Nokia N97 mini

Nokia N97 mini
22 de noviembre, 2009

En la pasada edición de Nokia World se presentó el Nokia 97 mini, una versión reducida del Nokia N97 que con su apellido “mini” deja claro que nos encontramos ante un teléfono muy parecido pero, fundamentalmente, más pequeño. Poco más de dos meses después de esta presentación el 2 de septiembre de 2009, el Nokia N97 mini ya se puede comprar a través de la tienda on-line del fabricante finlandés, pero sobre todo hay que destacar que hasta el 31 de enero de 2010 será la operadora Vodafone la encargada de comercializar de manera exclusiva un móvil en el que Nokia y también Vodafone tienen muchas esperanzas puestas de cara a la campaña de Navidad.

 

Nokia N97 mini, a fondo

 

En su día ya analizamos en el laboratorio de MuyComputer al N97, el “hermano mayor” de este  N97 mini, un smartphone de “pura cepa” muy enfocado para disfrutar de la navegacion por Internet en su pantalla de 3,5 pulgadas y el teclado deslizante que lo convertía casi en un pequeño ordenador. Actualizar el correo y responder mensajes, anotar ideas o redactar pequeños documentos, fotografiar lo que nos apetezca (también graba vídeo), así como navegar por la Web o acceder a nuestras redes sociales preferidas, todo ello con la posibilidad de hacer y recibir llamadas de voz, son las principales cualidades del N97, y también del N97 mini.

 

Nokia N97 mini, a fondo

 

El N97 mini viene en una caja negra bastante “espartana” y dentro de ella encontramos el terminal (con su batería), los auriculares manos libres, el cable de comunicación con el ordenador, manuales y el cargador con toma miniUSB.

 

Con el N97 mini, Nokia ha querido ampliar el público objetivo al que quiere convencer con su propuesta de smartphone “todoterreno”, pero para ello ha tenido que hacer algunas concesiones (principalmente en el tamaño); concesiones que dicho sea de paso no se tienen que ver como limitaciones, ya que mucha gente (entre la que nos encontramos) prefiere el tamaño más comedido del N97 mini.

 

Nokia N97 mini, a fondo

 

Así luce el Nokia N97 mini colocado en posición horizontal y con su teclado deslizante abierto.

 

Respecto a esas “limitaciones”, decir que sus medidas de 113 x 52,5 x 14,2 mm y peso de 138 gramos son menores que los 117,2 x 55,3 x 15,9 mm y 150 gramos de peso del N97. Además, su pantalla se ha reducido desde las ya mencionadas 3,5 pulgadas del N97 a 3,2 pulgadas, pero mantiene la  resolución de 640 x 360 píxeles con un ratio de 16:9. El Nokia N97 mini también ha perdido el pad del teclado que permitía mover a modo de joystick el puntero por la pantalla del N97. Por último, respecto a su memoria interna, pasa de los 32 Gbytes del “hermano mayor” a 8 Gbytes, pero no olvidemos que también puede ampliarse (en este caso a 24 gigas) gracias a su ranura interna para tarjetas microSD.

 

Nokia N97 mini, a fondo

 

Aunque el Nokia N97 mini carece del pad de teclado del N97, sí cuenta con cuatro teclas en su parte inferior derecha para mover el cursor por la pantalla.

 

Por lo demás, su cámara sigue siendo de 5 megapíxeles con óptica Carl Zeiss, autofocus y doble flash LED; graba vídeo MPEG-4 con resolución VGA y 30 frames por segundo; tiene conectividad  HSDPA, WiFi 802.11b/g y Bluetooth 2.0, e integra A-GPS con brújula y acelerómetro. En fin, que de “mini” sólo tiene el apellido.

 

Teclado de lujo

 

Como ya hemos dicho, el Nokia N97 mini tiene un teclado deslizante que se abre fácilmente ejerciendo una ligera presión (con los dos dedos pulgares situados como si sujetáramos una cámara de fotos y empujando suavente hacia arriba). Su teclado QWERTY nos ha “enamorado”. De verdad, aunque hay muchas soluciones de teclado táctil en pantalla o incluso las BlackBerry son mundialmente conocidas por permitir escribir correos sin demasiadas complicaciones, el Nokia N97 mini (al igual que lo hacía el N97) les supera, por lo menos según nuestra experiencia.

