Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

OnePlus 6T, análisis: fuerza y equilibrio

Publicado el

El OnePlus 6T, que se presentó hace un par de meses, es la reedición del último modelo del OnePlus 6. Como los modelos anteriores, el OnePlus 6T nació para convertirse en un flagship killer.  Durante estos 15 días hemos tenido la oportunidad de probar este terminal que nos ha dejado un buen sabor de boca.

Diseño

El OnePlus 6T se diferencia del modelo anterior en un modelo con cambios ligeros pero importantes. Para empezar se trata de un dispositivo un poco más grande. Con 6,41 pulgadas y unos 7 centímetros y medio de ancho, este OnePlus 6T es cómodo en la mano, puede manejarse con facilidad, también gracias a sus 185 gramos de peso.

La parte exterior del terminar está fabricada en un cristal tan pulido que pudiera parecer metal. El móvil está recubierto con 2.5D Corning Gorilla Glass 6, así que puedes estar tranquilo ante posibles caídas tontas. Eso sí, para asegurar el teléfono en la caja viene con una funda sencilla de silicona que le otorga un extra de protección.

También han eliminado la conexión mini jack, sustituyéndola por un único puerto USB-C que proporciona carga ultra rápida. Por otro lado, mantienen el botón rocket en el lateral para ponerlo automáticamente en modo vibración.

Después de los pequeños detalles, vamos a los grandes características que diferencia a este modelo no solo de versiones anteriores de la marca si no de buena parte de su competencia.

Lector de huellas en la pantalla

La pantalla del OnePlus 6T es amplía, con unos marcos muy finos y sin botón inferior, porque el lector de huellas se encuentra en la propia pantalla. Actualmente hay muy pocos modelos que incluyan esta tecnología, como el Xiaomi Mi 8 o el Huawei Mate 20 Pro o el pero todo apunta a que se convertirá en un must de cualquier smartphone en poco tiempo.

Para saber donde está el lector aparecerá una huella dibujada en la pantalla que nos indicará donde poner el pulgar. No es igual de rápido que un lector de huellas tradicional, tarda unos dos segundos en desbloquearse, algo que no es mortal y a los que podemos renunciar a cambio de tener más pantalla. Pero sí, la diferencia con los tradicionales se nota.

Un notch en su mínima expresión

En la guerra por la pantalla más amplia hay otra batalla que ganar, la del notch. Fue Apple el que empezó con su incorporación en el iPhone X y pese a las críticas, los móviles Android han seguido la tendencia y podríamos decir que el del OnePlus 6T es el más acertado. Se trata de un punto, apenas una gota en la parte superior, algo que nos da unos píxeles extra de pantalla y un mayor espacio para notificaciones. Eso sí, olvídate de la luz de notificaciones, es algo a lo que tienes que renunciar si quieres más pantalla y menos notch.

Pero si aún con los esfuerzos de OnePlus a ti no te convence, tienes la opción de ocultarlo y tener una pantalla superior tradicional.

Rendimiento

Este modelo cuenta con un procesador Qualcomm Snapdragon 845, el mismo que la versión anterior. Además podemos elegir entre tres opciones de memoria RAM, 6GB, 8GB o 10 GB. Nosotros hemos probado el de 8GB y estos son sus resultados en los respectivos benchmarcks.

En términos de fluidez y respuesta estos datos significan que estamos ante un terminal que responde bastante bien. Este teléfono funciona sobre un Android 9 Pie con OxygenOS, la capa de OnePlus. Salvo un fallo puntual con Instagram, que pudo deberse a la propia aplicación, no hemos tenido ningún problema con el teléfono en cuanto a rendimiento y funcionalidad, no se ha quedado colgado, no se calienta y no ha habido reinicios inesperados. Podría parecer que es lo normal cuando hablamos de un móvil nuevo de altas prestaciones, pero hay que tener en cuenta que este terminal ya ha pasado por varios medios que lo han probado a fondo durante estos meses, por eso me ha sorprendido gratamente su fluidez.

OxygenOS es la capa de personalización de los OnePlus, que convierten Android en algo prácticamente nuevo. La personalización es una de las claves de esta modalidad de Android. Nos permitirá adaptar el móvil según el uso que le demos o según lo que nos resulte más cómodo.

Nada más iniciar el móvil nos pregunta que calibración de pantalla queremos utilizar. No se trata solo del brillo o el contraste del dispositivo. Tenemos cuatro opciones: predeterminado, sRGB, DCI-P3, Modo adaptativo y Color personalizado.

OxygenOS incorpora una pantalla extra a la izquierda con un resumen de las aplicaciones y contactos más utilizados, cajón de herramientas (calculadora, temporizador, envío de archivos), notas rápidas y resumen del sistema. También permite añadir tarjetas de socio o de pago, de forma que podemos acceder a ellas de manera rápida sin tener que buscarlas entre las aplicaciones.

