Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Shadow of the Tomb Raider, análisis en PC

Publicado el
Shadow of the Tomb Raider

Shadow of the Tomb Raider es la nueva entrega de la saga de acción y aventura de una de las heroínas más populares de la historia de los videojuegos. Desarrollado por Eidos Montreal y Crystal Dynamics, lo distribuye Square Enix en versiones para PS4, Xbox One y PC Windows y supone el cierre de la trilogía iniciada por Tomb Raider y su continuación Rise of the Tomb Raider.

Después de enamorarnos de Lara Croft a finales de los 90 con un plataforma revolucionario que abría la era de los 3D de 32 bits en PCs y -porqué no decirlo- de la señorita Jolie encargada de protagonizar la adaptación cinematográfica a comienzos de siglo popularizando enormemente la franquicia, pasamos por un periodo de infidelidad ante unos títulos intermedios que aportarom muy poco a la saga. Volvimos a reengancharnos con el notable reinicio que supuso Tomb Raider en 2013 y teníamos ganas de probar el final de la trilogía. La distribuidora nos ha cedido una clave de Steam y hemos tenido oportunidad de probarlo en su versión PC.

Shadow of the Tomb Raider sigue el concepto principal de sus predecesores. Una “Indiana Jones” (para esta ocasión adquiere toques de “Rambo”) que mantiene los apartados clásicos de exploración, combate y resolución de puzles, pero lo hace en un mundo semi-abierto más grande, detallado y oscuro que nunca, ofreciendo mejoras en -casi- todos los apartados y mayores opciones y personalización a la hora de jugarlo. Eso sí, no esperes una revolución ya que está basado en los otros dos títulos de la trilogía y ofrece una experiencia muy similar, cuantitativamente, mejor.

Si la jugabilidad general ha variado poco, curiosamente, uno de los cambios ha llegado de la personalidad peculiar de nuestra protagonista, comentada y debatida en Internet junto a una historia argumental creada por un equipo distinto al de las dos entradas anteriores, que ha desconcertado a una parte de amantes de la saga. No vamos a entrar en demasiadas disquisiciones filosóficas porque esto sigue siendo un videojuego y además, uno de los grandes esperados para la temporada otoñal es más grande que ningún Tomb Raider, bellísimo en algunas zonas y con numerosos momentos de diversión que es lo realmente importante.

Shadow of the Tomb Raider

Requisitos de hardware

Los requisitos mínimos son contenidos para un triple AAA y puede jugarse en DX 11 limitando resolución y calidad gráfica. Los requerimientos fijados oficialmente por Square Enix son:

  • Procesador Intel Core i3-3220 o AMD equivalente.
  • Gráfica NVIDIA GTX 660/GTX 1050 o AMD Radeon HD 7770.
  • 8 GB RAM.
  • 40 GB de espacio en disco.
  • DirectX 11.
  • Windows 7 64 bits.

Si los mínimos son accesibles, los recomendados se elevan a un nivel de gama media actual y a la obligatoriedad de usar Windows 10 para aprovechar la versión con DX12 recomendada para el juego:

  • Procesador Intel Core i7 4770K o AMD Ryzen 5 1600.
  • Gráfica NVIDIA GTX 1060 6 GB o AMD Radeon RX 480 8 GB.
  • 16 GB RAM.
  • 40 GB de espacio en disco.
  • DirectX 12.
  • Windows 10 64 bits.

Equipo de prueba y apartado técnico

Precisamente, lo hemos jugado con las gráficas mencionadas en los requisitos y en dos equipos diferentes. En un sobremesa a 2K y FHD con la Radeon RX 480 (overcloqueada a una RX 580) y procesador Core i7 6700K, y en un portátil a Full HD con gráfica GTX 1050 y procesador Core i7 7700. Ambos emplean unidad de estado sólido SATA para almacenamiento, 16 Gbytes de memoria DDR4 y Windows 10 de 64 bits actualizado.

Shadow of the Tomb Raider

Nos ha sorprendido gratamente que el juego se pueda jugar perfectamente en la GTX 1050 a FHD, aún limitando algunos parámetros en calidad gráfica. No hay saltos ni parones y ciertamente esos requisitos mínimos, al menos con la 1050 son suficientes para mover el juego. En el sobremesa, a resolución 2K, la gráfica va justa y para alcanzar 60 FPS sostenidos con una buena calidad hay que bajar a FHD. Ahí ningún problema para la RX 480 casi al máximo de calidad.

El juego ofrece cinco niveles de configuración gráfica predeterminados y personalizables en cada apartado. Si tu equipo lo soporta, puedes activar el HDR y/o el 3D estereoscópico. También puedes realizar una prueba de rendimiento antes de empezar para ver los resultados.

Ya conoces la situación actual del desarrollo de juego en PC. La carencia de optimizaciones perfectas hay que suplirla con recursos de hardware. En cristiano, cuánto más potente sea tu equipo, mejor que mejor, especialmente en la gráfica dedicada para jugar a altas resoluciones y mayor calidad gráfica. Lo bueno de este Shadow of the Tomb Raider es que se puede jugar con gráficas que -ante el nivel que está alcanzando el segmento- podemos considerar de gama baja como esa GTX 1050.

Hemos utilizado un mando Steam Controller para el juego y funciona perfectamente. Se puede utilizar cualquier controlador soportado, pero si no no cuentas con mando también se puede jugar con ratón y teclado. También lo hemos probado y -lógicamente en este tipo de juego- es algo más incómodo que con el mando, pero se puede jugar perfectamente.

