Memoria de AMD para ATI Radeon

AMD ha anunciado hoy la primera implantación de la memoria Graphics Double Data Rate versión 5 (GDDR5) en su próxima generación de productos de tarjetas gráficas de ATI Radeon. Se prevé que la tecnología GDDR5 de alta velocidad y banda ancha se convierta en el nuevo estándar de memoria del sector. 

AMD está colaborando con varios proveedores de memorias como Samsung, Hynix y Qimonda para sacar la GDDR5 al mercado. 



El rendimiento actual de la GPU (Graphic Process Unit) está limitado por la tasa a la que pueden transmitirse los datos en el chip gráfico que, a su vez, está limitado por el ancho de la interfaz de memoria y el tamaño de la oblea. Las mayores tasas de datos que permite la GDDR5 (hasta 5 veces más que la GDDR3 y 4 veces más que la GDDR4) permite un mayor ancho de banda en una interfaz de memoria más estrecha, lo que puede traducirse en un rendimiento superior logrado por chips más pequeños y con mejor relación precio/prestaciones.
Los ingenieros de AMD han trabajado en estrecha colaboración con el organismo de estándares industriales JEDEC en el desarrollo de la nueva tecnología de memoria y en la definición de las especificaciones de la GDDR5. Según Rick Bergman, vicepresidente primero y director general del Grupo de Productos Gráficos de AMD,  “consideramos que la GDDR5 es la mejor manera de impulsar un mayor rendimiento siendo consciente del consumo de energía. Estamos entusiasmados por el potencial que supone la GDDR5 para el desarrollo innovador de juegos y una experiencia de juegos aún más emocionante. Muy recientemente hemos sido los primeros en lanzar al mercado una arquitectura unificada de shaders, los primeros en estar equipados con juegos Microsoft DirectX 10.1, los primeros en bajar los nodos de proceso como el 55nm, los primeros con HDMI integrado con audio y los primeros en contar con apoyo de cálculo de punto flotante de doble precisión“.

AMD prevé que los gráficos de ordenador se beneficiarán del incremento de la banda ancha de la memoria para diversas aplicaciones intensivas. Los gamers podrán disfrutar de configuraciones de alta resolución y calidad de imagen, así como de un rendimiento de juego general superior. Las aplicaciones del ordenador podrán beneficiarse de tiempos de carga rápidos, con mejores tiempos de respuesta y mejor multitarea.


Además del potencial para un mejor rendimiento de juegos y aplicaciones para ordenador, la GDDR5 también presenta diversos beneficios para el procesamiento stream, donde se aplican las GPU para realizar grandes cálculos paralelos complejos. Dichos cálculos son frecuentes en la informática de alto rendimiento, segmentos financieros y académicos, entre otros. 



El nuevo mecanismo de detección de errores en GDDR5 también puede ayudar a aumentar la precisión de cálculos identificando errores y volviendo a emitir comandos para conseguir datos válidos.
  • Share This