Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Análisis Newskill Chronos TKL: cuestión de tacto

Publicado

el

Análisis Newskill Chronos TKL: cuestión de tacto

Llevo alrededor de una semana utilizando el teclado Newskill Chronos TKL en mi día a día, pues para esta prueba ha sustituido por completo al teclado que empleo de manera habitual. Cambiar de teclado, aunque sea por un plazo temporal como ocurre en este caso, no es algo sencillo. La disposición de las teclas, el tamaño de las mismas, su recorrido, la sensación de retorno que experimentas tras cada pulsación, su textura… pueden parecer detalles menores para quienes apenas interactúan con el PC mediante el más veterano de los dispositivos de entrada, pero si te dedicas a escribir durante todo el día, ya te aseguro yo que es casi como cambiar de coche.

Esta necesidad de adaptación al nuevo teclado se intensifica si, además, has cambiado el tipo de layout y, por supuesto, la tecnología en la que se basa el teclado, y en mi caso lo cierto es que he hecho triplete, ya que he cambiado de teclado y, con éste, también de layout y de sistema de captura de las pulsaciones, pues en mi día a día empleo un teclado de membrana (con el que estoy muy contento, todo hay que decirlo).

Digo esto porque, como ya te contamos cuando fue presentado, el Newskill Chronos TKL es un teclado mecánico y de formato compacto, pero con una particularidad en el mundo de las disposiciones TKL (TenKeyLess), y es que conserva el teclado numérico. Para conseguir el gran ahorro de espacio, parte de las teclas presentes en los teclados de tamaño completo las encontramos, aquí,  en el resto de teclas, y accesibles mediante una combinación de teclas. Por su parte, las teclas de cursor se encuentran bajo el teclado numérico, de modo que el acceso a las mismas es bastante cómodo.

Análisis Newskill Chronos TKL: cuestión de tacto

Pero empecemos por el principio, que en este caso es con una descripción del Newskill Chronos TKL basada en sus especificaciones técnicas, para ya posteriormente entrar en la experiencia de trabajar con el mismo… y bueno, quien dice trabajar también dice jugar (solo por trabajo, ojo, no es que haya aprovechado la excusa para dedicar unas cuantas horas de más a Minecraft en horario laboral), atender comunicaciones y asuntos personales y, para qué negarlo, quedarme embelesado durante un rato con los efectos de iluminación de sus teclas.

Hablamos, como ya indicaba al principio, de un teclado mecánico, especialmente diseñado para el mundo del gaming como se deduce de su iluminación led RGB, con una visión personal de Newskill del formato TKL, y es que a diferencia de lo común en este formato, que consiste en eliminar el teclado numérico, algunas teclas especiales y ofrecer un diseño más compacto, la compañía española nos ofrece un teclado TLK con teclado numérico, como puedes ver en esta imagen.

Análisis Newskill Chronos TKL: cuestión de tacto

Así, con sus 93 teclas, nos encontramos con una funcionalidad casi equiparable a la de un teclado de formato completo, algo que agradecerán especialmente aquellos usuarios que buscan un teclado compacto pero que no quieren renunciar al numpad. Por su parte, como ya habrás imaginado y puedes confirmar en las imágenes, las teclas ausentes se suplen con la combinación de la tecla de función, personalizada con el logo de Newskill, y la tecla a la que se haya asignado dicha función, algo que se indica en la misma.

Al tratarse de un teclado dirigido al mundo gamer, este Newskill Chronos TKL cuenta con antighosting, por lo que las pulsaciones múltiples serán capturadas sin problema por el teclado, evitando esa más que frustrante experiencia de comprobar que nuestras acciones al emplearlo no se reflejan en el juego.

El teclado incluye un set completo de keycaps en color negro mate pero, en su embalaje también encontraremos un juego completo (93 keycaps)  en blanco, también mate, junto con una práctica pinza que nos permitirá cambiar rápida y cómodamente aquellas que deseemos, ya sea para hacer que todo el teclado sea blanco, o para combinar teclas de ambos colores en un esquema o bien creativo, o bien que destaque algunas teclas en particular para facilitar su identificación visual con la visión periférica. Si no lo has hecho nuca, sustituir una keycap es un proceso bastante sencillo, por lo que personalizar este teclado será cosa de un momento.

