Análisis Mandriva 2011

Análisis Mandriva 2011
5 de septiembre, 2011

 

Mandriva 2011

Hace una semana que Mandriva 2011, Mandriva Desktop en su denominación oficial, vio la luz. No fue un lanzamiento más. La compañía francesa parecía jugar sus cartas a un todo o nada, y es que los altibajos sufridos en los últimos tiempos han sido constantes.

Otrora, Mandrake fue la reina de las distribuciones GNU/Linux, la gran puerta de entrada para los usuarios de otros sistemas. Su cambio de nombre tras la adquisición de la brasileña Conectiva no dio los frutos esperados, la marcha de su líder y fundador Gael Duval tampoco ayudó y la aparición en escena de Ubuntu remató la jugada: Mandriva sigue jugando en primera división, pero ya no brilla tanto.

Desprecios para con su propia comunidad de usuarios y una dirección un tanto dudosa en lo comercial llevaron este último año a una debacle en toda regla al proyecto. Asistimos al nacimiento del primer fork comunitario a lo grande de Mandriva Linux (Mageia), mientras que Mandriva empresa acariciaba la bancarrota. Toda esta odisea la hemos seguido en MuyLinux de cerca y ya es parte del pasado.

El camino hacia Mandriva 2011 se convirtió, pues, en la catarsis que necesitaba el proyecto, y lo que se jugaba a dos bandas entre Francia y Brasil ha concluido en un triángulo de desarrollo completado por la nueva división rusa de Mandriva, ROSA Lab, que no es tal, aunque sí parte fundamental del nuevo camino tomado.

En resumen, la nueva Mandriva 2011, Mandriva Desktop en su denominación oficial, es el fruto de un intenso trabajo con un fin muy concreto: volver a ser la mejor distribución GNU/Linux de escritorio y, todavía más ambicioso, ofrecer el mejor KDE del mercado. ¿Se ha conseguido?

Características técnicas

Mandriva 2011 está gobernada por un kernel Linux 2.6.38, el mismo que introdujo el famosos parche de las 200 líneas de código que aumentaban el rendimiento exponencialmente pero que a su vez parece que introdujo entre los problemas del núcleo unas regresiones más o menos graves a nivel de la duración de la batería en los dispositivos móviles, aunque no hay nada confirmado oficialmente.

Los desarrolladores de la distribución anunciaron una actualización a la nueva versión de Linux 3.0 que más tarde declinaron. A falta de otro anuncio oficial, Mandriva 2011 seguirá con la misma versión del núcleo con la que fue lanzada, y puede durar mucho tiempo, porque hay planes para hacer de este lanzamiento una versión de soporte extendido. Se sabrá a finales de año.

Para el arranque del sistema se ha dado el salto a Systemd como reemplazo a Sysvinit y para la gestión de paquetes llega la nueva versión del estándar RPM5. Estos dos son posiblemente los cambios a nivel técnico más audaces de todo el sistema. Por lo demás, el software más básico se actualiza con Bash 4.2, glibc 2.13 y gcc 4.6.1, X.Org 7.6 y X.Org X Sever 1.10.3. Como único entorno de escritorio soportado desde la instalación, KDE SC 4.6.5.

Contenidos

  1. Novedades y características técnicas
  2. Medios e instalación
  3. ROSA Desktop
  4. Aplicaciones y herramientas del sistema
  5. Rendimiento, estabilidad y conclusiones

 

  • Share This