Web Analytics
Conecta con nosotros
PowerColor R9 270 OC PowerColor R9 270 OC

Análisis

PowerColor R9 270 OC, análisis

Publicado

el

PowerColor R9 270 OC

AMD R9 270 es una de las tarjetas gráficas más recientes de la compañía norteamericana,basada en su nueva GPU Curacao. Aunque pertenece a la gama media, su rendimiento queda cerca del de las de gama alta con un precio mucho más atractivo. Sobre el papel, vendría a ser una Radeon HD 7870 ligeramente recortada y reemplazaría a la 7850, con 1.280 procesadores de flujo, 80 unidades de texturizado (TMUs), 32 de rasterizado (ROPs), bus de memoria de 256 bits y 2 Gbytes de memoria DDR5.

Por el laboratorio de MuyComputer ha pasado la versión adaptada por Power Color, que destaca por tener un ligero overclocking sobre las características de referencia (30 MHz más rápida, hasta llegar a 955 MHz) y  que se comercializa a un precio de 160 euros.

La gráfica PowerColor Radeon R9 270 OC, con conexión PCIe 3.0, cuenta con arquitectura de 28 nanómetros, soporte para DirectX 11.2, tecnología AMD CrossFire y mantiene el TDP de 150W con conector de alimentación de seis pines, mientras que su memoria llega a los 1.400 MHz de frecuencia.

En cuanto a conexiones se refiere, viene con puerto DVI, otro HDMI 1.4a y un DisplayPort 1.2, siendo capaz de soportar hasta tres pantallas simultáneas. A continuación os dejamos con la captura de pantalla de sus prestaciones en TechPowerUp GPU-Z:

TechPowerUp GPU-Z R9 270

Con estas características, parece lista para mover con fluidez los videojuegos más recientes, todo ello con un tamaño compacto y un disipador también mejorado frente a la base inicial de la AMD R9 270, con un nivel de ruido inferior (podemos dar fe tras haberla utilizado unos días). Pero como es habitual, nada mejor que ver su rendimiento sobre el terreno gracias a diversos benchmarks.

Nuestras pruebas

El equipo sobre el que hemos utilizado la PowerColor Radeon R9 270 OC consta de una placa base ASRock Fatal1ty Z77 Professional-M con procesador Intel Core Ivy Bridge y 4 Gbytes de memoria RAM a 1.333 MHz, con Windows 8.1 y drivers AMD Catalyst 13.12 WHQL, mientras que los bancos de pruebas a los que recurrimos fueron Cinebench R15, Unigine Valley 1.0 y 3DMark 11.

Ficha técnica

En Cinebench R15 alcanzó una tasa de 59,37 fps en el campo OpenGL, mientras que en Unigine Valley 1.0, en la modalidad Extreme HD (jugando a una resolución de 1.920 x 1.080 píxeles), obtuvo una puntuación total de 1.267 puntos con 30,3 fps (56 de máximo y 15,6 de mínimo).

Teniendo en cuenta que 30 fps suele considerarse el mínimo aceptable para jugar con buenos resultados, podemos decir que esta R9 270 supera el desafío. De hecho, si bajamos la resolución a 1.600 x 900 puntos (modalidad Extreme), la puntuación sube a 1.677 y los fps llegan a 40,1 (con 73,8 de máximo y 21,2 de mínimo).

Por último, con 3DMark 11 los resultados también fueron decentes, llegando a 4.263 puntos en el test más exigente (FireStrike), que para hacernos una idea, son bastantes más que los 3.328 puntos que el modelo inferior AMD R7 260x fue capaz de conseguir probado con el mismo equipo.

3DMark R9 270

Conclusiones

A la vista de estos resultados, esta PowerColor R9 270 OC emerge como una buena alternativa para gamers moderados que no quieran invertir demasiado en una tarjeta gráfica y poder disfrutar con los últimos títulos sin problemas. Con resoluciones de 1.600 x 900 píxeles cumple de sobra, pero quienes busquen jugar en Full HD deberán dar el salto a un modelo superior.

Otros puntos fuertes de esta tarjeta gráfica son su ligero overclocking y su sistema de disipación, efectivo y bastante silencioso. En definitiva, un modelo muy a tener en cuenta por su excelente relación calidad/precio.

Lo más leído