Web Analytics
Conecta con nosotros

Guías

Análisis de Master of Orion

Publicado el
Master of Orion

Master of Orion: «Conquista las estrellas» es el regreso de una saga mítica del género de la estrategia por turnos con ambientación espacial. El juego ya está disponible para Windows, OS X y Linux en plataformas como Steam, después de unos meses en una fase de «acceso anticipado» donde a través de varias fases se ha ido introduciendo contenido, componentes adicionales y puliendo la versión final del juego con la retroalimentación de los jugadores.

Es imposible cuantificar la cantidad de horas y turnos que en su momento dediqué al considerado «Civilization espacial». Desde que Wargaming (World of Tanks) anunció su retorno de la mano de NGD Studios y con el aporte de algunos miembros del equipo de desarrollo original, ya decidí que era un juego que teníamos que analizar. Dicho y hecho. La productora nos cedió amablemente un código del juego en la plataforma de Valve y lo hemos podido probar (y disfrutar) en las últimas dos semanas antes de un lanzamiento oficial que se produjo ayer junto a una nueva actualización que ha terminado de refinar el juego.

Inicios de Master of Orion

No podemos hablar de este juego sin comentar el origen de la saga, creada en 1993 para DOS y Macintosh por el estudio Simtex. Fue distribuida por la mítica MicroProse que en esos momentos tenía en cartera otras joyas del género como Master of Magic o el mismo Xcom que probamos en su último remake (XCom 2) y que ningún aficionado debería perderse.

La llegada del Master of Orion 1 supuso un antes y un después en los juegos de creación de imperios, bajo el género de la estrategia por turnos con ambientación espacial 4X, que como sabes comprende la exploración del mapa, la expansión territorial, la explotación de recursos y finalmente, si no queda otro remedio, la exterminación del enemigo.

Su continuación, Master of Orion II, llegó en 1996 y rompió con la norma de que“nunca segundas partes fueron buenas” porque fue aún mejor que el original. Para muchos analistas y usuarios (entre los que me incluyo) fue y es el mejor 4X espacial jamás creado. El siguiente, Master of Orion III, desarrollado por un equipo que nada tenía que ver con el original fue un juego lamentable, un auténtico insulto a sus millones de seguidores.

masterII

A partir de ahí, se frenó la continuación de la saga si bien inspiró una auténtica legión de títulos similares en concepto entre los que podemos destacar títulos como los Galactic Civilizations, Sins of a Solar Empire o el mismo Stellaris. Juegos con distinta mecánica pero descendientes de Master of Orion. Señalar que FreeOrion, juego de código abierto y gratuito, también se creó bajo el influjo de esta saga.

Ahora, 20 años después del lanzamiento del Master of Orion II, Master of Orion «Conquista las estrellas» vuelve para sacarle lustre a la saga ¿Lo conseguirá?

Requisitos de hardware

Los requisitos básicos para correr el juego son muy contenidos para un juego actual y permitirá ejecutarlo en una amplísima variedad de equipos sin necesidad de tener lo último en hardware:

  • Procesador: Intel Core 2 Duo 2.0 GHz o AMD Athlon X2 2.2 GHz
  • Gráfica: NVIDIA 240, ATI 4650, integradas Intel HD 4000 con un mínimo de 512 MB de memoria
  • DirectX: 9.0c
  • 2 GB RAM
  • 15 GB de espacio en disco
  • S.O: Windows 7/8/10 – OS X 10.6 o superior – Ubuntu 14.04 64-bit o superior / SteamOS

Los requisitos recomendados suben un poco pero siguen siendo contenidos. Nosotros lo hemos probado en un PC de sobremesa y un portátil, con un Athlon X4, con Intel Haswell y Skylake, gráficas dedicadas e integradas, con buen resultado y cero problemas en el apartado técnico a pesar que el juego se encontraba en fase de «acceso anticipado» que todavía podíamos considerar «de prueba».

Diseño de Master of Orion

Los argentinos de NGD Studios, con la producción de Wargaming y la asistencia de algunos miembros del equipo original lo han tenido claro. Coger el mejor juego de la saga (Master of Orion II) y trasladarlo a la época actual, si bien el objetivo no ha sido realizar un remake total y el desarrollador ha incluido diferencias sobre el original. Algunas muy importantes lo que para bien o para mal, cambia la experiencia de jugar a MoO2.

MasterofOrion_01

Como era de esperar en un desarrollo surgido 20 años después del juego donde se inspira, todo el apartado técnico se ha mejorado enormemente. No se trata de adaptar texturas a resoluciones HD de un juego antiguo si no de una creación totalmente nueva donde animaciones y gráficos rayan a gran altura en medio de unas elegantes galaxias en tonos azules y púrpuras.