 

Si agarramos el terminal con los dos dedos índices en la parte superior (quedarán por detras de la pantalla, que a su vez estará sujetada por los dedos corazón), tendremos los pulgares libres para ir escribiendo con bastante soltura. Como hemos dicho, es de formato QWERTY, por lo que cualquiera que escriba a menudo en un ordenador estará habituado a la ubicación de las teclas. Además, sólo con pulsar una tecla en forma de flecha inclinada a la derecha y de color naranja, accederemos a números y a otras teclas especiales como la @, los paréntesis, los signos de interrogación, etc. Como era de esperar, se pueden introducir acentos sin tener que echar mano de ninguna combinación de teclas especial y también tiene una flechas (en la parte inferior derecha) para mover el cursor por la pantalla. Por cierto, la tecla de “espacio”, que probablemente sea la que más utilicemos al escribir, la pulsaremos muy fácilmente con el dedo pugar derecho gracias a su ubicación en la parte inferior derecha de las tres filas de teclas que tiene.

 

Nokia N97 mini, a fondo

 

Vista cenital del Nokia N97 mini.

 

Una pantalla como la del N97… pero más pequeña

 

Si cerramos el teclado, nos encontramos con el  Nokia N97 mini en formato reducido, es decir, donde su pantalla táctil resistiva de 3,2 pulgadas se muestra en su máximo explendor. Hay que decir que tiene la misma resolución que la del N97 (640 x 360 píxeles) y la misma calidad de imagen en cuanto a contraste y niveles de brillo. Eso sí, sabemos que Nokia ha hecho unos retoques en la pantalla y la capacidad de respuesta con los dedos es mejor que en el N97 original, aunque la legibilidad con luz solar es muy buena en los dos modelos.

 

Al disponer de acelerómetro, el Nokia N97 mini identifica en qué momento lo has situado de manera vertical u horizontal, cambiando el formato de la pantalla de manera automática. Eso sí, a veces parece no “enterarse” y hay que repetir el movimiento.

 

 Nokia N97 mini, a fondo

 

La pantalla del Nokia N97 mini, de 3,2 pulgadas, vista en formato vertical.

 

Cámara de fotos y de vídeo

El Nokia N97 mini tiene una cámara de 5 megapíxeles (2.584 x 1.938) de resolución situada en su parte trasera, justo al lado del flash LED dual. Su óptica es Carl Zeiss, la apertura del objetivo es f2.8 y la distancia focal de 5,4 mm. Además, también graba vídeo en formato MPEG-4 con resolución VGA (640 x 480) y 30 fotogramas por segundo; vamos, las mismas características que el Nokia N97.

 

Nokia N97 mini, a fondo

 

En la parte trasera del Nokia N97 mini encontramos el objetivo de la cámara junto al flash LED dual. Por cierto, fijaros en la chapa metálica que protege el acceso al interior del terminal, un detalle muy de agradecer por parte de Nokia ya que podría haber optado por el plástico.

 

El visor de la cámara no ocupa toda la pantalla, ya que reserva en la parte derecha una barra para los controles táctiles. Junto con la opción de Salir de la zona superior de esta barra, encontramos un icono en forma de cámara fotográfica que al pulsarlo tomará la imagen (también es posible usar el pulsador de la parte lateral derecha, da lo mismo), otro icono con las opciones del flash (automático, reducción de ojos rojos, activar y desactivar) y otro icono en formato por tres rayas horizontales que da acceso a cambiar el modo de escena (automática, denfinida por el usuario, primer plano, retrato, paisaje, deporte, nocturna y retrato nocturno), la elección del modo de vídeo, la posibilidad de mostrar una cuadrícula de fondo, el temporizador, el tono de color (normal, sepia, blanco y negro, intenso y negativo), el balance de blancos (automático, soleado, nublado, incandescente y fluorescente), el tiempo de exposición, la sensibilidad a la luz (automática, baja, media y alta), el contraste, la nitidez, la posibilidad de elegir entre una foto y una secuencia de ellas, y el acceso a las fotos que hemos tomado. Como véis, un buen número de opciones para garantizar una excelente calidad de imagen. Eso sí, carece de algunos detalles interesantes como la detección de rostos, sonrisas y parpadeos.

 

Respecto al vídeo, la interfaz de grabación no se diferencia mucho de la de la cámara y tiene un tratamiento del color y balance de blancos muy aceptable, aunque la compresión del vídeo falla algo porque es propenso a producir ciertos “artefactos” o “ruido” en la imagen.