En cuanto al audio, el sistema de sonido multicanal del sobremesa ha venido de perlas especialmente para esos buenos efectos que se acumulan en varias zonas del juego, selva, tumbas o criptas. El juego incluye una banda sonora oficial con 17 temas, está perfectamente localizado al idioma español en texto y audio e incluye una inmersión idiomática de voces donde los personajes no jugables hablan en su propio idioma.

Shadow of the Tomb Raider es un gran espectáculo visual en general y ofrece una atención al detalle impresionante en muchas de sus áreas, una selva en expansión y muy viva, impresionantes ciudades antiguas, cuevas sombrías, tumbas, estatuas, murales o monolitos.

Shadow of the Tomb Raider

Ello no quiere decir que sea perfecto a nivel gráfico o más bien, es algo irregular. Combina zonas bellísimas con otras menos detalladas; el personaje se engancha en algunas partes de escenarios como el follaje de la selva; saltas correctamente hacia una pared y Lara se cae al precipicio; la representación gráfica de los personajes no jugables no son tan perfectas como las de los protagonistas; en la exploración necesitas estar pulsando constantemente teclas para ver los artículos o hay caída de frames en algunas zonas.

Lo bueno es que son ‘fallitos’ que no limitan la jugabilidad, pero algo más de regularidad y pulido en el apartado técnico hubiera venido muy bien para que el cierre de la trilogía hubiera subido en nivel cualitativo como merece nuestra Lara y no solo cuantitativo como es el caso.

Jugando a Shadow of the Tomb Raider

Después de configurar el apartado de opciones, arrancamos. Las nuevas partidas ofrecen tres niveles de dificultad y un cuarto más difícil bloqueado cuando se completen los anteriores. También permite personalizar los niveles específicos de combate, exploración y puzles. El básico denominado ‘Inteligente y tenaz’ es demasiado sencillo para cualquier tipo de jugador y ofrece demasiadas pistas, todos los objetos con los que interactuar, su orden y sin tiempo para los rompecabezas; pintadas que facilitan la exploración y enemigos iluminados, con poca salud y causando daños limitados.

La dificultad normal ‘Rito de iniciación’ es la más equilibrada, aunque con cualquiera de ellos, te recomendamos aumentes la dificultad -al menos- de los puzles para empezar. De lo contrario, te los aprenderás y después tendrás una menor experiencia.  ¡A jugar!

Shadow of the Tomb Raider

Mientras Lara Croft trata de salvar el mundo de un apocalipsis maya, deberá convertirse en la saqueadora de tumbas que está destinada a ser… Con esas premisas, el juego arranca con una cinemática que nos traslada en medio de una selva en América Latina. Poco después conoceremos las consecuencias de una acción previa de Lara que marcará la línea argumental de todo el juego, desencadenará una catástrofe, nos pondrá en guerra con la sociedad Trinidad y modificará la personalidad de la protagonista. Olvídate de la “modosita” heroína de entregas anteriores. Su cabeza no descansa, se siente culpable, su corazón se ha ensombrecido y cuando se enfrenta al enemigo es más despiadada que nunca.

Exploración

El escenario principal del juego se desarrolla en una selva peruana simulada con gran detalle y visualmente magnífica en muchas de sus zonas. El mapa tiene un tamaño sustancialmente superior a los otros dos títulos de la trilogía. El juego principal puede ocuparte entre 20 y 25 horas. Completar las misiones secundarias, las laterales y explorar el mapa visitando todas las zonas y recogiendo todos los artículos puede llevarte bastante más tiempo.

Cumplir los objetivos no tiene pérdida porque no estamos en un mundo abierto sino semi-lineal, donde solo tendremos que cumplir los principales para ir avanzando dejando como opcionales las secundarias. Las recompensas de estos desafíos adicionales son más claras que en juegos anteriores y -para nuestro gusto- son más atractivas. Una vez descubierta una zona se señalará en un mapa que ofrece todo para no perderse, la situación de Lara, el objetivo principal, tumbas, desafíos, alijos de supervivencia y un largo etc. En cada zona, se nos mostrarán las misiones completadas, las pendientes y el % del mapa. Completar el 100% es el gran objetivo.

Shadow of the Tomb Raider

Hay zonas interconectadas que tendremos que visitar varias veces para poder completar las misiones o las tumbas de desafío. La mayoría de las veces porque no contaremos con algún tipo de arma o de artículo, otras por suministros y otras por razones que irás descubriendo. Aquí son importantes los “campamentos”. Zonas que tendremos que descubrir y que nos permitirán reponernos y acceder a los “viajes rápidos” para no tener que volver a recorrer todo el mapa.

Además de ser más grande, el escenario también es más ‘humano’ algo desconocido en un juego muy individual. Amén de otros pobladores el pueblo está representado por la “ciudad secreta” donde podremos interactuar con los aldeanos, hablar con ellos, comerciar o abrir misiones secundarias en el juego. Sin pretender que un juego como Tomb Raider sea un RPG, no hubiera estado mal que estos personajes no jugadores (PNJs) o las misiones secundarias tuvieran algo de incidencia real en el juego, porque no tienen (casi) ninguna para terminar el juego, si bien sí la tienen para dominar el 100% de una zona o conseguir determinados artículos.