En cuanto a sus switches, un elemento clave de los teclados de este tipo, emplea los Outemu, una marca que ha conseguido, a base de ofrecer un producto de alta calidad por un precio muy competitivo, ganarse la preferencia de muchos usuarios. Su funcionamiento es impecable y, en lo referido a durabilidad, su vida se cifra alrededor de los 50 millones de pulsaciones. A este punto se suma el robusto diseño del bloque del teclado, construido en metal, por lo que estamos hablando de un dispositivo que promete ser resistente y duradero.

Análisis Newskill Chronos TKL: cuestión de tacto

Newskill Chronos TKL: prueba de uso

Al inicio de este análisis te contaba con qué trabajo habitualmente, para que pudieras hacerte una idea de la dimensión del cambio que ha supuesto pasar de mi teclado habitual a este modelo de Newskill. Y claro, no te mentiré, los primeros minutos resultaron un poco desconcertantes. Por norma general estás acostumbrado a una distribución concreta de las teclas y, claro, cuando ésta cambia, descubres que las pulsaciones no te devuelven aquello que esperas, lo que te hace sentirte un poco torpe.

Sin embargo, y viniendo de un teclado de formato completo, que este Newskill  Chronos TLK tenga teclado numérico ha sido una bendición a este respecto. Como usuario habitual de Excel, sin dichas teclas me habría sentido como un naufrago en una isla desierta pero, además, la diferencia del layout habría sido mucho mayor, lo que habría hecho más difícil el proceso de adaptación. Sin embargo, y de este modo, en menos de 10 minutos ya estaba usándolo como si fuera mi teclado de toda la vida.

Esto se debe a una suma de varios factores, pero hay uno en particular en el que me parece importante incidir, y es que por tamaño, distribución de las teclas y tamaño de las mismas (aunque no, obviamente, por otros parámetros), se ajusta casi como un guante a los teclados de formato completo que ofrecen muchos ordenadores portátiles de 15 pulgadas. Tanto es así que, en un momento dado, he puesto el Newskill Chronos TKL sobre el teclado de mi portátil y, salvo por la forma y altura de las teclas, así como por su recorrido y especialmente por su tacto, la experiencia ha sido de lo más natural.

La actividad a la que dedico más tiempo a lo largo del día es, ya lo `puedes imaginar, escribir, por lo que el teclado es un elemento imprescindible en mi día a día. Pongo atención también a otros periféricos, claro, pero para mí el teclado, un buen teclado, que sea cómodo, rápido y fiable es casi tan necesario como el respirar, y aunque en general estoy muy satisfecho con mi teclado habitual, mi sensación es que los días que he trabajado con el Newskill Chronos TKL mis manos han acabado menos cansadas que con el de membrana.

A esto, claro, debemos sumar algo que encanta a algunas personas y resulta de lo más molesto para otras (me encuentro entre las primeras): el tacto y el sonido de los teclados mecánicos. Repito, para que no queden dudas al respecto, también me gustan los teclados de membrana, y hay algunos modelos fantásticos basados en esta tecnología en el mercado. Sin embargo, la experiencia de emplear un teclado mecánico es, por norma general, más positiva.

Análisis Newskill Chronos TKL: cuestión de tacto

A la hora de gestionarlo, Newskill nos ofrece una aplicación bastante completa, en la que podremos desde configurar macros y asignar funciones específicas a cada tecla, hasta seleccionar el modo de iluminación del teclado, para lo cual ofrece nada menos que 18 modos, entre los que encontraremos desde los más clásicos y reconocibles, hasta algunas propuestas un tanto sorprendentes (como aquellas en las que la iluminación responde directamente a nuestras pulsaciones). Para tal fin cuenta con iluminación individual para cada tecla, por lo que el nivel de personalización a este respecto es insuperable.

La función de personalización de teclas también es de lo más completa y, gracias al diseño visual de la aplicación, asignar funciones personalizadas es un proceso muy rápido y sencillo. Tan solo tendremos que elegir la tecla en cuestión, seleccionar qué tipo de función queremos y, a continuación, elegir la acción en concreto que queremos invocar con la misma. Funciones estándar del sistema, del ratón, del juego, de Microsoft Office… la lista es larga y, con un poco de trabajo para la personalización, el resultado a la hora de trabajar (o de jugar) será más que notorio.

