Web Analytics
Conecta con nosotros

A Fondo

QLED vs. OLED vs. MicroLED ¿cuál es la mejor tecnología?

Publicado el

Hace tiempo que el LCD ha muerto y el LED está viviendo sus últimos días de gloria. La guerra por el salón se libra entre tres nuevas tecnologías: OLED, QLED y MicroLED y a ellas dedicamos este especial. ¿Cuál merece la pena comprar? ¿Tiene sentido adquirir una LED a estas alturas? ¿Qué tecnología será el estándar en unos años?

Aunque hay muchos fabricantes de televisores, cuando hablamos de las compañías que están detrás del núcleo tecnológico de los mismos – el panel y el procesador de imagen – la lista se reduce considerablemente. A día de hoy, podemos dividir el mercado en tres tendencias:

  • QLED, con la apuesta de Samsung y su tecnología Quantum Dot LED
  • OLED, con LG y Sony como principales valedores.
  • MicroLED, la propuesta de futuro de Samsung y a la que podrían sumarse otros gigantes como Sony (bajo el nombre de Crystal LED).

Durante muchos años, la tecnología detrás de un panel de televisión ha sido similar: una capa de cristales a los que se les dotaba de una iluminación externa (primero trasera, luego desde los bordes y en los últimos modelos casi a nivel pixel) para construir una imagen.

Con la llegada de OLED, cada píxel puede iluminarse a sí mismo consiguiendo un contraste brutal, un negro prácticamente puro y unas posibilidades de diseño (pantallas finísimas, curvas, etc) incalcanzables hasta el momento. Como no requieren de una fuente de iluminación externa, los diseños pueden ser mucho más finos y su consumo, menor.

Llegados a este punto, conviene aclarar que QLED no es más que una evolución del sistema LED que teníamos hasta ahora (y una idea de los departamentos de marketing para ponérselo todavía más complicado a los consumidores). Su diferencia fundamental respecto a los LED “normales” es que cada pixel se puede activar de forma individual, ofreciendo prestaciones por encima del estándar pero que no alcanzan a OLED.

Nuestro tercer protagonista, el MicroLED, es todavía un recién llegado pero para muchos, entre los que me encuentro, supone la verdadera apuesta de futuro: la revolución detrás de esta tecnología es reducir el tamaño de pixel hasta 100 veces respecto a un LED tradicional (ya hay paneles con píxeles de 0,15 mm.), multiplicando el número de ellos y reduciendo la distancia entre uno y otro.

De esta forma, MicroLED puede ofrecer lo mejor de los dos mundos: píxeles de tamaño mínimo que se pueden controlar a voluntad, posibilidad de un negro puro, mucho más brillo que un OLED, ángulos de visionado amplios y ningún problema de degradación a medio y largo plazo.

Un panel de MicroLED está formado por pequeños módulos independientes, así que los fabricantes podrían crear televisores de cualquier tamaño y forma; solo es necesario una controladora que indique qué píxeles deben encenderse en cada momento pero las posibilidades son casi infinitas. En la siguiente tabla tenéis una comparativa de las tres tecnologías.

Seguro que más de un lector se está preguntado cómo es posible que no tengamos todavía ningún televisor con MicroLED en el mercado. Los motivos son varios, pero los retos más importantes a los que se enfrenta la industria son dos: los paneles son extremadamente caros de fabricar y generan mucho calor, que es necesario disipar de forma eficiente y sin ruido.

¿Veremos los primeros televisores MicroLED en 2019? Aunque Samsung ya mostró The Wall (uno de 146 pulgadas) en el pasado CES, desde mi punto de vista quedan al menos dos años para que los más afortunados puedan tener uno en su salón.

Como comentábamos, más allá del precio es complicado instalar una solución de refrigeración en televisores pequeños y finos, algo que no es un problema en un panel de cine o destinado a mostrar información comercial. Esos serán los primeros destinos de MicroLED.

Entonces ¿qué televisor debería comprar?

Como siempre, la decisión depende del presupuesto del que dispongamos y del uso principal del televisor. Para ver la televisión convencional no tiene sentido invertir en lo último, pero si sois apasionados del cine y las series en alta calidad o tenéis un equipo con el que jugar a videojuegos con el máximo detalle las diferencias entre una tecnología y otra son importantes.

Si tu presupuesto es inferior 1.500 euros, mi recomendación es optar por un televisor LED (o QLED) de última generación. Se pueden encontrar muy buenas ofertas (más ahora que se acerca el Black Friday) en modelos de 2017 o incluso 2016, con una gran calidad de imagen y soporte para casi todas las tecnologías que veremos en los próximos años. En este rango de precios, el HDR no debería ser una variable fundamental, pero si lo incluye mucho mejor. Respecto al 4K, te costará encontrar un modelo de más de 50 pulgadas que solo sea 1080 así que no hay dudas.