Ni siquiera nuestro fiel amigo Jonah que nos acompañará a lo largo de la aventura tiene efecto en el juego. Lo de estos personajes no jugables ha sido un comienzo. Quizá en otra trilogía (que da por seguro llegará) se avance en este apartado.

La tarea principal de la exploración es descubrir zonas del juego y recolectar recursos. Para ello, tenemos una tecla dedicada a “instinto de supervivencia” que nos lo marcará en el escenario. Es bastante molesta porque hay que pulsarla demasiadas veces. Quizá un resaltado más sutil entre las texturas que evitara tener que estar pulsando teclas como tienen otros juegos ofrecería mejor experiencia. Hay muchísimo que recoger, aunque la mayoría prescindible. Dependerá de tu estilo de juego, si quieres avanzar en lo principal o hacer todo lo que ofrece cada zona que es muchísimo.

Por lo demás, como en cualquier Tomb Raider, lo más chulo de nuestra Lara en el terreno de la exploración por tierra, mar y aire llega del acceso hacia esas zonas que parecen imposibles, mediante saltos, movimientos sincronizados o uso del imprescindible piolet.

Shadow of the Tomb Raider

Se ha ampliado el movimiento en vertical y para ello tenemos movimientos nuevos como el de rapel y en esa situación moverse hacia los lados, adelanta o atrás para acceder a algunas zonas. No todo es perfecto. Hay zonas donde los elementos de apoyo están demasiado escondidos y quizá tengas que volver a tirar del “instinto de supervivencia” con lo que el juego puede perder fluidez para una parte de usuarios.

Otra sección que ha aumentado bastante respecto a los juegos precedentes es la exploración submarina. Ofrece diversidad en el mapeado y se extiende por zonas normales de exploración, pero también por tumbas y otras áreas, algunas de paso obligatorio. Unas ‘bolsas de aire’ nos ayuda a mantenernos vivos en unas zonas que ofrecen todo tipo de artículos y también habitantes grandes y pequeños con muy mala sombra que tendrás que evitar o matar.

Hay mucho que ver y hacer, pero no necesitas explorar todo el mapa para terminar el juego. Y se puede hacer en una segunda revisión. Una vez terminado por primera vez, puedes optar por un tipo de “juego Plus” añadido que te ofrece un equipo especial basado en el estilo que deseas jugar y desde ahí explorar el resto de zonas, realizar las misiones secundarias y recoger todos los artículos que te hayas dejado.

Combate

Prohibido fallar. La tolerancia a fallos se ha reducido enormemente porque estás peor armada y equipada que los mercenarios con los que te vas a encontrar. A cambio, a tono con la personalidad sombría de Lara, los desarrolladores han enfatizado el sigilo y el asesinato (referencia al título de ‘sombra’) como en ningún otro juego de la saga y, de hecho, casi todos los enfrentamientos se pueden superar mediante esta técnica especialmente en las primeras áreas del juego.

Para ello puedes utilizar elementos de la jungla que te ofrecen camuflaje y esperar a que los enemigos se acerquen. O mojarte en barro para pasar aún más desapercibida. Los árboles -al igual que en la exploración- también son elementos importantes en el combate. Llámame sádico, pero una de las fórmulas que me han gustado es disparar una flecha con cuerda a un enemigo desde un árbol. Tú caerás al suelo y el se ahorcará.

O disparas un determinado tipo de flecha que los vuelve locos y se matan entre ellos. O lanzas un cóctel Molotov. Como veas. También hay animales a los que matar, grandes y pequeños. Unos simplemente para sobrevivir y otros para aumentar tu inventario de pieles o comida. O ganar experiencia. Algunos animales simplemente tendrás que esquivarlos porque no podrás con ellos.

Hay que mencionar que hay poco combate en relación con la exploración y su mapa de gran tamaño, y los juegos anteriores. Aquí volvemos al equilibrio del juego, algo irregular en algunos apartados. Ello se nota también en el mismo combate. Mediante el sigilo, especialmente en las primera parte del juego, es muy sencillo eliminar enemigos. Por contra, en algunas zonas, como te descubran puedes darte por muerto porque es complicado. No queremos un shooter en un Tomb Raider, pero si el argumento lo exige no estaría de más algo más de equilibrio.

En cuanto al equipamiento, tenemos arcos, armas cuerpo a cuerpo y armas de fuego que podremos ir mejorando cuando tengamos determinados recursos. También podremos cambiar el atuendo de Lara, incluyendo en un ejercicio de nostalgia el del TRII. También contaremos con equipamiento adicional. La verdad es que todo ello es más cosmético que otra cosa y tiene muy poca incidencia para terminar el juego.

Puzles

Aspecto importante en cualquier Tomb Raider que como todo lo demás sube un peldaño frente a juegos predecentes, tanto en amplitud como en variedad. Con menos combate que ellos, la aventura solitaria en busca de secretos y artefactos cobra más importancia y supone un guiño a los juegos originales.

Hay de todo, acertijos, criptas opcionales, y lo mejor, las tumbas de desafío. Unos son sencillos y otros bastante complicados si optas por el nivel alto de dificultad que no ofrece ninguna ayuda. Lo bueno es que casi ningún rompecabezas repite la misma mecánica y solución.

Shadow of the Tomb Raider

Algunos están cronometrados por lo que es vital dominar los movimientos de Lara incluyendo los nuevos de rapel que ofrece diseños más verticales. De nuevo, recomendamos aumentar la dificultad porque el nivel básico con el instinto de supervivencia facilita demasiado su resolución.