 

Nokia N97 mini, a fondo

 

En la zona superior del N97 mini encontramos, a la izquierda, el sensor de proximidad (para evitar activar funciones sin querer cuando acercarmos el terminal a la oreja), el auricular en el centro, la lente secundaria de la cámara (para videollamadas) a la derecha y, justo debajo, el sensor de luz.

 

Nokia N97 mini, a fondo

 

En la zona inferior del N97 mini tenemos, a la izquierda, la tecla de menu, en el centro la tecla de llamada y a la derecha la tecla de finalizar.

 

 

Conclusiones

 

Ya lo hemos dejado claro a lo largo del artículo, pero queremos insistir en que el apellido “mini” de este modelo de Nokia no debe tomarse como peyorativo, ya que estamos ante un terminal muy bien equilibrado, con una hoja de especificaciones de primera fila y con un tamaño perfecto para disfrutar de lo que ofrece un smartphone de última generación pero sin tener que ir cargando con un “ladrillo”.

 

Todavía no hemos comentado nada de su batería de 1.200 mAh, que proporciona una autonomía en espera de 310 horas en modo 3G y 320 en GSM, con 4 horas de conversación en 3G y 7,1 horas en GSM. En fin, estas son las cifras dadas por Nokia, que no ponemos en duda, pero si usamos el terminal en todas sus posibilidades, es decir, hacer llamadas, navegar algo por la Web, consultar el correo, escuchar algo de música, ver un videclip o echarnos alguna partida a un juego como el BlockBreaker, recomendamos cargarlo todas las noches o al menos llevar el cargador a mano porque cada día y medio nos hará falta enchufarlo a la red eléctrica.

 

Nokia N97 mini, a fondo

 

Un detalle interesante del Nokia N97 mini es que su cargador es miniUSB, un estándar que logrará acabar con la lacra de los cargadores propietarios.

 

Tampoco hemos hablado de los servicios Ovi de Nokia, con Ovi Mapas, Ovi Tienda, Ovi Comparte, Ovi Contactos u Ovi Email, muy interesantes pero también disponibles en otros terminales. Y lo mismo hay que decir de los servicios Vodafone 360. Nos encontramos ante un móvil muy pensado para relacionarnos en redes sociales (por ejemplo gracias a Ovi lifecasting, que permite compartir en Facebook la localización directamente desde la pantalla del N97 mini) o navegar por mapas, con más de 155.000 puntos de interes y 1.000 destinos a través de las guías Lonely Planet y los restaurantes de la Guía Michelin, la navegación guiada por voz tanto para coche como para peatones con mapas 2D y 3D, todo ello gracias a la brújula y al receptor A-GPS integrado.

 

Aunque recomendamos que os pongáis en contacto con una tienda Vodafone o visitéis su página web para saber al detalle cómo adquirir el Nokia N97 mini, recordaros que podrá comprarse desde 49 euros con la Tarifa Plana Mini “A Todos” de Vodafone o la Tarifa Plana Mini “24 Horas” (350 minutos/mes por 19 euros/mes) y con la “Tarifa Plana de Internet en el Móvil Plus” de 15 euros al mes, con la que los usuarios podrán disfrutar de servicios Vodafone 360 y los Ovi de Nokia. También es posible adquirirlo por 0 euros asociado a la “Súper Tarifa Plana Mini” (1.000 minutos/mes por 59,9 euros/mes) y a la “Tarifa Plana de Internet en el Móvil Plus”.
 

Con la “Tarifa Plana de Internet en el Móvil Plus” por 15 euros al mes los usuarios disfrutarán de velocidades de descarga de hasta 3,6 Mbps (cuando se superan los 300 Mbytes de descarga bajan a 384 Kbps) y de hasta 2 Mbps de subida. Toda la música de Vodafone Music está incluida en la tarifa, así como la navegación por la Red, el correo electrónico web, el tráfico generado por la descarga de aplicaciones y otros servicios Vodafone 360 como Mapas, Tienda de aplicaciones, Mi Web y servicios de búsqueda.

 

Por cierto, el terminal liberado que vende Nokia tiene un precio de 499 euros.

 

A continuación os dejamos con un videoanálisis realizado por nosotros para que podáis conocer de primera mano qué ofrece el Nokia N97 mini.

 

  • Share This