También, como no podía ser de otra manera, encontraremos un completo editor de macros, una función imprescindible para muchos gamers y que, por la flexibilidad de la aplicación del Newskill Chronos TKL, ofrece un excelente nivel de personalización. Y por supuesto, para completar, también permite el uso de diversos perfiles, cada uno con su esquema de iluminación, teclas personalizadas y macros, así como algunos ajustes adicionales como el bloqueo de la tecla Windows (algo especialmente idóneo para juegos), la tasa de muestreo del teclado, etcétera.

El único «pero» que le he encontrado a todo el conjunto (teclado y software) es que la traducción de la aplicación al español es bastante mejorable, al punto de que te recomiendo que, al emplearla, optes por la interfaz en inglés. La parte positiva de esto es que hablamos de un problema menor, que puede resolverse fácil y rápidamente, y estoy seguro de que Newskill sabrá resolverlo.

Conclusiones

Escribo esta conclusión al tiempo que preparo el teclado para hacer algunas de las fotos que ilustran este análisis y, posteriormente, lo devolveré a su caja con el fin de devolvérselo a Newskill, que amablemente nos lo ha cedido para hacer las pruebas, y debo reconocer que lo hago con una sensación agridulce. Dulce porque me ha gustado mucho la experiencia, me he sentido muy cómodo trabajando con este teclado. Amarga porque, después de todo, ahora la sensación de trabajar con mi teclado habitual ya no es tan gratificante como lo era hasta hace una semana.

Aún recuerdo la experiencia, hace muchos años, de volar por primera vez en clase business, después de llevar ya muchos años haciéndolo en clase turista. Me encanta volver, siempre me ha gustado, y la experiencia (la del vuelo en sí mismo, quiero decir) me resultaba gratamente satisfactoria en turista… hasta que probé business. Lo que ocurre es que después, en mi día a día, y por muchos años, volví a volar en turista, por lo que el recuerdo de aquella experiencia en business se fue, poco a poco, desdibujando en mi memoria.

Sin embargo, de vez en cuando he vuelto a disfrutar de esas mieles, y eso me ha recordado no que la clase turista esté mal (en algunas aerolíneas está muy bien)m pero sí que la experiencia premium es, siempre, mucho más satisfactoria. Y esto es lo mismo que me ha ocurrido ahora, al probar este Newskill Chronos TKL, tras años sin emplear un teclado mecánico, y al encontrar además una propuesta TKL con teclado numérico que, egoístamente, pienso que está diseñado pensando exactamente en mí.

Se me pasan bastantes palabras por la cabeza para definir este teclado pero, si tuviera que quedarme con una, creo que elegiría comodidad. Ya sea para trabajar (lo que en mi caso principalmente consiste en escribir), para jugar o para cualquier otro uso, la adaptación al mismo ha sido muy rápida y, desde entonces, me he sentido particularmente cómodo, y las horas empleándolo para escribir se me han hecho más livianas, en lo referido a la parte física de esta actividad.

Me lo he pasado bien con su iluminación, probando algunos efectos de lo más divertidos, pero ha sido con la personalización de las funciones de las teclas con lo que verdaderamente le he sacado más partido al software de configuración de este Newskill Chronos TKL. Aunque a este respecto una semana no da para extraerle todo el potencial, estoy más que convencido de que, de emplearlo como teclado habitual, tardaría poco tiempo en empezar a asignar funciones que asociaría a perfiles (uno para WordPress, otro para Excel, un tercero para Minecraft, etcétera).

¿La buena noticia? Pues que sumado a todo lo anterior, y en la línea habitual de la marca, el precio del Newskill Chronos TLK resulta de lo más competitivo, especialmente si tenemos en cuenta que hablamos de un teclado mecánico y que, además, cuenta con dos juegos completos de keycaps y es que, por supuesto que sin desmerecer productos de otras marcas, destacablemente más caros, el precio de este teclado es de tan solo 54,95 euros. Un precio por el que, como opinión personal, me parece una compra más que redonda.

Valoración final
9.2 NOTA
NOS GUSTA
Construcción muy robusta
Incluye pad numérico
Muchas opciones de personalización
Relación Calidad-Precio
A MEJORAR
Traducción al castellano del software
RESUMEN
Probablemente la mejor opción de su categoría, las prestaciones del Newskill Chronos TLK en combinación con su relación Calidad-Precio lo convierten en una opción más que conveniente para cualquier usuario que quiera dar el salto a los teclados mecánicos.
Calidad de construcción9
Experiencia de uso y software8.5
Iluminación LED9.5
Instalación y configuración9
Calidad/Precio10

 

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído