Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Renault Captur, reflexivo

Publicado el
Renault Captur,

«Quiero que me lleves a la Montaña del Norte», Anna (Frozen, 2013)

Esperaba que no se notase demasiado pero ya era prácticamente inevitable. Hacía días que deambulaba por su vida diaria desganada, sin energía. Y todo por una llamada. Ahora en el comedor de la empresa masticaba su ensalada escuchando de fondo los comentarios de sus compañeros, alguna risa fantasmal, los ruidos de los microondas, alguien le pregunta algo. Levanta la cabeza y sonríe. Pero ese alguien parece insistir por lo que con un esfuerzo sobrehumano se concentra en lo que está diciendo: «que si estás bien». Es majo, bajito y con mucho acné que ya hace décadas que dejó de ser juvenil. Pero majo.

«Nada Manuel» dijo ella con muy poca convicción «cosas mías». La fórmula perfecta para que la dejaran en paz. Ya así se fueron todos. La extraña atmósfera del comedor vacío, el olor de la comida con una mezcla de pescado, coliflor y guiso de pollo tampoco la ahuyentó. Necesitaba quedarse unos minutos ahí. Masticando su ensalada aún más lentamente. En el comedor vacío es donde se encontraba mejor. Donde podía dejar de pensar escuchando sus propias mandíbulas triturando canónigos algo pasados y trozos de cebolla demasiado secos casi sin aliño. Entonces sonó el teléfono. Su mente en blanco no la permitió reaccionar y sin querer cogió la llamada. Ni un hola. Como la otra vez: «Sabemos dónde estás. Sabemos quién eres. Vamos a por ti».

El Renault Captur es un SUV compacto de la marca Renault que pronto vivirá un cambio con una nueva evolución aunque actualmente sigue a la venta la versión 2017, que es la que hemos probado. Esta apuesta de la marca francesa por la renovación prueba que es un modelo que ha pasado con nota la prueba del tiempo y ha encontrado su lugar en un mercado muy competido.

Ficha técnica

La fórmula ya se ha visto en otros modelos fruto de la alianza entre Renault y Nissan: una acertada combinación entre la experiencia de la marca francesa en motores y coches urbanos y la aportación de la japonesa de su sabiduría en el mercado de los todocaminos y SUV. El Captur se muestra como más comedido y urbano que el japonés sobre el papel.

En nuestra prueba tuvimos la oportunidad de conducir un Renault Captur con motor gasolina de 150 caballos y cambio automático de seis velocidades con el acabado S-Edition. Esta versión aporta algunos elementos que dotan al coche de un enfoque con aspiraciones deportivas para un SUV que en general tiene una orientación eminentemente urbana.

Por fuera

El aspecto exterior de este compacto francés luce unas líneas redondeadas con paragolpes elevados tanto en la parte delantera como trasera y grupos ópticos de buen tamaño. El techo puede pedirse, como en nuestro caso, con un color distinto del resto de la carrocería para una mayor personalización del conjunto que en este acabado S-Edition permite el gris platino de nuestra unidad que también podemos encontrar en la carcasa de los retrovisores.

La carrocería del Captur se encuentra a más distancia del suelo que, por ejemplo, un Clio por lo que conducir fuera del asfalto es posible, aunque no es un coche pensado para ello. En cambio hay muchos detalles destinados a facilitar la vida en las ciudades como los paragolpes y otras defensas que rodean al coche francés.

El acabado S-Edition aporta además unas llantas de 17 pulgadas de diseño exclusivo y en el interior una tapicería exclusiva en alcántara con pespuntes en el color de la carrocería y  pedales de metal. El interior del Captur es espacioso para un coche de su tamaño y el puesto de conducción es muy cómodo ya que ofrece una muy buena visibilidad, útil para la conducción en ciudad. Eso sí, es compatible con Car Play de Apple y Android Auto.

Asientos cómodos

Los asientos, tanto delanteros como traseros, son muy cómodos, de los mejores que podemos encontrar en un coche de esta categoría. Además la banqueta trasera se puede desplazar para dar más espacio al maletero o a las piernas de los ocupantes de las plazas traseras, otro elemento difícil de encontrar en un SUV de este tamaño.