Es, sin embargo, el apartado del sonido donde el desarrollador ha echado el resto, con una banda sonora creada por el autor del juego original y unas voces a cargo de actores profesionales donde podrás escuchar a Mark Hammill (Sar Wars), John de Lancie y Michael Dorn (Star Trek), Troy Baker (The Last of US), Nolan North (serie Uncharted), Sara Cravens (Halo 5), Kat Cressida (Fallout 4) y un largo etc.

Contratar a tanta estrella se ha tenido que llevar un buen pico del presupuesto pero la verdad es que suena genial. Además, ha permitido no gastar en localización de audio. Todo lo contrario en textos, porque el juego está totalmente traducido al español (de España) y español (Latino) y ofrece los subtítulos correspondientes al audio.

Muestra del espíritu por revivir la saga es la inclusión de las 10 razas del Master of Orion original (más alguna otra de nueva hornada) con su mismo nombre, aspecto y especialización.

Master of Orion

Lo mismo podemos decir de los nombres de los planetas y sus características principales, de la denominación de las tecnologías a investigar o de los graciosos robots que desde la operadora «GNN News» nos ofrecen de cuando en cuando las noticias más relevantes de lo que sucede en la galaxia. Galaxia que podemos personalizar en cuanto a su tamaño (desde pequeña a enorme), tipo (circular, espiral o cúmulo) o su edad en el comienzo del juego.

También podremos personalizar el número y razas de los oponentes de la IA o del ritmo de la partida, más lenta o más rápida. El juego ofrece distintos tipos de victoria, por puntuación global tras el número de turnos elegidos, diplomática, tecnológica, económica y por supuesto, el modo aniquilación mediante la expansión y el combate.

El título incluye partidas de un solo jugador y también multijugador en el que podremos crear nuestras propias partidas o unirnos a las creadas por otros jugadores. El apartado del multijugador será interesante para añadir longevidad al juego y abrir el campo a otras estrategias que la pelea contra la inteligencia artificial.

NGD ha incluido un modo tutorial que viene muy bien para quien no haya jugado nunca a esta saga o quiera ir descubriendo algunas de las novedades de forma sencilla de la mano de un asistente que les guía por el manejo del juego.

Completando la opinión general del juego, comentar que el objetivo potencial no son únicamente anteriores jugadores de la saga sino nuevos jugadores que accedan a la misma, racionalizando la experiencia para hacerla mucho más accesible y acogedora, aunque por contra, no sea tan complejo o profundo como nos hubiera gustado a los seguidores incondicionales de la serie.

Jugando a Master of Orion

Toda nueva partida se inicia con la elección de la raza entre las 10 predefinidas originales y una añadida, además de una personalizada donde a base de los puntos disponibles podremos crearla a nuestro gusto. No es trivial porque definirá todo el modo de juego, tanto por los rasgos particulares de cada especie que le aporta ventajas e inconvenientes, como por las características de las naves o la de nuestro planeta inicial y sucesivos que podemos colonizar o invadir.

Master of Orion

De esta forma, si vamos a apostar por la victoria tecnológica podemos elegir a los Psilonitas; si es por la expansión por los Sakkra; por la producción por los Klackon; para el espionaje los mejores son los Darlok, mientras que si lo que buscamos es la diplomacia y las características más equilibradas, la elección natural sería los humanos. Aunque es posible, no es sencillo cambiar el enfoque del modo de juego (según la raza elegida) una vez iniciado el juego.

Elige a tu gusto, juega diferentes partidas cambiando la raza y podrás descubrir la que mejor se adapta a tu ritmo de juego o estrategia. O usa la opción de personalización para conseguir necesidades específicas.

Interfaz y movimiento de naves

MasterofOrion_4
La interfaz principal es agradable a la vista y muy sencilla de utilizar. Con el zoom al mínimo vemos todos los sistemas planetarios que forman la galaxia y tenemos acceso a los distintos apartados generales del juego, desde el imperio, la tecnología, investigación, diplomacia, naves, planetas o nuestra puntuación actual en las distintas rutas a la victoria que hayamos elegido.

También vemos la producción total y el crecimiento por turno de los créditos usados para producción de naves e infraestructura en los planetas; los puntos de mando para poder mantener las flotas o los puntos de investigación actuales. Los recursos disponibles se pueden mejorar con impuestos, población, edificios especiales o artefactos.

El amplio nivel de zoom disponible mediante la rueda del ratón nos permite acercarnos donde está la acción, a nuestro planeta inicial, a los existentes en el mismo sistema (pueden ser varios) o a las naves situados en ellos.