Es posible que encontréis alguna oferta de OLED en torno a este precio pero, en mi opinión, merece mucho más la pena invertir en el mejor LED o QLED que te puedas permitir antes que en un OLED de gama baja. Desde mi punto de vista, la Samsung QE55Q6FN o la Sony KD-55XF9005 son dos opciones muy interesantes.

Por encima de los 1.500 euros no nos quedan muchas dudas: OLED es el presente y en gama media y alta no tienen rival en términos de calidad de imagen. Los televisores se devalúan rápidamente y los saltos tecnológicos no son tanto como nos quieren hacer creer desde los departamentos comerciales, así que antes de decidir echa un vistazo a modelos de años anteriores que pueden merecer mucho la pena. Mis dos recomendaciones aquí son la Sony KD55A1BAEP y la LG 55″ 55E7N, pero la oferta es muy amplia.

Como comentábamos en el texto, MicroLED es una apuesta de futuro todavía no disponible. Por ello, quizás no tiene sentido hacer una inversión muy elevada ahora en un OLED de última hornada pensando que no tendremos que cambiar de televisor en diez años; es probable que en menos de cinco tengamos MicroLED en el mercado que las superen, así que un modelo intermedio que podamos amortizar más rápido puede ser buena opción.

23 comentarios
  • Alberto

    Interesante ahondar en las tecnologías del presente y futuro en las TVs, ya que la verdad, me es interesante, pero me siento bastante perdido en este mundo. Este artículo me ha ayudado algo a entender las opciones actuales, las disponibles y las de futuro.
    Saludos.

  • tomy

    Gracias Alberto era un poco el objetivo: hablar de presente y futuro y orientar un poco la compra en función de lo que está por venir.

  • Juan Antonio Sanchez

    Pienso que ahora mismo, si lo que quieres es calidad, no hay duda, el OLED es muy muy superior al LED (QLED que suena fatal en España) a no ser que veas la tele en condiciones de alta luminosidad en la sala. Para ver películas con poca luz, que al final es dónde aprecias la calidad, OLED. Además el tiempo de respuesta infinitamente más bajo es lo mejor para ver deportes como el fútbol o videojuegos. Yo me quedo con la LG 65W8PLA, si el presupuesto te lo permite, el futuro siempre es incierto, pero no he visto un televisor tan impresionante desde los tiempos del plasma Pioneer o Panasonic.

  • tomy

    100% de acuerdo Juan Antonio. Desde aquellas impresionantes Kuro, yo tampoco he visto un salto tan grande como el de una OLED de calidad.

    Como siempre el tema es el presupuesto, por eso indico que el que no tiene pensado gastar lo que vale un OLED bueno, mejor que se quede en un LED (o QLED) de buena calidad y espere a ver qué pasa con MicroLED. Personalmente, creo que tendremos modelos asequibles en no más de tres años.

  • Juan Antonio Sanchez

    Por cierto, muy buen artículo, enhorabuena y gracias. El modelo que recomendabas

    OLED55E7N es una pasada y a un precio contenido (dentro de que es caro para casi todos los presupuestos).

  • Jose Pastrana

    LCD no tan muerto, mi monitor Benq V2400W es LCD y sigue funcionando hasta el momento como el primer día (10 años).

  • tomy

    Hablamos de televisores y, obviamente, el LCD sigue existiendo. Me refiero a que como tecnología ya no tiene nada que aportar.

    En términos de fiabilidad y relación calidad precio, LCD ha sido fantástico.

    Un saludo

  • Alejandro Fernandez

    El artículo está muy bien, felicitaciones.
    Por mi parte he visto 3 televisores de distintas marcas OLED y estaban marcados los precios y características de éstos, lo que si bien dicen que pasa con imágenes fijas mucho tiempo ; yo por mi parte ni loco me compro un OLED ya que demuestra la debilidad del material en horas de uso.

  • tomy

    El tema de la durabilidad ha ido mejorando mucho en los últimos años. Según datos de LG y Sony, un panel OLED de calidad debería rondar las 100.000 horas de uso (unos 30 años viendo la tele 10 horas al día) pero la degradación es progresiva y seguramente la empezáramos a notar bastante antes.

    Por otro lado, con la evolución actual es complicado aguantar un televisor más de 8-10 años. En esa fecha encontrarás un modelo mucho mejor que el que tienes por mucho menos de lo que te costó, así que el problema se minimiza.

    Lo que no recomendaría es comprar un OLED de exposición o de segunda mano si no tenemos claro la calidad dl panel y cuantas horas de uso lleva. Un saludo, gracias por tu comentario.

  • Jose Pastrana

    Mi comentario no era para trollear ni mucho menos, sin embargo al día de hoy se siguen vendiendo smartphones, monitores y otros dispositivos cuyas pantallas son LCD.

