Del simulador al vuelo comercial

Del simulador al vuelo comercial
18 de mayo, 2010

Mundo curioso. Un ingeniero de mantenimiento sueco transportó sin licencia de piloto y durante años a miles de pasajeros gracias a ‘clases nocturnas’ con simuladores de vuelo y un poco de ‘fotochop’ para falsificar la licencia. Thomas Salme, que así se llama el sujeto, ha estado nada menos que trece años volando desde Suecia a toda Europa y viceversa. Al final, lo han pillado en la cabina de un Boeing 737, con 101 pasajeros a bordo en el aeropuerto de Amsterdam. Por cierto, no ha sufrido ni un solo incidente en trece años.

 

“Se me ocurrió la idea de presentarme para ser co-piloto en una compañía aérea para lo que fabriqué desde un papel en blanco sin serigrafiar un permiso sueco, obviamente falsificado y que realmente parecía como si lo hubiera hecho en casa. La documentación es distinta en toda Europa. por lo que una compañía italiana no sabe cómo es una licencia sueca. Puedes falsificar todos los permisos que necesites”, explicó Thomas Salme ante los atónitos policías cuando fue detenido en el aeropuerto de Schipol de Amsterdam a punto de iniciar un nuevo vuelo en un Boeing 737.

 


 

 

Tras la primera experiencia satisfactoria, trece años volando en líneas comerciales sin pasar por las academias civiles o militares, gracias a las ‘clases particulares’ con simuladores de vuelo típicos de los videojuegos. Lo sorprendente es que no haya sufrido incidente alguno durante este tiempo.

 

Más sorprendente aún es la falta de control de las compañías aéreas y autoridades aeroportuarias para permitir que Salme volara aviones comerciales durante trece años. Abundando en la locura del caso, desde Gizmodo comentan que “estas son las mismas inútiles autoridades que obligan a los pasajeros a seguir un montón de procedimientos de seguridad antes de subir al avión, cuando no son capaces de identificar a los pilotos que manejan el mismo”.

  • Share This