Sony mejora en penumbra

Sony mejora en penumbra
18 de septiembre, 2009

Con el sensor Exmor R, Sony ha conseguido menos ruido y mayor luminosidad en las tomas con poca luz y ha querido adaptarlo a toda su gama de cámaras, desde las relfex Alpha hasta las compactas Cybershot pasando por las videocámaras Handycam. En la presentación que tuvo lugar en el estadio Santiago Bernabeu en Madrid pudimos ver demostraciones de la nueva gama de productos basada en el nuevo sensor, así como nuevas funciones que incorporarán las distintas familias de productos.

 

En condiciones de poca luz es el momento en el que las cámaras digitales, tanto de vídeo como de foto, encuentran dificultades. El sensor digital debe recibir por un lado la luz suficiente (a través de objetivos lo más luminosos posibles) y por el otro conseguir captar los máximos detalles posibles. Sony ha lanzado su sensor CMOS Exmor R con esa idea cambiando la disposición de los circuitos y poniendo en primer plano el propio sensor.

 

Con ello se consigue que la luz que recibe la parte que capta la imagen sea la mayor posible. Los resultados se han podido ver en la imponente Cybershot HX1 y en los nuevos modelos de Alpha. En esta ocasión hemos podido comprobarlos de primera mano en una presentación que ha realizado Sony en el estadio Santiago Bernabeu en la nueva gama de productos de cámaras de Sony.

 

 

La empresa japonesa planea un gran lanzamiento a nivel mundial para cuya campaña de márketing se ha basado en el concepto de fútbol al atardecer, para unir dos condiciones extremas para la fotografía: el movimiento de una competición deportiva y las condiciones adversas de luz.

 

La gama Cybershot recibe el sensor Exmor R en sus nuevos modelos DSC TX1 y WX1. Ambas cámaras disponen además del nuevo modo de disparo panorámico simplificado que permite tomas prácticamente instantáneas sin necesidad de montarlas posteriormente en el ordenador. La WX1 dispone además de un objetivo con lentes G de Sony de alta luminosidad que antes sólo podíamos encontrar en la HX1 o en las cámaras réflex de Sony.

 

 

Durante las demostraciones pudimos apreciar la mejora que supone el nuevo sensor incluso en cámaras tan compactas como la TX1, con solo 14,1 milímetros de grosor. Es posible hacer tomas en penumbra sin necesidad de flash con una nitidez sorprendente. Durante la presentación también se exhibió el accesorio PartyShot, que al conectarse a una de las nuevas Cybershot, busca rostros que se encuentren alrededor y dispara de forma automática.

 

El precio de la Cybershot DSC TX1 es de 380 euros, mientras que la WX1, con mejor óptica pero de mayor tamaño, es de 350 euros. El accesorio PartyShot costará 150 euros.

 

 

Las cámaras Alpha disponen del Exmor R en los nuevos modelos 850, 550 y 500 (la primera de ellas full frame). Además de la flexibilidad en las tomas que proporciona un sensor con mayor sensibilidad a la luz y menos ruido, los nuevos modelos disponen de características adicionales muy interesantes. Una de ellas es el doble LightView. Gracias a este sistema podemos pasar a visualizar en la pantalla LCD directamente la información del sensor.

 

Esta función se activa para enfoque manual y es posible hacer zoom sobre zonas concretas de la imagen para enfocar con precisión ciertas zonas antes de disparar. Otra característica sobresaliente es el modo HDR, en el que la cámara realiza dos disparos automáticamente (uno sobreexpuesto y otro subexpuesto) para conseguir tomas de alto rango dinámico. 

 

 

En las pruebas realizadas durante la demostración la combinación del nuevo sensor con objetivos de la gama G de Sony mostró una luminosidad sorprendente, capaz de captar detalles en malas condiciones. La posibilidad de enfocar manualmente y con precisión una zona de la imagen es interesante, mientras que el modo de HDR automático permite nuevas posibilidades creativas y depender cada vez menos del ordenador para este tipo de efectos.

 

El precio para la Alpha 550 será de 850 euros mientras que la 500 costará 700 (en ambos casos sólo el cuerpo). La primera dispone de visor con gran ángulo de giro y capacidad de disparo de hasta 7 tomas por segundo. La alpha 850 costará la cifra redonda de 2.000 euros, sólo el cuerpo.

 

En lo que respecta a los nuevos modelos de Handycam , las nuevas sony HDR-CX505 y 520 (sólo se diferencian en la capacidad de memoria, 32 o 64 GBytes) también sacan partido del nuevo sensor. Además ofrecen un nuevo sistema para la estabilización de imagen que permite eliminar casi por completo los saltos e imprecisiones clásicos de las tomas caseras. La HDR CX5320 costará 1.300 euros mientras que la CX 505 1.100.

 

 

En la presentación se realizó la comparación con una cámara Sony de una generación anterior y las diferencias fueron notables. En baja luminosidad las texturas y los colores se mantenían fieles a la realidad y se evitaba el “efecto mancha” de las zonas oscuras. En la demostración del estabilizaror, la cámara apenas mostraba movimiento en pantalla a pesar de estar apoyada en una plataforma que vibraba.

 

Además de las cámaras, sony también ha presentado nuevos marcos digitales basados en el procesador de imagen BionZ, que permiten realizar ciertas correcciones y modificaciones en las imágenes almacenadas en los marcos.

 

  • Share This