Web Analytics
Conecta con nosotros
Apple Watch Series 2, análisis Apple Watch Series 2, análisis

Análisis

Apple Watch Series 2, análisis

Analizamos el Apple Watch Series 2 con GPS integrado, procesador S2 de doble núcleo, pantalla Retina OLED de 1.000 nits y resistencia al agua de 50 metros.

Publicado el

La segunda generación del «reloj inteligente» de Apple se lanzó durante la keynote de presentación del iPhone 7 (también en su versión Plus), por lo que tuvo que compartir los focos de la prensa con el «Rey Midas» de la compañía de la manzana, lo que sin ninguna duda le restó un protagonismo que se merece.

Y es que el Watch Series 2 consolida la apuesta de Apple por los smartwatches, un compromiso que con el primer modelo no parecía tan firme, sobre todo porque, no nos engañemos, las primeras versiones de cualquier nueva línea de producto (incluido el primer iPad que nos dejó impresionados desde el primer momento que lo tuvimos en nuestras manos, allá por mayo de 2010) siempre tienen mucho que mejorar.

Así ha sido con el Watch Series 2, que aunque en su diseño externo sólo se diferencia del primer modelo por un pequeño orificio de ventilación lateral y por el hecho de que es un poco más grueso (11,4 mm frente a 10,5 mm), tiene cuatro detalles como el GPS integrado, el procesador S2 de doble núcleo, la pantalla Retina OLED de 1.000 nits y la resistencia al agua de 50 metros certificada por la norma ISO 2810:2010, por lo que es posible utilizarlo para actividades acuáticas como nadar en una piscina o en el mar, que lo convierten en un producto más maduro y a la altura de la calidad a la que nos tiene acostumbrados Apple.

Apple Watch Series 2, análisis

Un Watch, dos series

La primera gran consecuencia del lanzamiento del Series 2 es que Apple Watch se ha convertido en una categoría de producto formada por el Series 1 y el Series 2. Esta decisión ha hecho que desaparezca el primer Apple Watch, que no se vende, y que su lugar lo cubra el Apple Watch Series 1, idéntico al modelo original pero sólo con caja de aluminio y correa deportiva (desaparece el acero inoxidable), un nuevo procesador (S1P) de doble núcleo (idéntico en potencia al S2 pero sin llevar el GPS integrado) y el sistema operativo watchOS 3.

Tanto el Series 1 como el Series 2 se venden en versiones de 38 y 42 mm. La propia Apple advierte que el tamaño de un reloj es algo muy personal, pero que la pantalla del modelo de 42 mm tiene más píxeles y el texto es un poco más grande en algunas apps, aunque la caja pesa un poco más. Además, las correas para cajas de 38 mm se ajustan a muñecas de 130 a 200 mm de diámetro y las correas de la versión más grande para muñecas de 140 a 210 mm de diámetro.

Apple Watch Series 2, análisis

El que sí dispone de más modelos es el Series 2: el Apple Watch con caja de aluminio (en gris espacial, oro y oro rosa) y correa deportiva o de nailon trenzado, o caja de acero inoxidable y correa deportiva, de acero inoxidable o de piel; el Apple Watch Nike+ con caja de aluminio y correa Nike Sport; el Apple Watch Hermès con caja de acero inoxidable y correa de Hermès, así como correa deportiva adicional incluida, y el Apple Watch Edition, que como gran novedad aporta su caja de cerámica y correa deportiva, además de una cuidada base Dock de carga magnética.

Hablando de modelos, la gran variedad de correas de todos los colores (amarillo, rojo, azul, cacao, rosa arena, verde menta, gris cemento, blanco, etc.), estilos (deportivo, nailon trenzado, con hebilla clásica o hebilla moderna, de piel acolchada, de malla de acero inoxidable, etc.) y materiales (fluoroelastómero, nailon, piel de becerro, piel Granada, piel Venecia, acero inoxidable, etc.) consigue que parezca que tenemos decenas de Watch diferentes entre los que elegir.

Apple Watch Series 2, análisis

En eso creo que Apple ha acertado de pleno, al preocuparse de que con un simple cambio de la correa (que por otra parte es muy sencillo, sólo hay que pulsar el botón de liberación de la correa en la parte trasera del reloj, deslizarla hacia un extremo para sacarla e introducir la nueva [ver imagen de arriba]) estrenes, por lo menos en aspecto, un nuevo Watch.

Medidor de la actividad física

Cuando Apple lanzó en abril de 2015 el primer Watch, ya tenía claro que mucha gente lo iba a usar sobre todo para hacer seguimiento de su forma física y de ciertos aspectos relacionados con su salud. El paso del tiempo ha confirmado esta intuición, que por otra parte ya era una realidad en otros smartwatches de la plataforma Android.

El primer Watch era perfecto para medir la actividad física gracias a su sensor de frecuencia cardíaca, que no ha cambiado en el Series 2 y que según un estudio de la revista cardiológica JAMA es el más preciso frente a otros dispositivos de la competencia como el Fitbit Charge HR o el Basis Peak.

Apple Watch Series 2, análisis

El Apple Watch es preciso un 91% de las veces, aunque según el estudio de JAMA los errores en los dispositivos con sensores de este tipo empiezan a ser importantes a partir de 130 pulsaciones por minuto, por lo que aconsejan tomar estas mediciones como una referencia.

El sensor de frecuencia cardíaca detecta los latidos a través de las venas que surcan el interior de nuestras muñecas [El Apple Watch utiliza luces LED de color verde combinadas con fotodiodos sensibles a la luz para detectar la cantidad de sangre que fluye por la muñeca en un momento determinado. Cuando el corazón late, el flujo sanguíneo de la muñeca (y la absorción de luz verde) es mayor. Entre un latido y otro, el flujo sanguíneo es menor. Para calcular el número de veces que late el corazón por minuto (o lo que es lo mismo, la frecuencia cardíaca), las luces LED del Apple Watch parpadean cientos de veces por minuto.], fragmento de la explicación que da Apple de «Qué es y dónde puedes ver la frecuencia cardíaca en el Watch».

Cuando aumentamos el ritmo y movemos más los brazos, si el dispositivo oscila la medición se vuelve menos precisa. Por este motivo, Apple recomienda que si se desean obtener los mejores resultados, la parte posterior del Watch esté en contacto con la piel e incluso apretarlo un poco más cuando se haga deporte y aflojarlo al terminar.

Pero si el sensor de frecuencia cardíaca era (y es) importante para medir nuestra actividad física, qué decir del GPS. El primer Watch obligaba a llevar el iPhone con nosotros para calcular la distancia con mayor precisión e incluso plasmar la ruta realizada sobre mapas reales. Afortunadamente, una de las grandes novedades del Series 2 es que su procesador S2 integra GPS, por lo que ya no necesitamos salir a correr o a nadar llevando el iPhone, ya que cuando el Watch Series 2 se sincroniza con éste los datos de nuestro entreno se descargan sin problemas.

Apple Watch Series 2, análisis

Para el seguimiento de nuestra actividad diaria contamos con la app «Actividad», encargada de medir la frecuencia con la que nos levantamos, las calorías consumidas o cuántos minutos estamos haciendo ejercicio, todo ello mostrado en tres anillos de diferentes colores (rojo, verde y azul) que se van completando a medida que pasa el día. Para que el Watch sea lo más preciso posible, deberemos haberle indicado nuestro sexo, edad, peso y altura, e incluso (y como novedad en watchOS 3) si usamos una silla de ruedas.

Como en otros sistemas medidores de actividad física, la gamificación es importante y por eso contamos con una serie de «medallas» (logros conseguidos) como «quemar más calorías andando«, «cuadruplicar el objetivo diario de movernos» o «hacer ejercicio todos los días de la semana«, por citar algunos. Además, podremos compartir esos logros con familiares, amigos o entrenadores, lo que sirve para motivarnos a la hora de hacer alguna actividad física.

Apple Watch Series 2, análisis

En cuanto a la app «Entreno», que gestiona las sesiones de entreno individuales, permite establecer objetivos como tiempo, calorías o distancia, con las opciones de elegir entre andar, correr, montar en bici, andar en cinta, correr en cinta, bici estática, elíptica, remo, stepper, otro (aquí podríamos incluir el entrenamiento con pesas en un gimnasio) y nadar en piscina o nadar en aguas abiertas.