Por lo demás, hay algunas tumbas enormes y visualmente maravillosas especialmente en la “Ciudad Oculta”. Son un buen desafío y la mejor experiencia de la exploración. El resto no están mal, pero al igual que otros elementos de búsqueda, los PNJ o misiones secundarias, no afectan al desarrollo del juego y no termina de quedar claro al jugador el incentivo que ofrecen.

Personaje

Lara Croft sufre un cambio de personalidad observable desde las primeras escenas. Culpable al desencadenar una catástrofe, desde una alegre aventurera se convierte en un espíritu complejo, una asesina letal, mientras que las obsesiones se acumulan recordando su infancia y la muerte de su padre. En un momento dado, el juego te traslada a su hogar con una zona jugable muy bonita.

Shadow of the Tomb Raider

El cambio de personalidad de Lara y la historia argumental que lo sustenta ha dado para mucho en la Red y hemos visto sesudos editoriales sobre ellos, casi tan grandes como el análisis del propio juego. Ciertamente, la historia es mejorable. La narrativa es -como otros aspectos del juego- irregular, deslabazada, combina fases buenas con otras mejorables, puede confundir a cualquiera y, en definitiva, tampoco es que te ofrezca una inmersión total en ella.

Volver a señalar que el juego ha sido creado por un estudio diferente y equipos de guionistas distintos al de juegos anteriores. El cierre de la trilogía podía haber sido más redondo en el terreno argumental, pero no sé tú, personalmente sigo pensando que esto es ante todo un juego y me interesan más los momentos de diversión en la resolución de puzles, combate o la subida a una montaña después de realizar complicados movimientos y disfrutar del paisaje.

Shadow of the Tomb Raider

Fuera de la línea argumental no hay demasiado que comentar en el terreno del personaje. Lo más interesante es el apartado de habilidades donde podrás ir mejorándolo, optando por las dedicadas a exploración, descubrimiento y resolución de puzles o las del combate. En el inventario, puedes acumular armas, atuendos y equipos e irlos mejorando.

Otro componente añadido ha sido un “Modo Foto” al que puedes acceder en cualquier momento del juego para tomar esa instantánea que quieras conservar o que quieras subir a Internet como elementos públicos o privados. Incluye un mini-editor en el mismo modo por si quieres personalizar o añadir efectos a la imagen.

Conclusiones

Shadow of the Tomb Raider es el título más ambicioso de la trilogía y el más grande cuantitativamente de ellos. El salto cualitativo no alcanza al que vimos en el reinicio con el Tomb Raider de 2013 y la historia argumental no acaba de convencernos. Sin embargo, es un gran juego; el mapa es enorme, visualmente maravilloso en muchas de sus zonas y el sonido acompaña; algunos puzles son un gran desafío; el combate divierte con la apuesta por el sigilo y la jugabilidad raya a gran altura.

Siempre es especial volver a manejar a nuestra aventurera favorita (hoy menos Indiana Jones y más Assassin’s Creed) y es seguro que el juego no se lo perderán los amantes de la saga. El precio de esta versión en PC es bastante elevado, a la altura de las ediciones de consolas.

Disponibilidad y precio Shadow of the Tomb Raider

La versión para PC Windows ya está disponible en Steam con un precio oficial de 59,99 euros. También está a la venta contenido descargable como el Pase de Temporada por 29,90 euros; Deluxe Extras que ofrece la banda sonora, un atuendo y un arma adicional por 11,99 euros, y un Croft Edition Extras que aporta dos atuendos y dos armas adicionales por 7,99 euros. La versión intermedia Shadow of the Tomb Raider Digital Deluxe Edition cuesta 69,82 euros, mientras que el Shadow of the Tomb Raider Croft Edition es la edición más completa y ofrece todo lo anterior por 89,06 euros.

Amazon ofrece un ligero descuento sobre Steam con una “Edición Exclusiva” para PC del Shadow Of The Tomb Raider Estándar, que por 54,90 euros ofrece el juego, un DLC con monedas del juego y la mini guía digital Prima. También ofrece la versión para consolas Xbox One y PS4, ambas por 61,90 euros y los mismos extras.

Valoración final
8.6 NOTA
NOS GUSTA
Visualmente bello y detallado
El más grande de la saga
Diseño de tumbas y puzles
Jugabilidad Tomb Raider
A MEJORAR
Narrativa desconcertante
Precio elevado
RESUMEN
Shadow of the Tomb Raider cierra la trilogía como el título más grande, detallado y oscuro de la saga producto de la personalidad de la protagonista. Visualmente impactante en muchas zonas, ofrece una gran jugabilidad, un enorme mapa que explorar, fantásticos diseños de puzles y combates divertidos. La narrativa llega a ser desconcertante y su precio es elevado para un juego de PC.
Gráficos y sonido8.5
Jugabilidad9
Rendimiento9
Características/Precio8

Coordino el contenido editorial de MC. Colaboro en medios profesionales de TPNET: MCPRO, MuySeguridad o MuyCanal.

Top 5 Cupones

Análisis

Probamos el NAS WD My Cloud Pro PR4100

Publicado el
My Cloud Pro PR4100

Nuestros compañeros de MCPRO han publicado un completo análisis del My Cloud Pro PR4100, la solución de almacenamiento en red más avanzada del catálogo de Western Digital.

