Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Intel utilizará DirectX 12 para dar soporte a DirectX 9: ¿emulación o traducción?

Publicado

el

El gigante de Santa Clara confirmó abiertamente que sus GPUs Intel Arc Alchemist ofrecían tres niveles de rendimiento perfectamente diferenciados, el nivel 1 que se registra sobre DirectX 12, el nivel 2 bajo DirectX 12 y Vulkan, y el nivel 3 bajo DirectX 11 e inferiores. Este último nivel es en el que peores resultados registran dichas GPUs, y es el que más trabajo estaba dando a Intel.

Es perfectamente comprensible. Los que nos leéis a diario ya sabéis las particularidades y la dependencia de las optimizaciones a nivel de drivers que tiene DirectX 11, de hecho la propia AMD ha tenido problemas con el rendimiento de sus tarjetas gráficas bajo dicha API, a pesar de toda la experiencia y de toda la tecnología sobre la que se apoyan sus soluciones Radeon.

Intel se comprometió a mejorar el rendimiento de sus soluciones gráficas Arc Alchemist bajo DirectX 11 y APIs anteriores, aunque no dijo exactamente cómo pensaba hacerlo. Hoy, el gigante del chip ha confirmado sus planes en todo lo relativo a la API DirectX 9, una solución obsoleta que tiene interés porque algunos clásicos triple A que todavía son muy populares la utilizan. Podría poneros muchos ejemplos, pero entre los más importantes destacan Team Fortress 2, Half-Life 2 y CS: GO.

Intel ARC APIs más usadas en Steam

APIs de los títulos más jugados en Steam. Fuente: Linus Tech Tips.

Para mejorar el rendimiento Intel no va a ofrecer soporte de forma directa a DirectX 9, lo que hará será utilizar una especie de traductor identificado como «D3D9On12», que permitirá convertir y ejecutar toda la carga de trabajo de DirectX 9 a DirectX 12. De esta manera, las GPUs Intel Xe, tanto integradas como dedicadas, ya no soportarán DirectX 9 de forma nativa, sino que lo harán a través de esa capa de traducción, lo que permitirá simplificar las cargas de trabajo y la gestión del pipeline, y puede que su impacto a nivel de rendimiento acabe siendo mínimo.

Por otro lado, esto también debería liberar a Intel de una importante carga de trabajo, y le permitirá centralizar sus esfuerzos en mejorar el rendimiento de las Arc Alchemist en DirectX 11, una API que todavía sigue teniendo más uso del que nos gustaría y que por tanto pesa bastante en comparativas y pruebas de rendimiento. En DirectX 12, las Intel Arc Alchemist ya han demostrado que son capaces de ofrecer un rendimiento muy competitivo, aunque imaginamos que Intel también seguirá introduciendo optimizaciones y mejoras para maximizar el rendimiento de sus tarjetas gráficas en todos los niveles.

Utilizar una capa de traducción para convertir DirectX 9 en DirectX 12 parece un acierto a todas luces, aunque tiene un pequeño lado negativo, y es que si surgiera algún tipo de incompatibilidad o de problema este tendría que ser resuelto por Microsoft y no por Intel. Con todo, es poco probable, así que no tiene demasiada importancia.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

Lo más leído