Respecto a esto último, lo de nadar, está relacionado con otra de las grandes novedades del Series 2, ser hermético hasta 50 metros. Ya hemos comentado que se puede utilizar para actividades acuáticas a poca profundidad como nadar en una piscina o en el mar, pero no para practicar buceo, esquí acuático o deportes que conlleven impactos de agua a gran velocidad o inmersiones profundas.

Al comenzar un entrenamiento de natación el Watch Series 2 bloquea automáticamente la pantalla para impedir que se produzcan toques accidentales. Al finalizar debemos girar la corona (digital crown) para desbloquear la pantalla y retirar el agua acumulada en el altavoz (esto lo hace mediante pulsaciones de sonido).

Apple Watch Series 2, análisis

Por último, no quiero dejar de mencionar una app nueva que watchOS 3 ha traído al Watch, me refiero a «Respirar». Apple se sube al carro de la atención plena (mindfulness) animándonos a relajarnos y enfocarnos en nuestra respiración todas las veces al día que queramos.

La importancia de la respiración en nuestra salud física (y mental) está presente en la visión que Apple tiene de nuestro bienestar a través de la app «Salud» del iPhone. Todo lo que recojan las apps «Actividad»y «Respirar» de watchOS 3 estarán en «Salud», así como el control nutricional o el análisis de nuestro sueño, ya que a través de la app «Reloj» y la pestaña «Sueño» podremos indicar a qué hora queremos acostarnos y despertarnos para crear patrones, pero esto último está en iOS 10 en el iPhone.

Apple Watch Series 2, análisis

Conclusiones

En este análisis del Apple Watch Series 2 me he centrado principalmente en todo lo relacionado con su capacidad de medir la actividad física, pero todavía hay muchas más funciones que comentar y que me sirven para apuntalar mi valoración sobre este smartwatch.

Comienzo con la posibilidad de controlar la reproducción de música en el iPhone, aunque lo más interesante es reproducir canciones guardadas en el Apple Watch y escucharlas a través de altavoces o auriculares Bluetooth (por ejemplo, los famosos AirPods de Apple). También es un punto a su favor usar la app «Remote» para reproducir la música de iTunes en un ordenador que esté conectado a la misma red WiFi, o emplear el Watch como mando a distancia del Apple TV (de nuevo si está conectado a la misma red WiFi).

Ficha técnica

Aunque no es la pantalla más apropiada por su tamaño, sí que podemos ver las fotos del álbum que hayamos elegido de nuestro iPhone, que se guardarán en el Watch. Y ya que hablo de la pantalla, es un excelente momento para comentar que se trata de una Retina OLED con ForceTouch y, lo más importante, el doble de luminosa que el primer Watch (1.000 nits [medida de luminosidad por superficie] frente a 450 nits), lo que hace que incluso en condiciones de bastante luz solar directa se pueda ver bien.

También me gusta que Siri esté accesible para ayudarnos con sólo decir «Oye Siri» o mantener pulsada la corona. Siri servirá para poner alarmas, recordatorios, escribir mensajes, ver correo, acceder a los entrenos, conocer el tiempo… desde el Watch.

Por último, quiero hablar de la batería y su duración. Se trata de un reloj, en mi caso con caja de 42 mm, que tiene GPS, muestra fotos, reproduce música, mide pulsaciones y un largo etcétera de funciones. Quiero decir que se le exige mucho y el espacio para la batería es el que hay, limitado.

Apple habla de 18 horas de autonomía; mi experiencia durante los diez días que llevo con él ha sido ponérmelo a las 7 de la mañana en la muñeca izquierda y sobre las 10 de la noche dejarlo en su cargador magnético (es decir, unas 15 horas después) con la batería por debajo del 10%, aunque reconozco que tras haberle dado mucha «guerra». Eso sí, si llega el caso de estar a punto de quedarnos sin batería (por debajo del 10%), es posible poner el Apple Watch en modo ahorro, con lo que sólo mostrará la hora y no nos dejará usar otras apps.

En definitiva, seguro que Apple seguirá avanzando en futuras versiones de su Watch, pero tengo que reconocer que el Series 2 tiene muchas virtudes para que se pueda considerar un producto muy recomendable. Yo no probé el Watch original, pero esta segunda versión me ha sorprendido gratamente.

Notas finales

8Nota

Prestaciones8

Rendimiento8

Pantalla8

Formato y diseño8

Batería7

Lo más leído