Te hemos recomendado en varias ocasiones el uso de un NAS como sistema de almacenamiento externo conectado a la red local al que pueden acceder (directa o remotamente desde Internet) todos los dispositivos conectados a la misma, sean PCs, smartphones o tablets, con independencia del sistema operativo que utilicen. Una nube privada que suma las ventajas de un disco duro externo a la que ofrecen servicios cloud como OneDrive, Dropbox o Google Drive, pero, importante, sin entregar nuestros datos a una empresa externa, centralizándolo bajo nuestro control.

El WD My Cloud Pro PR4100 probado es un auténtico “monstruo” con cuatro bahías y cuatro discos duros montados de 10 Tbytes. El primer fabricante mundial de discos duros saca músculo y monta los WD Red, de lo mejor que se puede usar en un NAS. El mantenimiento de los discos es muy sencillo. Sin necesidad de ninguna herramienta e intercambiables en caliente, solo necesita tirar de un pestillo de cada compartimento para montar/desmontar las unidades.

Su motor es es responsabilidad de un procesador Pentium N3710 de cuatro núcleos. Sobrado para este equipo, es compatible con transcodificación a 4K, cifrado AES de 256 bits, transferencias de archivos y tareas múltiples. Se acompaña de 4 Gbytes de memoria DDR3L, ampliable con un segundo slot. 

Su conectividad es muy buena con dos conectores para Ethernet LAN de 1 GBe que admiten la agregación de enlaces, llegando a duplicar las velocidades de lectura y escritura del propio dispositivo. También cuenta con doble PSU para garantizar la alimentación energética y tres puertos USB 3.0, uno de ellos en el frontal para realizar copias rápidas a través de un botón de un solo toque. En el frontal incluye una pantalla que nos ofrece distinta información en tiempo real como el estado de cada unidad, la capacidad libre total disponible, la velocidad de rotación del ventilador, la temperatura y la IP local de conexión.

La unidad permite almacenar todo tipo de archivos con acceso desde la red local o remotamente desde cualquier sitio a través de Internet, realizar copias de seguridad automáticas, editar y compartir contenido y transmitir multimedia en alta definición con transcodificación de hardware a 4K, un aspecto que lo acerca también al mercado de consumo por la posibilidad de uso como servidor multimedia, que precisamente es uno de sus aspectos destacados en el análisis por su gran rendimiento con Plex. O uso como un servidor para redes P2P.

Su sistema operativo es limpio, intuitivo y muy sencillo de manejar. Menos avanzado y con menos aplicaciones que lo que ofrecen los grandes especialistas en NAS como QNAP o Synology, cuenta con lo suficiente para que cualquier pueda manejarlo, ofreciendo funciones básicas y otras más avanzadas bajo múltiples configuraciones RAID, protección con contraseña, cifrado de volumen AES de 256 bits, y la posibilidad de crear y gestionar destinos iSCSI o virtualizar volúmenes. Incluye distintas aplicaciones de WD y de terceros para varios usos, de control de archivos, backup, videovigilancia o las mencionadas para crear servidores de descargas HTTP, FTP y P2P, o las relativas a la creación de servidor multimedia.

En rendimiento, el WD My Cloud PR4100 alcanza cotas notables en transferencia de datos secuenciales de 118 y 117 Mbytes por segundo, mientras que la transcodificación por hardware con resoluciones hasta 4K hacia un televisor conectado a la red local se realiza sin cortes ni retardos. Y es capaz de manejar varios flujos simultáneos (hasta cuatro).

WD My Cloud Pro PR4100

Aunque la unidad probada (40 Tbytes) se sale fuera del mercado de consumo por capacidad y precio, WD ofrece otras versiones con 32, 24, 16 y 8 Tbytes de capacidad con un precio más contenido que parte de 764 euros y comercializa una versión sin discos para que el usuario monte los suyos propios que tiene un precio de 475 euros. El fabricante también ofrece el My Cloud Pro Series PR2100, con el mismo hardware, pero reduciendo la capacidad a dos bahías (suficiente para consumo) y en su versión sin discos por 405 euros.

“Un NAS sólido, potente y adecuado para múltiples segmentos de mercado, desde una empresa, una oficina en casa, un profesional creativo, hasta un usuario doméstico exigente que quiera las ventajas de un medio de almacenamiento en red con el añadido de un excelente funcionamiento como servidor multimedia”, comentan en las conclusiones.

Análisis WD My Cloud Pro PR4100 | MCPRO

Continuar leyendo

Análisis

Lenovo Yoga 730, análisis

Publicado el

El Yoga 730 es el último modelo de los famosos convertibles de Lenovo. Este dispositivo que toma el nombre de la técnica milenaria del Yoga para hacer referencia a su flexibilidad, destaca por su ambivalencia, rendimiento y robustez.

Se presenta en dos discretos colores, gris acero y platino. Gracias a su famosa bisagra podremos utilizarlo como portátil, tablet o incluso como pantalla para disfrutar de contenido multimedia. La pantalla es táctil tiene una resolución de 4K, con 15,6″ (39,62 cm). Gracias a su i7 el equipo es extraordinariamente fluido. Además el equipo incluye un lapiz digital para que saquemos todo el partido de la pantalla.

Especificaciones técnicas:

  • Procesador: Intel Core i7 de octava generación
  • Sistema Operativo: Windows 10 Home
  • Pantalla: UHD IPS táctil de 39,62 cm (15,6”) y resolución 3840 × 2160 o 1920 x 1080
  • Tarjeta gráfica: Nvidia GeForce GTX 1050 y tajerta gráfica integrada Intel
  • Memoria: DDR4 de 8 GB y DIMM de 8 GB
  • Almacenamiento: Unidad SSD PCle de 256 GB; 512 GB; 1TB
  • Batería: Hasta 9 horas con pantalla UHD; Hasta 11 horas con pantalla FHD
  • Sonido: Altavoces JBL; Dolby Atmons con auriculares
  • Puertos/ranuras:
    • Dos USB 3.0
    • Thunderbolt de tipo C
    • HDMI de tamaño completo
    • Entrada de DC
    • Toma de audio
  • Cámara: HD de 720 p
  • Conectividad: WiFi 2×2
  • Peso: desde 1,89 Kg
  • Colores: Platino y Gris acero

Diseño

El primer Yoga apareció en el CES de 2012 y llamó la atención por como trataba el concepto de 2 en 1, no se trata de dos piezas todo es uno y gracias a su potente bisagra y a Windows 10, podremos disfrutar de un tablet o de un PC según nuestras necesidades.

El Yoga 730 monta en aluminio una pantalla de 15 pulgadas, con unas medidas de 39,62 centímetros. El teclado es retroiluminado y no incluye teclado numérico, en su ausencia, disfrutaremos de un amplio espacio para apoyar cómodamente las manos cuando tengamos que teclear. En la parte más inferior encontramos el touchpad y un pequeño lector de huellas a la derecha.

En los laterales cuenta con dos entradas USB 3.0, un Thunderbolt de tipo C que también es puerto de carga y un HDMI de tamaño completo. También se encuentra ahí el botón de encendido y apagado que también tiene retroiluminación.

Más allá de lo cómodas que puedan llegar a ser 15 pulgadas, el Yoga 730 se maneja bastante bien, es cómodo cuando tienes que teclerar durante un tiempo, cómodo cuando tienes que moverlo rápidamente de un sitio a otro y también cuando tienes que convertirlo en tableta.

Pantalla y lápiz digital

Una de las ventajas de este tipo de ordenadores es la versatilidad de su pantalla, que puede convertirse en un tablet que nos permita dibujar y escribir todo lo que queremos. Al ser táctil la pantalla también puede utlizarse como touchpad cuando no nos apañemos con él. La pantalla táctil es capaz de detectar diez dedos al mismo tiempo y detecta las entradas con gran precisión. La pantalla táctil de 15,6 pulgadas del Yoga 730 tiene una resolución nativa de 3840×2160. La pantalla ofrece una buena relación de contraste (1066:1) y un buen brillo (298,8 cd/m²).

Cuando giremos la pantalla el software cambiará automáticamente a modo tableta o PC según lo que necesitemos, si queremos podemos establecer que nos avise antes de cambiar.

Una de las cosas que nos ha gustado de este modelo de Lenovo es que incuye un Active Pen 2, un lapiz digital de Lenovo, de esta forma podemos sacarle todo el partido a la pantalla táctil desde el primer momento. El Active Pen 2 tiene 4.096 niveles de sensibilidad y un tacto muy agradable. Este Lenovo Active Pen 2 se comunica con el portátil mediante Bluetooth y nos permitirá grandes posibilidades de uso junto a la tecnología Windows Ink. Utiliza el software de Wacom, instanlando los drivers podremos controlar la precisión del lapiz y la función de los tres botones del lápiz.

El único problema que hemos encontrado con el lápiz es montarlo. El lapiz necesita una pila pequeña y dos pilas de botón para funcionar, tendremos que desmontar la parte superior para poder poner las pilas. Aunque parezca obvio, es muy importante poner las tres pilas, porque sino el lápiz no pintará sobre la pantalla y solo funcionará el botón superior.

Una vez instalado el lápiz funciona a la perfección y es tan fácil de utilizar como un lapiz normal. Con el botón superior podremos hacer capturas o lanzar aplicaciones para la pantalla táctil. Los botones inferiores cercanos a la punta sirven para borrar o difuminar. Por supuesto, todo esto es configurable según nuestras necesidades.

Rendimiento y autonomía

El Yoga 730 está alimentado por una CPU Core i7-8550U (Kaby Lake Refresh) de Intel. La CPU Intel tiene cuatro núcleos y una frecuencia de reloj base de 1,8 GHz. El Core i7-8550U es un procesador ULV que proporciona el rendimiento suficiente para todos los escenarios de uso modernos. Gracias a la tecnología Turbo Boost de Intel, la velocidad de reloj de la CPU puede aumentarse hasta 4 GHz.

Junto con la tarjeta gráfica Nvidia GeForce GTX 1050 el Yoga 730 se convierte en un equipo versátil que responderá bastante bien con juegos, sin olvidar que no se trata de un equipo gamer, por lo que la experiencia no será completa, pero si funcional.

En cuanto al almacenamiento, Lenovo ha montado un SSD NVMe de 128 GB, lo que permite que tanto el sistema operativo como las aplicaciones más exigentes se carguen de forma muy rápida. Lenovo también ofrece la posibilidad de configurarlo con 256 GB o 512 GB de almacenamiento.

La batería de 48W/h pueda aguantar hasta 11,5 horas. La batería incluye tecnología de carga rápida gracias a su conector Thunderbolt de tipo C, con lo que siempre estará a punto para ir de viaje. Gracias a la tecnología Rapid Charge, 15 minutos de carga te darán 2 horas de uso.

Conclusiones

El Yoga 730 es un equipo que avanza hacia el fin de los ordenadores de sobremesa no destinados a jugar. Con nosotros ha demostrado ser el equipo que necesitas para trabajar cómodamente en cualquier sitio, con una batería que ha aguantado un día entero de uso en tareas básicas de ofimática y con una carga que ha permitido tener el ordenador operativo y en movimiento en 15 minutos de carga. Su tarjeta gráfica Nvidia lo hace todavía más versátil convirtiéndolo en un equipo apto para diseñadores gráficos y también para jugadores casual.

El modelo de 15 pulgadas del 730 todavía no está a la venta en España, pero su versión más pequeña cuesta 989,10 euros, por lo que el modelo mayor costará a partir de 1000 euros. Por este precio es más que justificable que el 730 pueda responder con soltura en momentos de ocio y de trabajo. Para nosotros es una opción a tener en cuenta si buscas un equipo portátil para tu trabajo, una herramienta que responda con rapidez y soltura en cualquier momento.

Lenovo Yoga 730, análisis
9 NOTA
NOS GUSTA
Versatilidad y rendimiento.
Pantalla de gran calidad.
A MEJORAR
El lápiz óptico es difícil de montar.
Su soporte es muy endeble.
El precio es demasiado alto.
RESUMEN
Todo potencia para trabajar en cualquier y con la herramienta que necesitemos en cada momento.
Diseño y calidad de construcción10
Rendimiento10
Conectividad9
Autonomía8
Calidad/Precio8

Continuar leyendo

Análisis

Cougar ARMOR S: análisis

Publicado el

La Cougar ARMOR S es una silla para gaming que se presenta con un diseño agresivo. No es casualidad, el objetivo de Cougar es llamar la atención y centrar todas las miradas, algo que sin duda han conseguido. En este sentido la combinación de colores que han escogido, negro y naranja, también ayuda.

El mercado de las sillas para gaming ha adquirido una gran popularidad durante los últimos años, lo que ha motivado que la competencia sea cada vez mayor. Esto ha sido beneficioso para los usuarios, ya que al haber más jugadores en este mercado podemos encontrar una gran cantidad de modelos ubicados en diferentes gamas y con prestaciones y precios dispares.

Sin embargo esto tiene una contrapartida, y es que hace que elegir sea cada vez más difícil. La elección de una silla gaming puede ser complicado y no es algo que debamos tomar a la ligera, ya que representa una inversión importante que además deberemos amortizar durante varios años. Los análisis de este tipo de productos son por tanto muy importantes, ya que os ayudarán a tener claro qué valor ofrece una silla determinada, y si se ajusta o no a lo que estáis buscando.

En este artículo vamos a analizar la Cougar ARMOR S, un modelo que encaja dentro de lo que podemos considerar como gama media-alta, ya que su precio recomendado es de 269,99 euros. Antes de empezar queremos dar las gracias a Cougar España por enviarnos una unidad. Poneos cómodos, que empezamos.

Vistazo previo y montaje

La Cougar ARMOR S llegó perfectamente embalada y bien protegida. Aunque la caja presentaba síntomas de castigo durante el viaje ninguna de las piezas estaba dañada, así que pude proceder al montaje sin ningún tipo de problema.

Una de las cuestiones que más dudas genera a la hora de adquirir una silla gaming es precisamente esto, el temor a que  las piezas se dañen durante el transporte por culpa de la agencia, a no saber montarla o a dañarla durante el proceso. No tengáis miedo, como ya os dije en el análisis de la Corsair T2 Warrior este tipo de productos están diseñados para que cualquier persona pueda montarla en unos minutos.

En la galería de imágenes que acompañamos podemos ver las diferencias piezas que forman la silla Cougar ARMOR S nada más sacarlas de la caja. Como no podía ser de otra forma se incluyen todas las herramientas y tornillos que vamos a necesitar, así como un manual donde se explican las bases del proceso.

Montar la silla es muy fácil, pero para resolver cualquier duda que tengáis os dejamos un resumen simplificado y un juego de imágenes para ilustrar el proceso:

  1. Iniciad el montaje en un lugar donde tengáis espacio de sobra para trabajar con comodidad.
  2. El primer paso es montar el respaldo en los agarres del asiento. No tiene misterio, utilizamos los cuatro tornillos y las cuatro arandelas, pero empezando por la sujeción de la izquierda, ya que se mueve y una vez sujeta nos da el margen que necesitamos para cuadrar los dos tornillos del otro lado.
  3. Una vez terminado colocamos la silla boca abajo y procedemos a colocar la pieza que trae la manivela de regulación de altura. Es un paso muy sencillo, ya que solo tenemos que colocar los cuatro tornillos y listo.
  4. Ahora procedemos a montar las ruedas en la peana de apoyo. Se introducen a presión, así que no tiene misterio, solo tenéis que ir colocándolas una a una aplicando la fuerza necesaria. Aseguraos de que cada rueda queda perfectamente encajada antes de terminar este paso.
  5. Nos queda el último paso, que consigue en encajar la silla al bloque de gas para la regulación de altura que la conecta con la peana donde van las ruedas. También es muy sencillo, ya que es simplemente encajarla en el espacio central de la base del asiento (botoncito azul hacia arriba). Antes de ello aseguraos de colocar el embellecedor.
  6. Para terminar colocamos los embecelledores en los laterales que sujetan el respaldo al asiento y colocamos los cojines (si queremos utilizarlos).

