Acer Aspire M7720

Acer Aspire M7720
17 de abril, 2009

Acer se sube al tren Nehalem con el modelo Aspire M7720 especialmente indicado para quienes busquen un ordenador amigable en cuanto a funcionamiento, pero con el máximo rendimiento gracias al procesador Intel Core i7 940. No destaca en aspectos como el gaming, ni el multimedia, pero en conjunto es todo un bólido para cualquier hogar con necesidades informáticas elevadas.

A pesar de que Acer es más conocida por sus equipos portátiles, también cuenta con ordenadores de sobremesa tanto para la empresa como para el hogar. En este caso, el modelo Aspire M7720 está enfocado al entorno doméstico, aunque orientado a un perfil de usuario avanzado que demanda las máximas prestaciones pero sin especializarse en apartados como juegos u ocio multimedia.

Acer ASpire M7720 perspectiva


La caja tiene una buena apariencia, con detalles interesantes como los paneles abatibles de conexiones, pero es pesada y convencional en cuanto a materiales de fabricación.

La configuración es excelente en cuanto a componentes esenciales se refiere, con un procesador Intel Core i7 940 a 2,93 GHz que proporciona un rendimiento sólo superado por el modelo Extreme 965. Además, con 8 Gbytes de memoria RAM, el margen para ejecutar múltiples aplicaciones simultáneamente, o para trabajar con otras especialmente exigentes, es muy amplio. Aun así, hay dos ranuras libres para alcanzar 12 Gbytes en caso de necesidad en un futuro. Con el sistema operativo instalado, que no es otro sino la versión Home Premium de 64 bits de Windows Vista, es posible aprovechar toda la memoria disponible, aunque sería mejor que no se tratase de una versión Home, limitada en aspectos como la configuración de volúmenes RAID.

El apartado gráfico está resuelto mediante una tarjeta ATI Radeon HD 4870 con 512 Mbytes de memoria GDDR5. Se trata de una buena tarjeta, aunque no es la mejor opción para juegos si se busca un rendimiento excelente. Tras las últimas incorporaciones en el mercado de tarjetas de vídeo, este modelo entra dentro de la gama media-superior, pero sin llegar a sobresalir.

En caso de que se quiera mejorar en este apartado gráfico, existe la posibilidad de instalar una segunda tarjeta, pero debido a la escasez de ranuras de expansión, esta mejora sería a costa de cerrar las puertas a futuras instalaciones de dispositivos PCI-Express como tarjetas de TV, o una tarjeta de audio dedicada, por ejemplo.

La placa está "personalizada" para Acer, aunque integra un chipset Intel X58, la única opción disponible a día de hoy para las configuraciones con procesador Intel Nehalem. Por otro lado, la fuente de alimentación, con unos modestos 450 vatios, no es la más indicada para adentrarse en el mundo de las ampliaciones y mejoras de la configuración del ordenador, y en el caso de añadir componentes que demanden un consumo de potencia elevado habría que pensar en cambiar la fuente. De todos modos este equipo está pensado para aquellos usuarios que no piensen ni deseen abrir ni "cacharrear" con este ordenador.

Acer aspire m7720 abierto

El interior de la caja muestra una distribución correcta, aunque con poco margen para demasiadas ampliaciones. Si se busca un equipo más "personalizable" es mejor recurrir a propuestas especiales.

El apartado que sí está perfectamente resuelto es el del almacenamiento. Gracias a las dos ranuras frontales para instalar sendas unidades de disco duro SATA, es posible aumentar el espacio disponible de una manera inmediata. Sólo hay que retirar la bandeja extraíble, instalar el disco (sin necesidad de tornillos) y volver a introducirlo. El sistema reconoce las unidades rápidamente, aunque en este caso, al integrar una versión Home de Windows Vista, no es posible configurar volúmenes RAID a partir de los discos duros instalados. Con el equipo se entregan dos discos Western Digital de 1 Tbyte SATA y 7.200 rpm. listos para usar, aunque el sistema operativo está instalado en un disco SATA interno de 640 Gbytes.

Acer ASpire m7720 detalle tarjetas

El lector multitarjetas es accesible desde la parte superior mediante un sistema abatible cómodo y práctico.

En cuanto a las posibilidades multimedia, se echa de menos un mando a distancia que permita controlar las funciones audiovisuales remotamente. En el frontal hay un panel táctil que permite controlar la reproducción de contenidos multimedia sin recurrir al teclado, aunque no se gana mucho respecto al uso del teclado convencional. Otros botones integrados en la caja de este equipo son el de Backup, que lanza la aplicación de Windows Vista destinada a la copia de respaldo, y el botón "Copy" en el lector de tarjetas abatible de la parte superior de modo que los contenidos de la tarjeta de memoria se copian automáticamente en el disco duro.

Acer Aspire m7720 detalle frontal

El botón "Backup" permite realizar una copia de respaldo automáticamente usando el software instalado en el equipo, tanto en las unidades internas como en otras que se conecten mediante USB o Firewire.

La caja es elegante y con apliques de color naranja que resaltan sobre el negro, pero no acaba de transmitir la sensación de exquisitez que se ha encontrado en equipos como el Mountain NextGen i7. El ventilador está bien elegido, con un sistema de rejilla y pipes de cobre rematados con un ventilador silencioso que expulsa el aire caliente hacia afuera, y otro que inyecta aire frío desde la parte trasera. De este modo se consigue un funcionamiento silencioso y fiable que mantiene la temperatura de los componentes dentro de márgenes seguros.

Acer ASpire m7720 trasera

La parte trasera de la caja, con las conexiones de la placa base y la rejilla por donde se introduce aire frío en el interior del ordenador.

Nuestras pruebas

En cuanto a los resultados de las pruebas de rendimiento, el comportamiento del Aspire M7720 está dentro de lo esperado. Muy bien en cuanto a procesamiento y cálculos donde intervenga el procesador y la memoria, pero menos destacado en cuanto al rendimiento gráfico. Edición de vídeo, escenarios multitarea donde se ejecuten varias aplicaciones, o labores como servidor de archivos para entornos multiusuario son algunas de las tareas en las que este equipo brillará con luz propia. Tareas "avanzadas" como el overclocking no son fácilmente abordables debido a las limitaciones de la BIOS, donde Acer ha decidido dejar pocas opciones para realizar cambios significativos en aspectos como la velocidad de reloj.

REsultados Acer ASpire M7720

Las pruebas de rendimiento realizadas sobre este equipo muestran un excelente comportamiento medio, aunque sin destacar en el apartado de juegos. Su procesador es el segundo más rápido del momento para entornos domésticos, y eso se nota.

Cuadro resumen pruebas y configuración

Conclusiones

Acer ha conseguido un buen equilibrio entre precio, rendimiento y acabado en este modelo Aspire M7720. No utiliza componentes extraordinarios en su configuración, pero son suficientes para conseguir un rendimiento elevado gracias a su procesador Intel Core i7 940 y sus 8 Gbytes de memoria DDR3. La tarjeta de vídeo no es tan notable, aunque cumple con su cometido y permite acelerar la reproducción de contenidos de alta definición además de mover juegos con corrección siempre y cuando no se abuse de la resolución o el nivel de detalle en los títulos más recientes donde se puedan usar efectos DirectX 10 de manera generalizada.

  • Share This