Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Software anti-cheats provoca GSODs y retrasa las versiones Insider de Windows 10

Publicado el
software anti-cheats

El software anti-cheats está provocando errores graves (incluyendo ‘pantallas de la muerte’ BSOD) en las versiones de prueba de Windows 10. Ello es el motivo del retraso en la publicación de versiones en el anillo lento de Insider.

Microsoft sigue publicando a buen ritmo compilaciones para el anillo rápido del canal de prueba Insider para probar la nueva actualización de primavera (nombre en código Windows 19H1) y también para adelantar las versiones de 2020. Sin embargo, hace meses que no se publican nuevas versiones en el anillo lento del canal Insider, versiones todavía de prueba, pero que está destinada a recibir solo aquellas compilaciones que estén libres de cualquier problema grave conocido. 

Esto ha generado preocupación entre los miembros de la comunidad de que Microsoft se haya olvidado de esta fase de prueba (la más importante de las betas) e incluso ha causado algunas quejas de las compañías que utilizan el programa Windows Insider for Business para validar las nuevas versiones de Windows antes de su lanzamiento. Sin compilaciones en el Slow Ring para probar, no hay nada que validar, lo que significa que tendrían que retrasar el despliegue de 19H1 una vez publicado. 

Dona Sarkar, jefa del programa Windows Insider, explicó en Twitter el motivo del retraso en los lanzamientos. En muchos sentidos es un retroceso al pasado de Windows, antes de los días de soluciones como DEP, ASLR y PatchGuard, y todas las medidas que Microsoft ha implementado para fortalecer Windows contra software malintencionado. Simplemente, la compilación se bloquea cuando se usa un software anti-cheats no especificado.

Los tweets de Sarkar dice que el software causa un GSOD, una «pantalla de la muerte» que bloquea el equipo y obliga a reiniciarlo. Es decepcionantemente familiar para los usuarios de Windows. Solo cambia el fondo de color de azul a verde para indicar que estamos con una versión beta.

Los problemas con este software anti-cheats se conocen hace tiempo y la verdad que es extraño que esta cuestión pueda retrasar todo un programa de prueba. Aunque este tipo de software es algo especial. A menudo, cuando surgen problemas de compatibilidad, Microsoft modifica la aplicación para garantizar que continúe ejecutándose en Windows. Los controladores anti-trampas son una historia completamente diferente. Se ejecutan en modo kernel y de ahí el GSOD cuando se bloquean. Es posible que este controlador en particular no esté haciendo nada prohibido y que solo use accesos permitidos oficialmente. O jugando con cosas con las que no debería meterse y dañando las estructuras de datos o el mismo kernel. 

No lo sabemos. Microsoft no lo ha explicado, ni siquiera ha mencionado quién es el proveedor en cuestión o si el problema es común con todo este tipo de software. Lógico que la situación suscite un debate sobre su efectividad (bastante poco porque el tramposo la salta) y si termina retrasando el lanzamiento de las versiones estables sería terrible. Microsoft sigue teniendo un grave problema de calidad de software en Windows 10 y las dos últimas actualizaciones han sido un desastre en estabilidad. No tenemos claro que la situación esté mejorando a pesar de las promesas.

Lo más leído