Como dije el montaje es muy fácil y una vez completado todo funciona a la perfección. No identifiqué ningún defecto, y tampoco holgura, ruidos o fallos. Todo quedó como debía: perfecto.

Antes de pasar al siguiente punto os dejamos un resumen con todas las especificaciones clave de la silla Cougar ARMOR S:

  • Tamaño de la silla: medio, con un peso de 21 kilogramos.
  • Peso máximo soportado: hasta 120 kilogramos.
  • Terminación: PVC y logos bordados.
  • Espuma de alta densidad para evitar deformaciones con el uso continuado.
  • Reposabrazos 4D: ajustables en altura, profundidad, longitud e inclinación.
  • Cilindro de gas de clase 4.
  • Estructura de acero.
  • Regulación de inclinación hasta 180 grados.
  • Dos cojines (lumbar y cervical) incluidos.

Nuestra experiencia

A simple vista la silla Cougar ARMOR S ofrece un aspecto bastante solido, presenta unas terminaciones de calidad y resulta muy cómoda. La he probado durante varias semanas de forma continuada y mi experiencia ha sido positiva.

El tacto es, bueno, el sistema hidráulico responde a la perfección y no he notado ningún síntoma que indique fragilidad o la presencia cualquier tipo de problema. Tampoco ruidos al moverme sentado en ella, ni al levantarme y volver a sentarme. En este sentido nada que objetar, Cougar ha hecho un buen trabajo y la silla Cougar ARMOR S cumple.

Sin embargo, hay algunos detalles negativos que debemos tener en cuenta. El primero es que el material utilizado es PVC y no PU, lo que significa que Cougar ha optado por piel sintética basada en plástico en lugar de polipiel de poliuretano, un material que ofrece una calidad superior tanto al tacto (imita mejor el cuero) como en lo que respecta a su resistencia al uso y a su capacidad de adaptación a la temperatura corporal.

A todo esto debemos añadir que el PVC utilizado en la Cougar ARMOR S no está microperforado, lo que significa que ofrece una transpiración inferior comparada con otros modelos equivalentes. Si hacemos una valoración conjunta la conclusión es clara: en lo que respecta a los acabados la Cougar ARMOR S da la talla, pero no llega a lo más alto.

Otro detalle importante es la inclinación del asiento, un aspecto que no podemos regular como nos gustaría en la Cougar ARMOR. Otras sillas sí ofrecen esta posibilidad y francamente se agradece muchísimo, ya que nos permite mantener una posición firme y perfectamente ajustada sin tener que recurrir constantemente al regulador de altura.

En este modelo el asiento se inclina hacia delante si dejamos apoyado nuestro peso, incluso aunque regulemos la resistencia, algo que tiene un lado negativo y un lado positivo: hace que sea más cómodo levantarse pero puede dar pie a movimientos inesperados si nos dejamos caer un poco hacia delante.

Las ruedas tienen una terminación en plástico y goma y cumplen su cometido, por lo que no tendremos problemas al utilizarlas en suelos delicados. No cuentan con un sistema de bloqueo, aunque tampoco deslizan con demasiada facilidad.

En cuanto a los apoyabrazos ofrecen una gran resistencia, se ajustan sin problemas y están bien terminados. Los cojines están terminados en el mismo material que la silla (PVC) y son bastante blandos, algo que se agradece en el cojín cervical pero que no me termina de gustar en el cojín lumbar. Cuestión de gustos, pero en este caso he estado más cómodo al utilizar la silla sin el cojín lumbar.

Notas finales

La Cougar ARMOR S es una silla para gaming que raya a un buen nivel, pero que presenta algunas carencias que no podemos perdonar teniendo en cuenta su precio y lo que podemos encontrar en el mercado en cuando nos movemos en la gama media-alta.

En general la calidad de acabados es buena, presenta una estructura sólida y durante todo el tiempo que la hemos utilizado no ha dado síntomas de deterioro. Ni ruidos, ni marcas ni nada que pueda restarle puntos.

Sin embargo el material que ha escogido Cougar, PVC en lugar de PU, y el hecho de que no venga microperforado le resta puntos. También desentona el tema de la inclinación del asiento que hemos comentado y el hecho de que no podamos regularlo, así como la ausencia de un sistema de bloqueo para las ruedas.

Con todo esto en mente podemos definir a la Cougar ARMOR S como un producto que brilla en algunos aspectos y queda por encima de la media, pero que presenta aspectos mejorables. Si buscáis una silla para gaming y vuestro presupuesto no os permite pasar de la gama media-alta es una opción a tener en cuenta.

Valoración final
7,9 NOTA
NOS GUSTA
Estructura de acero.
Buena calidad de construcción.
Fácil de montar.
Diseño atractivo.
A MEJORAR
Utiliza PVC en lugar de PU.
Carece de microperforaciones.
Asiento no regulable en inclinación.
El precio es un poco alto para lo que ofrece.
RESUMEN
La Cougar ARMOR S es una propuesta interesante y una gran evolución frente a la generación anterior de sillas para gaming de este fabricante. Tiene cosas mejorables que no podemos pasar por alto debido a su precio, pero su calidad de construcción y de acabados es, en general, buena.
Diseño8
Calidad de construcción8.5
Acabados7.5
Experiencia de uso y solidez8
Calidad/Precio7.5

Continuar leyendo

Lo más leído