Rusia contra Skype

Rusia contra Skype
26 de julio, 2009

Los servicios de voz sobre protocolo de Internet VoIP como Skype están bajo presión de las operadoras rusas que los acusan de suponer una amenaza para la seguridad nacional y la economía rusa. Los gigantes de las telecomunicaciones temen perder mercado ante las posibilidades de llamadas gratuitas o de bajo coste que permite la tecnología VoIP, por lo que unidas al grupo político que sustenta al primer ministro Vladimir Putin, piden del gobierno una normativa que regule su funcionamiento.

Las compañías de telecomunicaciones rusas han creado un grupo de presión que con el apoyo del partido Rusia Unida piden que el gobierno imponga restricciones a este tipo de servicios "protegiendo a las compañías nacionales".

Este potente lobby asegura que compañías como Skype o Icq "son firmas extranjeras insidiosas que el Gobierno debe controlar", ante la amenaza que suponen "para la economía y la seguridad nacional al no poder registrar las conversaciones vía internet".

El grupo exige una regulación para detener "una caída incontrolada de los beneficios para los principales operadores de telecomunicaciones", ya que las previsiones apuntan que en 2012, el 40 por ciento de las llamadas telefónicas se realizarán a través de Internet.

Si lo hemos entendido bien, las operadoras rusas piden que los usuarios sigan engrosando sus cuentas de resultados con servicios de voz más caros, impidiendo bajo decreto gubernamental el acceso a llamadas de voz más baratas como permite la tecnología VoIP. Los ciudadanos rusos estarán encantados.

  • Share This