Ofrece también un sistema mixto de organización de aplicaciones. Podemos tenerla tanto en el cajón de aplicaciones como en las pantallas de principales. Además ofrece una opción de acceso directo dentro de cada aplicación. Manteniendo pulsado podremos acceder directamente a opciones de la aplicación en caso de las propias de Google. Por ejemplo, si dejamos pulsado en el icono de Chrome, podremos abrir una nueva pestaña de incógnito directamente. Si lo hacemos en Gmail podremos acceder directamente a escribir un nuevo correo. En el caso de otras aplicaciones que no sean de Google, podremos decidir si quitarlas de la home o desinstalarlas directamente.

Además incluye tres modos de uso que se activan automáticamente según la utilización que le estemos dando al móvil. Estos son el modo lectura y modo juegos. Cuenta también con la posibilidad de añadir o modificar gestos rápidos para acceder a funcionalidades del teléfono.

Solo he encontrado tres fallos, dos menores y otro que me ha molestado un poco más. Cuando inicié el móvil y lo configuramos, no conseguí que el reloj se sincronizase correctamente con mi franja horaria, al final tuve que ponerla la hora “a mano”. Por otro lado, el plugin del tiempo no se actualiza con frecuencia, por lo que la temperatura se ve desactualizada a no ser que toques para que se actualice.

El otro ha sido el desbloqueo del teléfono, ya he dicho que el lector de huellas se encuentra en la pantalla y que es más lento que los tradicionales. Además para que funcione correctamente, debemos poner la huella totalmente en la pantalla. Pero el OnePlus 6T también incorpora desbloqueo por reconocimiento facial, el problema es que se trata de un reconocimiento facial básico que no incorpora inteligencia artificial, por lo que no nos reconocerá con sombrero, gafas de sol o con poca luz.

Batería

Como ya he dicho, el terminal que he probado ya tenía un par de meses de uso. Lo normal es que el rendimiento de la batería empiece a descienda algo desde el primer mes de uso, pero no, el móvil ha llegado al final del día con algo de carga sin problemas.

Desde los ajustes del móvil podremos acceder al control de la batería que nos permitirá conocer el estado de uso y cambiar el modo de funcionamiento.

Cámara

La cámara principal incorpora un sensor Sony IMX 519 con 16 Megapíxeles. Además incluye una nueva tecnología llamada Nightscape que permite capturar entornos urbanos con poca luz, mejora la claridad, reduce el ruido, la reproducción del color es más precisa y cuenta con un mayor rango dinámico.

También cuenta la función Studio Lighting, una función para reconocer rostros y ajustar la luz que se ha mejorado para conseguir simular la iluminación profesional. Las imágenes HDR, también se han mejorado gracias a la claridad, el rango dinámico y la detección de bordes que proporciona OxygenOS. Las cámaras traseras del OnePlus 6T pueden grabar video en 4K a 60 fotogramas por segundo, y cuenta con la opción de la cámara súper lenta a 1080p y 240fps o a 720p y 480fps. Además, incluye Google Lens en la interfaz de usuario.

El hardware de la cámara tiene una combinación de dos cámaras, una con apertura f/1.7 y 16 megapíxeles y otra con apertura de f/1.7 y 20 megapíxeles en la parte trasera del terminal, que cuentan con estabilización de imagen óptica y electrónica. Por su parte, la cámara frontal tiene una apertura de f/2.0, 16 megapíxeles y estabilización electrónica de imagen.

En general la cámara principal es bastante buena y responde muy bien en modo automático incluso con poca iluminación. El mayor pero lo hemos encontrado en la cámara delantera en modo retrato ya que no poder controlarse el efecto de difuminado puede llegar a distorsionar la imagen.

En cuanto a la aplicación es muy intuitiva sin derroche de efectos más allá de los más utilizados y necesarios, como retrato, nocturno y pro. En los modos básicos podremos contar siempre con un filtro belleza ajustable.

Conclusiones

El OnePlus 6T se posiciona como móvil equilibrado con una excelente relación calidad precio. Se trata de un móvil potente, que en ningún caso te dejará tirado y aguantará contigo a lo largo del día sin problema. Estas características compensan de sobremanera una cámara, que si no les la mejor del mercado lo cierto es que está muy a la altura para un smartphone que no llega a los 600 euros.

Por otro lado, OnePlus se ha atrevido a innovar con acierto en la renovación del OnePlus 6, puede que ahora mismo el lector de huellas en pantalla no sea el perfecto sustituto del lector tradicional, pero seguramente lo será con el tiempo y OnePlus ya es uno de los primeros en tenerlo. Además incluyen lo que podría llamarse un “nocth lógico”, no lo añaden porque sí, lo añaden con sentido y permiten al usuario eliminarlo si lo considera necesario.

OnePlus 6T
9.3 NOTA
NOS GUSTA
Autonomía.
Diseño atrevido con grandes innovaciones pero con sentido común.
A MEJORAR
El lector de huellas en pantalla tarda más que uno tradicional.
El reconocimiento facial no es inteligente.
RESUMEN
El móvil que necesitas si quieres que responda a todas tus necesidades pero sin gastarte un dineral
Diseño y construcción10
Pantalla9
Rendimiento10
Cámaras8
Software9
Autonomía10

 

 

Lo más leído