Llega el fin de la GPU

El máximo responsable de Epic Games, Tim Sweeney, ha hablado sobre el ocaso de los procesadores gráficos como concepto, y sus predicciones auguran una nueva etapa en la que Larrabee y las CPUs multipropósito revolucionarán el mercado. Sweeney lo tiene muy claro, y de hecho ya habló de ello hace casi 10 años, cuando predijo que a estas alturas volveríamos a utilizar renderización por software, y no por hardware. 

 

En un excepcional artículo de Ars Technica, el no menos importante Jon Stokes (fundador de este prestigioso portal) mantuvo una interesante entrevista con Sweeney, artífice de la saga Unreal y de otros muchos títulos de Epic Games. El máximo responsable de esta desarrolladora ya lo tenía claro en 1999, cuando ofreció una entrevista a Gamespy en la que ya predecía el futuro:

 

En 2006-2007 las CPUs serán tan rápidas y potentes que el hardware 3D dará tan solo un beneficio marginal para el rendering, que será relativo a los límites del sistema visual de los seres humanos, de modo que los chips 3D acabarán condenados a ser un gasto de silicio“.

 

Sweeny quizá se adelantó en el tiempo un par de años, pero su análisis de la situación es muy revelador. Hoy en día tanto NVIDIA como ATI disponen del cetro en materia de rendimiento 3D, pero ese nuevo acercamiento a CPUs multinúcleo y multipropósito está cada vez más próximo. Larrabee, la próxima y revolucionaria CPU de Intel, es el ejemplo más claro, y Sweeney cree que ese es el futuro.

 

De hecho, destaca el hecho de que pronto podremos decir adiós a las APIs gráficas que hoy en día son indispensables para la programación de juegos. Tanto DirectX como OpenGL desaparecerán en favor de la utilización de lenguajes de propósito general como C++ o CUDA. Según Sweeney, DirectX 9 fue la última API realmente relevante, pero después de eso todo han sido mejoras incrementales que ya no dan demasiado de sí. El futuro, afirma, será la programación de propósito general para CPUs que puedan trabajar con todo tipo de tareas.

 

  • Share This