generalizado, dentro de algún tiempo.

Ahora el soporte, eso sí, queda en manos de los fabricantes de placas base, que tendrán que actualizar el software de las BIOS de sus placas para que los usuarios puedan instalar procesadores AMD más actuales. ASUS ya ha anunciado que publicará actualizaciones para sus placas el próximo 25 de marzo, y podemos esperar que el resto de fabricantes no tarden mucho en sumarse.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído