Space X retrasa el lanzamiento del satélite espía español, PAZ

Space X retrasa el lanzamiento del satélite espía español, PAZ
19 de febrero, 2018

Space X ha retrasado el lanzamiento del considerado como “primer satélite espía español”, de nombre PAZ. Nuevo retraso para un satélite de doble uso militar y civil que debería estar en órbita desde 2015 originalmente a manos del consorcio ruso Kosmotras y hoy con lanzamiento responsabilidad del grupo aeroespacial de Elon Musk.

PAZ forma parte del Programa Nacional de Observación de la Tierra y convertirá a España en el tercer país de la UE con capacidad de observación propia. Será complementado con el satélite óptico civil, Ingenio, aún sin fecha de puesta en órbita. Propiedad del grupo Hisdesat, PAZ pesa 1.400 kilogramos y mide 5 metros de altura. Ha sido fabricado por Airbus Defence & Space España y ha contado con la colaboración de un consorcio de 15 empresas nacionales y 3 universidades, implicadas en la fabricación de distintas partes y componentes en lo que se considera uno de los mayores avances de la industria espacial española.

PAZ es un satélite de tecnología radar de alta resolución. Permite tomar más de 100 imágenes diarias de hasta un metro de resolución, tanto diurnas como nocturnas, y con independencia de las condiciones meteorológicas. Puede trabajar en varios modos como el spotlight (con hasta 1 metro de resolución y cubriendo áreas de 5×5 km) y en el futuro el staring spotlight de muy alta resolución, hasta 25 cm. Dispone de una memoria para imágenes de 256 GB y una capacidad de transmisión de las mismas a tierra de 300 Mbits/s en banda X.

PAZ

Cubrirá un área de más de 300.000 kilómetros cuadrados al día y está preparado para dar quince vueltas diarias a la Tierra, a una altura de 514 kilómetros y con una velocidad de siete kilómetros por segundo. Dada su órbita cuasi-polar ligeramente inclinada, PAZ cubrirá todo el globo con un tiempo medio de revisita de 24 horas.

PAZ permitirá la observación del territorio para múltiples aplicaciones. En el ámbito de la Defensa como el control fronterizo, labores de inteligencia, verificación de tratados internacionales u operaciones militares, y también de ámbito civil y científico para control medioambiental, predicción del tiempo, protección de los recursos naturales, urbanismo, planificación de infraestructuras, evaluación de catástrofes naturales y cartografía de alta resolución.

El satélite también colaborará en una innovadora experiencia científica en el campo de la radio ocultación atmosférica en la que por primera vez se medirá la ocultación de señales de radiofrecuencia en sus dos polarizaciones. El experimento de radio ocultación permitirá ver cómo se ocultan las señales GPS a su paso por la atmósfera y analizar los cambios en la señal recibida, que introducen los distintos elementos atmosféricos y en particular la precipitación extrema. De esta manera, será posible mejorar predicciones en materia de comportamientos atmosféricos, tales como las lluvias, inundaciones y tomar las medidas necesarias para evitar posibles desastres asociados.

Tan interesante como el satélite es el responsable de su puesta en órbita, ya que será la primera misión de Space X desde la prueba del Falcon Heavy, el cohete que un día nos llevará a Marte. La compañía privada de Musk está reemplazando a medios públicos de NASA para todo tipo de misiones incluyendo el lanzamiento de satélites como PAZ (Arabsat y ViaSat son otros contratados), además de iniciar la era del turismo espacial con las cápsulas Dragon.

Si todo va bien y Space X completa las pruebas adicionales para verificar las mejoras en la tecnología de reutilización de cohetes, un Falcon 9 pondrá en órbita PAZ desde la Base área de Vandenberg (California) el próximo 21 de febrero.

  • Share This