El sistema multimedia está controlado por una pantalla táctil 17,8 pulgadas con una gráfica algo anticuada ya que no se corresponde con los últimos sistemas que está montando la marca con pantalla vertical. Esto mejorará mucho con la nueva versión de este modelo que equipará el nuevo sistema. La pantalla tampoco está en una posición demasiado práctica ya que lo ideal sería que fuera algo más elevada por motivos de seguridad.

En el apartado de sistemas de asistencia a la conducción es Captur es bastante completo con ayuda al aparcamiento, de arranque en cuestas, control de la presión de los neumáticos, control de crucero… Además este acabado añade sistema de aparcamiento automático, cámara de visión trasera y detector de ángulo muerto.

Acabados correctos

El tacto del material del salpicadero es duro pero los acabados son buenos y no hemos notado imperfecciones en el ensamblaje de las piezas. Aunque el volante tiene el pespunte del resto de la carrocería no tiene un diseño deportivo sino que es el mismo que equipa el resto de las versiones de Captur.

El maletero suele ser uno de los talones de aquiles de los SUV compactos, más pensados a un uso urbano. En el caso del Captur nos encontramos con un espacio de 377 litros que, como hemos apuntado, puede llegar a los 455 moviendo la última fila de asientos hasta el límite. Es un tamaño muy bueno que además es muy aprovechable por su forma y dispone de una tapa que permite dividir la carga.

En movimiento

Al volante del Captur lo primero que se nota es el nervio del motor de gasolina, incluso más del que sería de esperar en un motor de esta potencia. Es un cuatro cilindros que arranca con mucha decisión, a pesar de que el cambio automático no tiene un comportamiento especialmente deportivo. A pesar de este nervio no se trata de un propulsor demasiado ruidoso.

Se trata de un motor ideal para la ciudad porque mantiene un buen equilibrio entre las prestaciones a bajas revoluciones y una buena cifra de consumos para ser un cuatro cilindros con turbocompresor. Según estiramos las revoluciones y exigimos del acelerador las sensaciones son algo más normales pero en las distancias cortas del «juego urbano» nos ha parecido muy bueno.

En su uso en carretera el Captur tiene un buen comportamiento, aunque las suspensiones transmiten las irregularidades del terreno algo más de lo normal el comportamiento los viajes son bastante confortables. Tanto el ruido aerodinámico como el que se filtra del compartimento del son contenidos lo cual contribuye a esta comodidad.

Los límites

Si llevamos al Captur un poco al límite la personalidad del coche francés es bastante neutra con lo que es posible afrontar carreteras con curvas a buena velocidad sin problemas. Quizás se echa de menos que los sistemas de control de tracción entren menos en juego en algunas situaciones, pero en general es posible ir rápido con este pequeño Renault para disfrutar de esos 150 caballos tan decididos.

Aunque como hemos dicho el consumo en ciudad es bastante bueno (entre siete y ocho litros a los cien kilómetros) en carretera depende mucho del ritmo al que nos guste conducir. A una velocidad elevada rozaremos los siete litros y podremos superarlos pero si la moderamos podemos conseguir medias de consumo muy interesantes, rondando los cinco litros a los cien kilómetros.

Conclusiones

El Renault Captur es un clásico del mercado de los SUV y siempre se ha movido en los primeros puestos de ventas. Sus principales virtudes son una estética agradable pero poco arriesgada (no como su primo el Nissan Juke) y una habitabilidad y versatilidad grandes para lo que se lleva en su categoría con detalles como el desplazamiento de los asientos traseros.

La motorización y acabado que hemos podido probar añaden un ingrediente interesante a este compacto. Sin llegar a ofrecer prestaciones deportivas sin duda es un motor recomendable si vamos a hacer kilómetros en carretera y queremos una buena respuesta. Un coche que en general nos ha parecido muy bueno por su compromiso entre uso urbano y de carretera.

Valoración final
7.4 NOTA
NOS GUSTA
Buena habitabilidad
Motor brillante a bajas revoluciones
A MEJORAR
Sistema de infotainment algo anticuado
RESUMEN
El Captur es un SUV compacto muy versátil, con buen espacio interior y gran maletero. Esta versión además es algo más divertida que las más civilizadas.
Prestaciones7.5
Diseño7.5
Consumo7
Confort7.5
Sistema de infoentretenimiento7.5

Top 5 Cupones

Lo más leído