AMD Phenom II X4 955 BE

AMD Phenom II X4 955 BE
5 de mayo, 2009

AMD al fin alcanza su meta e introduce compatibilidad con memoria DDR3 en su gama de procesadores Phenom II. El modelo X4 955 Black Edition, con 3,2 GHz de velocidad nominal, es la joya de la corona para la compañía norteamericana. Al ser una unidad BE, el multiplicador está desbloqueado, así que llega el momento de ver cuál es el límite de esta tecnología.

La plataforma Dragon de AMD sigue su proceso de evolución constante. Sin prisa pero sin pausa, AMD se afianza en una posición atípica: no dispone de ningún procesador de sobremesa que pueda presumir de ser el más rápido del mercado, con la familia Core i7 de Intel bastante por encima en aspectos como el rendimiento o la eficiencia energética.

De todos modos, y a pesar de esa carencia que afecta más a la imagen de marca que a los volúmenes de ventas, los procesadores AMD Phenom II X4 y X3 están bien posicionados en precio y en rendimiento. Es cierto que no son los más rápidos, pero sí suficientemente veloces como para afrontar todo tipo de tareas con garantías y mantienen unos precios realmente interesantes para muchas soluciones.

AMD Phenom II X4

El procesador AMD Phenom II X4 955 BE no es una novedad tecnológica, pero sí supone la compatibilidad con memoria DDR3 y una velocidad nominal de 3,2 GHz con posibilidad de aumentarla aumentando el valor del multiplicador.

El eslabón que faltaba en AMD para completar esta cadena de lanzamientos alrededor de la plataforma Dragon era la compatibilidad con memoria DDR3 y, a día de hoy, ya existe un chipset apropiado para este tipo de memoria: el AMD 790FX (frente al 790GX compatible con memoria DDR2).

El SouthBridge es el AMD SB750, sin novedades en este aspecto, y por supuesto procesadores compatibles con el encapsulado AM3+ como este Phenom II X4 955 BE, con el multiplicador desbloqueado como corresponde a procesadores del tipo Black Edition. Se trata de un procesador que no introduce auténticas novedades respecto a sus predecesores en lo que a tecnología y arquitectura interna se refiere, pero sí supone un paso hacia adelante en velocidad, con 3,2 GHz, así como la compatibilidad con memoria DDR3 de doble canal. En principio las configuraciones por defecto implican velocidades para la memoria de 1.066 MHz, pero se pueden alcanzar 1.600 MHz o 1.333 MHz mediante configuraciones en la BIOS o mediante el excelente software AMD OverDrive v3.0.

El software se está convirtiendo en un elemento diferenciador para AMD. Con Fusion ofrece una herramienta a los gamers para deshabilitar y habilitar servicios que pueden afectar al desarrollo de una partida on-line, por ejemplo. Y con OverDrive, consigue dar a los usuarios entusiastas una herramienta para optimizar los parámetros de funcionamiento del equipo desde una misma aplicación.

Procesador, placa base y tarjeta gráfica (siempre y cuando sean de AMD, claro está) pueden ponerse a punto mediante esta versátil aplicación que en esta nueva versión incluye perfiles. Estos perfiles permiten asignar a distintas aplicaciones un número variable de núcleos entre uno y cuatro, de modo que en aquellas aplicaciones que no aprovechen especialmente bien el mulltithread, se puede asignar un único núcleo de modo que el resto de recursos quedan "libres" para otras aplicaciones. Es posible también usar los perfiles para evitar que aplicaciones que tradicionalmente suelen acaparar mucho uso de CPU se mantengan bajo control. Los antivirus, sin ir más lejos, o el propio explorador de archivos son candidatos para crear perfiles apropiados. Una vez creados en la aplicación AMD OverDrive, se pueden activar y desactivar sin problemas.

Para la memoria no es tan evidente crear un perfil desde la aplicación, siendo más rápido hacerlo desde la BIOS. Eso sí, en caso de que AMD tenga un perfil predefinido para la memoria instalada, activarlo será muy rápido, pero de momento no hay demasiados predefinidos. En cualquier caso, estas funcionalidades de AMD OverDrive son sumamente interesantes para tener el control absoluto sobre el equipo. La asignación de perfiles para distintas aplicaciones es una forma excelente de distribuir el uso de la CPU y sus distintos núcleos de un modo racional y personalizado.

Por otro lado la posibilidad de trabajar con velocidades por encima de la nominal es otro valor añadido importante. Sin ir más lejos, en nuestras pruebas fue posible aumentar la veocidad hasta 3.500 MHz de forma estable con aire y sin tocar le voltaje del procesador. Para la memoria, pudimos configurar manualmente el modo DDR3 1.600 sin más que subir el voltaje hasta 2.0 V (la memoria está diseñada para 2,1V) y subir la latencia. Aun así, funciona a 1T.

Conclusiones

Esta puesta al día de AMD para los procesadores Phenom II X4 supone un avance en el buen camino. La tecnología de fabricación de 45 nm parece que da buenos resultados y permite subir velocidades manteniendo el TDP de 125 W. Además, el software AMD OverDrive es una joya para los entusiastas que desean controlar al milímetro el funcionamiento del equipo. En este análisis se ha realizado el test con una tarjeta NVIDIA GeForce GTX 285 de Point of View, sobre todo para obtener resultados que se beneficien de la activación de la física en la tarjeta. En un próximo análisis tocaremos con detalle tanto la placa ASUS con chipset 790FX, como las nuevas tarjetas AMD Radeon HD 4890 y 4770.


Configuración del equipo de pruebas

Placa base ASUS M4A79T Deluxe.
2 x 1 Gbyte Kingston KHX16000d3K2/2GN, 2000 MHz, CL9, 2,1V.
Tarjeta gráfica Point of View GeForce GTX 285.
Disco duro Seagate Barracuda 7200.11, 1 Tbyte.
Fuente de alimentación Enermax REVOLUTION85+ 1050W.
Sistema operativo Microsoft Windows 7 64 bits RC (v7100).
Ventilador OCZ Vendetta 2.

  • Share This