Nokia C5-00

Nokia C5-00
3 de mayo, 2010

El nuevo Nokia C5 es un móvil de diseño clásico y basado en Symbian S60 3ª edición que ofrece todo lo que el usuario medio puede necesitar. A pesar de su sencilla apariencia, el Nokia C5 cuenta con funcionalidades tan interesantes como el GPS integrado (que podemos aprovechar con Ovi Maps 3.4), la conectividad HSDPA y la apuesta por la integración con algunas de las redes sociales más conocidas del momento. Una nueva muestra de lo bien que se mueve la firma nórdica en este segmento de mercado.

Ficha técnica

Recibimos el teléfono en uno de los nuevos embalaje de cartón azul reciclable por los que apuesta Nokia en sus nuevos productos. Además del móvil encontraremos un manual de usuario, una guía rápida sobre los servicios de Ovi, batería, cargador, unos auriculares con manos libres y un cable de datos USB para sincronizar el teléfono con el ordenador.

 

 

El Nokia C5 es un teléfono elegante y construido con materiales de alta calidad. Con un grosor de sólo 12,3 mm. y 89 gramos de peso (con la batería instalada) es un terminal ligero y fácil de llevar el cualquier sitio.

La pantalla de 2,2 pulgadas ofrece una resolución nativa de 320 x 240 píxeles, una densidad de punto por encima de la media. Sin embargo, su nivel de brillo máximo se queda corto para usarlo con comodidad en exteriores y, como suele ocurrir en terminales que se mueven en este rango de precios, el ángulo de visualización efectivo es muy limitado. Una lástima que esperemos se subsane en futuras revisiones del modelo.

En el diseño monobloque cabe un teclado numérico completo junto al clásico conjunto de accesos directos que Nokia instala en la mayoría de sus productos. Los botones son grandes, cómodos y muy precisos, ofreciendo la resistencia justa para teclear con velocidad. Aunque están realizados en plástico, el grabado por láser garantiza que los símbolos no se borrarán con el paso del tiempo.

 

 

En los laterales veremos una ranura para tarjetas microSD (admite hasta unidades de 16 Gbytes y viene de serie con una de 2 Gbytes), el control de volumen, una entrada de auriculares estándar y la toma de alimentación. La tapa posterior está realizada en metal y es muy fácil de quitar (toda una noticia hablando de un Nokia), gracias a la pestaña de plástico incorporada.

El veterano Symbian S60 es el encargado de gobernar el terminal. La interfaz de usuario tiene un aspecto algo anticuado, aunque resulta muy efectiva y fácil de usar. De las novedades incluidas merece la pena destacar la nueva guía de contactos, que se puede vincular con nuestros amigos de Facebook para importar algunos de sus datos y la foto al teléfono.

 

 

 

Aunque no es un terminal orientado a usuarios intensivos de Internet móvil sí incorpora un eficiente gestor de correo electrónico capaz de trabajar con hasta 10 cuentas que funciona a la perfección. Los servicios más populares están preconfigurados y sólo es necesario introducir nombre de usuario y contraseña para empezar a utilizarlo. El navegador web no puede competir con lo que ofrecen los smartphones, pero sí es válido para uso ocasional.

El Nokia C5 incorpora una cámara de 3,2 megapíxeles con enfoque automático y flash. A pesar de lo limitado de su óptica los colores son realistas, las imágenes son nítidas y podemos obtener buenas capturas siempre que la luz acompañe. El flash, como suele ocurrir en móviles, no supone una gran ayuda. Además de realizar fotos es capaz de capturar vídeo a 640 x 480 píxeles y 15 fotogramas por segundo, unas especificaciones muy cortas que relegan a esta función a mera anécdota.

 

 

 

En el apartado multimedia encontramos un reproductor espartano pero suficiente para uso básico; podemos gestionar listas de reproducción, realizar filtros por canción, por artista, por géneros, etc. e incluye radio FM con RDS. Soporta los formatos más populares del mercado sin problemas tanto de audio como de vídeo o fotos, aunque las pequeñas dimensiones de la pantalla no son las más idóneas para ver contenido de imagen.

Uno de los elementos que desmarcan al Nokia C5 de la competencia es su receptor de A-GPS y la navegación gratuita con Ovi Maps. Aunque las limitaciones de la pantalla lo hacen prácticamente inviable para uso en el coche sí es fantástico para orientarnos mientras caminamos por la ciudad, para hacer turismo o para encontrar rápidamente un lugar que nos han recomendado. Los mapas son sencillos pero incluyen multitud de detalles, puntos de interés, posibilidad de compartir localización, favoritos, etc.

El teléfono es capaz de manejar el sistema operativo y las aplicaciones instaladas con gran fluidez gracias al procesador a 600 MHz y los 128 megabytes de memoria RAM. En la práctica esto le permite ofrecer una fantástica experiencia de usuario, donde las órdenes se ejecutan al instante y Symbian goza de una estabilidad sobresaliente incluso en un escenario multitarea.

En las funciones estríctamente relacionadas con la telefonía básica pocas pegas pueden ponerse al producto que presenta Nokia. El sonido es nítido y claro, la cobertura es sobresaliente incluso en condiciones complicadas y el terminal incluye opciones más que suficientes para cualquier perfil de usuario.

 

 

 

La autonomía también ha resultado ser una grata sopresa: nada menos que 11 horas en conversación (más o menos la mitad si mantenemos la conectividad 3G activada) y hasta 3 días de uso normal. Sin lugar a dudas unos números excelentes.

 

 

 

Conclusiones

El Nokia C5 se posiciona como una de las mejores opciones del mercado si buscamos un teléfono de calidad, fácil de usar, compacto y muy ligero. Merece la pena destacar su excelente construcción y una interfaz de usuario algo veterana, pero que funciona muy rápido y de forma estable. La inclusión del A-GPS con Ovi Maps es una añadido interesante que resultará útil siempre que limitemos su uso para rutas a pie y, en general, es un producto que se sitúa por encima de sus rivales del segmento económico.

En el lado negativo una pantalla que refleja demasiado, con ángulo de visión limitado y muy sensible a reflejos que no nos termina de convencer, a pesar de su excelente resolución. En cualquier caso una fantástica opción que está disponible libre por sólo 135 euros.

  • Share This