La venta de móviles en crisis

En la cesta de la compra, la gasolina o la venta de coches la crisis ya es evidente. Ahora, le toca el turno a los teléfonos móviles. Un sector que hasta hace nada estaba en pleno auge, toca fondo y reduce ventas en el primer semestre del año. A pesar de que Apple ha vendido en España miles de modelos del iPhone 3G, no hay alegría en un mercado que depende, demasiado, de las promociones de las operadoras.

Aunque Apple ha vendido en el mundo más de un millón de modelos de su nuevo 3G en sólo tres días y Blackberries y smartphones se venden como rosquillas, la comercialización de móviles se está resintiendo como cualquier otro objeto de consumo. Y es que a pesar de que la vida media de un dispositivo no sobrepasa los dos años y que los nuevos servicios 3G exigen terminales a la última, muchos españoles aguantan con auténticos “zapatófonos” antes de caer en las redes de las operadoras.

En febrero de este año, el número de líneas de telefonía móvil superaron a la población española. Más de 50 millones de terminales, un 7,4% más que en  2007, según datos recogidos por el Instituto Nacional de Tecnología de la Comunicación. Sin embargo, esta cifra se ha estancado debido a los problemas económicos que afectan a los consumidores.

De hecho, según la consultora alemana Gfk, la venta de móviles ha descendido un 10 % en nuestro país. Si en el primer trimestre de 2007 se vendieron entre 10 y 11 millones de móviles, este año sólo se ha vendido un millón de celulares menos. Está claro que, aunque las compañías no paren de regalar móviles por portabilidad y cambios de prepago a contrato, los consumidores empiezan a optar por posiciones más conservadoras. Además la guerra de tarifas de las operadoras, de las que dimos cuenta hace poco en un especial comparativo, hace que cada vez más usuarios opten por terminales libres..

 

Los fabricantes en España

Como sucede en el resto del mundo, Nokia sigue liderando las ventas de móviles en España. Según la consultora alemana, posee un 45,2% del mercado, una décima menos que en el primer trimestre de 2007.

Samsung se situó en segunda posición, con un 15,7 % , frente al 7,8 %. De hecho, el crecimiento de esta compañía ha sido espectacurlar. En el tercer lugar del podio está  Sony Ericsson, con un 13,8 % frente al 10,8 % de año anterior. En quinto lugar está  LG, con un 7 %, que mejora desde el 3,7 %.

A pesar de estos malos datos del primer semestre del año, la telefonía móvil sigue siendo un mercado, cuanto menos, interesante para los fabricantes. Según un informe de INTECO, un 17,7 % de los hogares españoles sólo disponen de telefonía móvil y la cifra va en aumento. La tendencia a dejar de contratar servicios fijos en los nuevos hogares de los jóvenes ya es una realidad.

Aun así, la situación no es para tirar cohetes. La propia directora general de Nokia en España, Marieta del Rivero, declaró que “el panorama del negocio móvil español está afectado por la desaceleración“. Sin embargo, aseguró que la situación es pasajera y de momento, no hay que alarmarse.

Además, del Rivero auguró una “gran revolución” en los próximos cinco años debido a las aplicaciones de localización y navegación de los móviles. Unos servicios que reportarán más beneficios a los fabricantes de móviles, en general, y a Nokia, en particular.

 

  • Share This