Sharp también sufre su dependencia de Apple

Sharp también sufre su dependencia de Apple
1 de Mayo, 2013

img1 IGZO Sharp portada

A la veterana firma japonesa no le van nada bien las cosas y cada vez le resulta más complicado ver la luz del túnel en el que se encuentra inmersa desde hace un tiempo. La firma con Apple de cara a la fabricación de pantallas para iPhones e iPads dio oxígeno a la compañía, pero el reciente recorte de pedidos de los de la manzana, debido a la caída de la demanda de sus productos, ha devuelto a Sharp a la triste realidad.

En dicha realidad a Sharp no le salen las cuentas y la predicción anual de resultados ha empeorado, pasando a unas pérdidas netas de 5.100 millones de dólares. Todo lo dicho ha movido a los de Tokio a buscar aceleradamente nuevos clientes para, en definitiva, convencer a inversores y prestamistas de que la empresa sigue siendo viable.

Falta por ver los resultados oficiales del último año fiscal, que serán presentados el 14 de mayo, pero las cosas se le acumulan a Sharp. Por un lado, la compañía estaría creando un fondo para el pago de una posible multa por fijación de precios en Europa, por otro lado arrastran un préstamo de 4.400 millones de dólares recibido a modo de rescate por firmas como Mizuho Financial Group y Mitsubishi Financial Group, algo que supuso la hipoteca por parte de Sharp de casi todos sus inmuebles en Japón y el despido de 10.000 trabajadores.

Habrá que ver si sus pantallas IGZO consiguen despertar realmente un interés masivo entre los principales fabricantes de dispositivos móviles y, con ello, Sharp consigue levantar un poquito la cabeza.

  • Share This