GeForce GTX 1060 de 3 GB y GTX 1060 de 6 GB, ¿cuál debería elegir?

GeForce GTX 1060 de 3 GB y GTX 1060 de 6 GB, ¿cuál debería elegir?
20 de noviembre, 2017

Las GeForce GTX 1060 de 3 GB llegaron al mercado rodeadas de una cierta polémica, sobre todo por el recorte de memoria gráfica que presentan frente a sus rivales directos de AMD (Radeon RX 470 y 570 de 4 GB) y por utilizar una versión recortada del núcleo gráfico GP106.

En general las GeForce GTX 1060 de 6 GB no sólo doblan la memoria gráfica del modelo anterior, sino que introducen una mejora a nivel de especificaciones que las convierte en un modelo que debería haber sido comercializado con un nombre diferente, algo que los consumidores y algunos medios hemos criticado abierto.

La diferencia de precio que existe entre las GeForce GTX 1060 de 3 GB y las de 6 GB es actualmente bastante grande, ya que las primeras se pueden encontrar por unos 215 euros y las segundas rondan los 289 euros.

Estamos hablando de una diferencia de precio de 74 euros, una cifra considerable que debemos tener siempre presente para poder valorar adecuadamente lo que ofrece una y otra tarjeta en relación precio-prestaciones.

La GTX 1060 de 6 GB está mejor preparada para el futuro y sin duda aguantará mejor el tipo cuando se produzca la llegada de Xbox Two y PS5, pero eso es algo que no ocurrirá hasta dentro de dos o tres años como mínimo, lo que significa que supone una inversión muy a largo plazo que podríamos no rentabilizar adecuadamente.

Por su parte la GTX 1060 de 3 GB está más enfocada al presente y ofrece un buen valor para lo que cuesta. Con ella es posible jugar a cualquier título actual en 1080p y calidades máximas, aunque si queremos mantener 60 FPS fijos tendremos que reducir un poco los ajustes en algunos casos concretos.

En el vídeo adjunto podéis ver que la GTX 1060 de 6 GB logra en el mejor de los casos una diferencia de 10 FPS más que la GTX 1060 de 3 GB, lo que unido a esa gran diferencia de precio nos permite concluir que la segunda es mejor opción actualmente en términos de rendimiento por cada euro invertido.

Os recordamos que ambas tarjetas tienen las mismas especificaciones base y que se diferencian en los siguientes puntos:

  • 3 GB de GDDR5 frente a 6 GB de GDDR5.
  • 1.152 shaders frente a 1.280 shaders.
  • 72 unidades de texturizado frente a 80 unidades de texturizado.

  • Share This