MasterofOrion_5

Todas las partidas comienzan con una flota compuesta por una fragata, dos rastreadores y una nave colonia.Su movimiento es simple, haces clic sobre alguna de ellas o un grupo completo y la mandas donde quieras. ¿Cómo dije? No, no puedes mandarlas donde quieras al menos directamente. 

Los desarrolladores han creado «carreteras en el espacio» por las que tienes que circular obligatoriamente, pasando por los llamados puntos de distorsión y por unos sistemas antes de llegar a los siguientes. Es uno de los cambios sustanciales frente a MoO2 de los que hablábamos al comienzo y que cambian sensiblemente la experiencia de juego.

MasterofOrion_6

Personalmente no me gusta demasiado frente a la libertad de movimientos del juego original solo limitado por las tecnologías y alcance de tus naves y entendiendo el Universo como un espacio abierto. No obstante, tengo que reconocer que añade estrategias adicionales como el control de esos puntos de distorsión con determinadas estructuras que puedes construir en ellos mediante naves especiales (fábricas móviles) o situando tus naves de combate en situaciones clave en modo de espera para defensa.

Eso sí, como te equivoques a la hora de elegir sectores de ataque lo vas a pasar crudo porque mover tus naves a otro lado cuesta muchísimos turnos debido a estas «carreteras»:

masteroforion7

Planetas

Colonizar planetas (o conquistar los de nuestros rivales) es una misión imprescindible si queremos expandir el imperio. MoO2 destacó por la microgestión de ellos y Master of Orion sigue su línea. Podemos automatizar el enfoque de la colonia hacia la investigación, comida o producción aunque lo más divertido es definirlo manualmente.

Y es muy sencillo de realizar (aunque complicado estratégicamente) moviendo la población disponible hacia uno de ellos y que variará según los espacios que tengamos disponibles, su valor y según el tipo de planeta en el que lo realicemos, porque hay de todos los tipos, unos mejores en producción (minerales ricos o artefactos) u otros en ecosistemas que permiten una mayor población.

masteroforion11

La población irá aumentando a medida que consigamos más alimentos y edificios especializados. Cuando tengamos la tecnología necesaria podremos moverla entre planetas, imprescindible por ejemplo para impulsar uno recién colonizado y que comenzará con muy poca población.

En el planeta también podremos construir nuevos edificios o naves, uno a uno o agregándolo a una cola de producción, esperando el tiempo necesario o construyéndolo en un turno si tenemos créditos suficientes. También deberemos controlar el nivel de contaminación como irás viendo a medida que aumenta la construcción. La gestión de los planetas también se puede realizar en la ventana de Planetas o en la del Imperio para no tener que acceder a cada uno de ellos cada turno.

masteroforion10

Tecnología

La tecnología es otro apartado importante a gestionar y de nuevo su acceso es muy simple porque se realiza a golpe de clic, pero es complicada su elección a nivel estratégico porque no podremos investigar todo.


masteroforion14

Situando el cursor del ratón sobre cada una de ellas conoceremos sus posibilidades y el despliegue del árbol tecnológico completo ayuda a conocer la ruta concreta de investigación tecnológica que pretendemos seguir.

Diplomacia

También sencillo contactar con las razas que hayamos descubierto y plantear distintos tipos de acuerdos, tratados de comercio o alianzas. Hay bastante por hacer en este campo pero la IA se empeña a veces en complicar las cosas. La victoria por diplomacia es complicada a no ser que te especialices completamente en la misma.

masteroforion15

Planos

Esta sección nos permite actualizar las distintas flotas, mejorarlas o crear nuestros propios diseños, añadiendo módulos a los sistemas centrales, armamentos o especiales, dependiendo de nuestra tecnología.

masteroforion16

Espionaje

La función de espionaje se ha simplificado enormemente. Cuando tengamos la tecnología necesaria podremos crear espías para defendernos de los rivales situándolos en nuestros planetas principales en contraespionaje o enviarlos a los de otras razas. Su funcionamiento es tan sencillo como seleccionar un espía, el planeta destino y la tarea a realizar.

masteroforion17

Combate

Dejamos para el final otro de los aspectos que se han modificado y no para bien. Frente al combate por turnos, NGD Studios ha optado por usar el tiempo real en una batalla táctica en el que podremos optar por el control total, asistido o un simple modo cinemático.

También podemos optar por un modo de resolución automático si como a mí no te acaba de gustar demasiado este modo de combate en tiempo real que no ha convencido a los amantes de la saga.