    Y concuerdo como innovación esta muerta pero no para el uso que le siguen dando.

    Saludos.

  • tomy

    En absoluto lo había tomado como troleo, simplemente aclaraba que en todo el texto me refiero a los televisores. El ritmo y el mercado de otros dispositivos es diferente. Un saludo.

  • Jose Pastrana

    Si, tienes razón.

    Saludos.

  • Leonmafioso

    Muy buena información Tomy, la tecnología ha avanzado bastante, sin embargo el contenido se ha vuelto cada día peor. Es una pena que tengamos más calidad de imagen y peor calidad en contenido que, por ejemplo, nuestros padres en la era del B/N. Saludos.

  • Land-of-Mordor

    Es que no se debe poner una imagen fija en un OLED. Yo tengo uno que va cumplir el año y he jugado, visto películas, series, usado como pantalla para el PC (pero no estando durante horas con la misma ventana de aplicación), etc, y no ha sufrido ni el más mínimo amago de quemado en la pantalla. Es un LG 55C7.

  • tomy

    También estamos de acuerdo en eso amigo. Siempre nos quedarán los clásicos, aunque no sean 4K HDR 😀

  • Juan Antonio Sanchez

    Soy el feliz propietario de un OLED de LG desde hace dos años y medio, uso intensivo, 0 retenciones, y mira que el 50% del contenido que veo suele ser cine con bandas negras, por lo que cantaría mucho una mosca de cadena de tele o algo fijo que suelen estar en esas zonas. Y por lo que tengo entendido, el panel siempre es LG, por lo que da igual que mires distintas marcas. El contador me marca 8012 horas. Ahora he comprado un 65W8PLA y lo volvería a hacer sin dudarlo. Lo de las imágenes fantasma y retenciones es un poco mito o exagerado, tiene que ser un uso no estandar para que ocurra, yo soy de darle caña a los televisores y no me pasó ni con el plasma ni con OLED. Yo por ejemplo te puedo asegurar que los LED producen una temperatura que acaba oscureciendo los cristales por las esquinas y bordes, y eso sí que me ha pasado, y el resultado es nefasto.

  • Bero

    Una televisión que necesita de refrigeración no es precisamente innovación, y tampoco bajo consumo, a noser que utilizen refrigeración pasiva, a parte que sea Samsung la creadora o diseñadora de esta tecnología microled demuestra una vez mas que sigue en su costumbre de sacar pantallas con demasiado brillo, que para que tanto digo yo, los oled no tienen tanto brillo y se ven espectacular… para mi pensar no creo que Microled sea el futuro de todas las marcas, a lo mejor la vemos como transición hasta que saquen otras mejores, a parte que un microled o led enano, no es nada innovador, y no lo inventó samsung….

  • Santos

    Sony ya tiene MicroLed en el mercado hace ya un tiempo, bajo el nombre de CLEDIS.

    Obviamente no es dirigído al consumidor porque esta pensado para ser modular y de gran formato pues no tienen la separación que cuentan los de Samsung y realmente no se ven los pixeles.

    Los aeropuertos de China y Japon ya tienen estas pantallas grandes instaladas.

  • tomy

    CLEDIS es Crystal LED. Está indicado en el texto.

  • tomy

    ¿Crear un panel con LEDs 100 veces más pequeños de lo que tenemos ahora no te parece innovación? ¿Dónde pone que Samsung ha inventado el microLED?

    Respecto a la refrigeración y el consumo ya comentamos que de momento no han conseguido un televisor destinado al mercado de consumo. Llegará, pero el reto tecnológico no es fácil.

  • Santos

    si, lo vi, pero las palabras usadas dan la impresión de que CLEDIS aún no tiene un mercado objetivo o como si fuese menos funcional

  • Andy

    Los televisores OLED solo marca el logo de la imagen cuando estan encendidos por más de 10 hora en este caso en un comercio y aún así se le hace una optimización de píxeles y se desaparecen las imágenes que mencionan entonces eso no es un problema hay mucho clientes que cuentan con estos televisores y me incluyo y no escuche que tuvieran algún problema con sus OLED

  • Bero

    Lo primero enhorabuena por el artículo, me gustan mucho y os leo siempre que puedo, ahora bien, No es por llevar la contraria ni quiero debatir mas sobre ello, pero me gustaría puntualizar que innovar, es cuando sacas o inventas algo que no existe por eso has malinterpretado el comentario o no se ha explicado correctamente, en tal caso, la tecnología Microled es la misma que la de los leds normales pero en versión mini, asi que ni es innovar ni es nada nuevo…. Tampoco le quita el mérito de haberlo sacado a la venta “ para unos pocos prototipos” que no se piensa ni en el usuario de apie…Bien por Samsung, que no se conforma con mejorar el Qled

Top 5 Cupones

Lo más leído