Conclusiones

Si has leído hasta aquí te habrá quedado claro que Master of Orion: «Conquista las estrellas» no es mejor que el Master of Orion II de 1996. Era difícil mejorar un juego mítico de matrícula de honor y también a otros juegos que se inspiraron en él y han sido publicados en estas dos décadas ofreciendo «lustre» al género de la estrategia espacial 4X.

Sin embargo, se trata de un «remake» muy digno, que intenta atraer a una nueva generación de jugadores, simplificando el acceso a un género que no siempre es sencillo y pueden abrumar al gran público porque a este tipo de juegos hay que dedicarle bastante tiempo.

Nos gusta: 

Nos ha gustado el mantenimiento de la esencia del juego original, las mismas razas y planetas que nos retrotraen dos décadas atrás. También la personalización que ofrece jugar a cada una de ellas como belicista, tecnócrata, diplomático, expansionista o alguna combinación de todo. Volver a destacar un apartado de sonido sobresaliente en banda sonora y voces. El entorno es acogedor, el asesor funciona y en cada turno nos recuerda las cosas pendientes por hacer. Los gráficos y animaciones son bonitas y bien conseguidas. El manejo simplificado de los espías está muy bien, así como el añadido del modo multijugador y un gran tutorial que ayuda en los inicios.

No nos gusta:

El sistema de combate en tiempo real implementado o las dificultades para mover las naves ante el empeño de crear carreteras en el universo. El árbol tecnológico está demasiado simplificado. Hay que encontrarle «el punto» al uso del zoom en la interfaz general.

Disponibilidad y Precio Master of Orion

El juego está disponible en versión estándar por 27,99 euros en plataformas como Steam. También la edición coleccionista que añade los tres primeros juegos (Master of Orion 1, Master of Orion 2 y Master of Orion 3) y que se ofrece en oferta con el 15% de descuento hasta el 4 de septiembre, por 39 euros. Aprovéchala porque solo Moo2 lo merece.

Un juego recomendable para el usuario que quiera acceder a este tipo de juegos y obligado para los incondicionales de la saga, incluso aunque a los más puristas le pueda decepcionar en algunas de sus características, lo que no empaña un título notable que te recomendamos jugar porque te ofrecerá muchas horas de diversión y se ofrece a un precio muy ajustado.

Notas finales

8Nota

Jugabilidad8

Interfaz7

Gráficos8

Sonido9

Calidad/Precio8

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad, MuyCanal y Movilidad Profesional.

5 comentarios
  • robert123

    Menuda viciada con estos Master of Orion. Tengo que probarlo. Gracias por el análisis

  • elbuglione

    parece realmente muy bueno.
    probablemente me lo haga en breve

  • LuisMoya

    aquí otro amante de estos juegos. buen juego en general este MoO de 2016 aunque con sus defectos. El combate en tiempo real no está tan mal pero tampoco me gustan las «carreteras espaciales» que han puesto. Creo que a ningún fan de la saga le gusta pero ya no se puede solucionar.

  • Intertextualidad

    El review cumple de buena forma, gracias.

    Sin embargo, estimado redactor, tengo severas dificultades para digerir la parte donde se lee: «Todo lo contrario en textos, porque el juego está totalmente traducido al español (de España) y español (Latino)».

    Es poco feliz hablar de Español «latino». El Español nace en España, «un país latino» (al igual que Francia, Italia, Portugal, Rumania y algún otro que estoy olvidando), es decir, cuya lengua madre deriva del latin.

    En latino-América también se habla y escribe en Español (de origen latino, que deriva del latín), por supuesto.
    Si concordamos hasta allí, los «latinos», en caso existiese tal cultura común…(si me preguntan, una falsa identidad construida por los anglosajones del continente americano para «distanciarse», que fue adoptada por el resto del mundo y tristemente por los propios americanos no anglosajones), no serían sólo quienes viven en hispano/latino América, sino en todos aquellos paises donde su lengua deriva del latin.
    Tenemos entonces latino-americanos y latino-europeos.

    Si, es verdad que hay variantes del Español. Entonces de lo que si podemos hablar es de variantes diatópicas, una variante diatópica «Iberica» y otra variante diatópica «americana». Aunque claro, si nos ponemos finos, tampoco podemos unificar de esa forma la variante americana, ya que se vive y habla diferente el Español en México que en Argentina, Chile, etc., etc. Incluso dentro de un mismo territorio/país hay variantes diatópicas, pero eso ya es otro asunto…

  • Hola. Lo he citado porque efectivamente se han implementado estos dos subtítulos y el desarrollador los nombra exactamente como hemos puesto.

    Por lo demás, de acuerdo contigo.

Lo más leído