Web Analytics
Conecta con nosotros

Guías

Cinco errores que no debes cometer al comprar un portátil para gaming

Publicado el

Te has decidido. Tienes claro que vas a comprar un portátil para gaming y has visto varios modelos que te gustan, ¿pero sabrías que dos modelos con una misma configuración pueden ofrecer un rendimiento muy distinto? Así es, antes de lanzarte debes tener claras algunas cuestiones que van más allá de las especificaciones en bruto y de otros aspectos secundarios, como el diseño, ya que de lo contrario puede que acabes haciendo una mala compra.

En este artículo os invito a que nos acompañéis a descubrir cinco errores importantes que es fácil cometer en el momento de comprar un nuevo portátil para gaming si no prestamos atención a otros detalles importantes. Antes de entrar en materia quiero compartir con vosotros algunas ideas básicas que debemos tener perfectamente definidas a la hora de empezar a buscar un portátil para juegos, ya que sobre ellas podremos construir una decisión acertada:

  1. Tu presupuesto es la clave: ¿cuánto quieres (o puedes) gastar? Ese será el baremo sobre el que deberás empezar a buscar la configuración que mejor se ajuste a ti.
  2. A qué resolución quieres jugar: es un punto fundamental. Jugar en 1080p es más económico que hacerlo en resoluciones superiores, ya que requiere de un equipo menos potente.
  3. Qué aspiraciones tienes: ¿te basta con jugar en calidades altas o quieres moverlo todo en ultra? ¿No te conformas con menos de 60 FPS? Esto es muy importante, ya que un portátil gaming económico no será capaz de mover todos los juegos actuales en 1080p, calidad máxima y 60 FPS, por ejemplo.
  4. Potencia como prioridad: los diseños Max-Q de NVIDIA han hecho posible el desarrollo de portátiles para gaming más ligeros y con una mayor autonomía, pero a costa de un menor rendimiento. Tú decides, ¿quieres potencia o un mayor equilibrio?

Una vez que tenemos claros esos cuatro puntos ya habremos dado forma a una base sobre la que empezar a buscar el portátil gaming que necesitamos, pero antes de lanzaros a la piscina tenemos que superar esos cinco errores a los que hemos hecho referencia al principio.

Sé que estáis deseando descubrirlos, así que no os entretengo más. Os recuerdo que si tenéis cualquier duda podéis dejarla en los comentarios y os ayudaremos a resolverla.

1.-Una misma tarjeta gráfica puede tener diferentes configuraciones

GeForce RTX portátil gaming

Hasta la serie GeForce GTX 900 NVIDIA utilizaba configuraciones inferiores en las tarjetas gráficas para portátiles. Por ejemplo, una GTX 970 de escritorio tenía 1.664 shaders, 104 unidades de texturizado, 56 unidades de rasterizado, un bus de 224 bits con 3,5 GB de GDDR5 y un bus de 32 bits con 512 MB de GDDR5, mientras que la GTX 970M contaba con 1.280 shaders, 80 unidades de texturizado, 48 unidades de rasterizado y un bus de 192 bits con 3 GB o 6 GB de GDDR5.

Como vemos a pesar de que ambas utilizan el mismo nombre y la misma numeración ofrecen un rendimiento muy distinto. Esto era problemático y generaba una gran confusión entre los consumidores. NVIDIA puso fin a esta práctica con las GTX 10 para portátiles, una serie de tarjetas gráficas que mantiene el mismo conteo de shaders, unidades de textura y de rasterizado que los modelos de escritorio, de hecho en algunos casos incluso superan a estas. Por ejemplo, la GTX 1070 Mobile tiene 2.048 shaders frente a los 1.920 shaders de la versión de sobremesa.

Sin embargo, la llegada de las versiones Max-Q y el lanzamiento de variantes con diferentes configuraciones de TDP en la serie RTX 20 ha sido problemático, ya que ha sembrado de nuevo la confusión entre los consumidores. Lo primero que debemos tener claro es que en las RTX serie 20 Mobile se han reducido de manera significativa las frecuencias de trabajo, lo que significa que aunque se mantiene el conteo de shaders y otros elementos su rendimiento cae de manera significativa.

De nuevo lo entenderemos mejor con un ejemplo. La RTX 2080 Mobile tiene las mismas características a nivel de GPU (shaders, unidades de textura, unidades de rasterizado, núcleos ténsor y RT, étc) que el modelo de escritorio, pero esta funciona a 1.380 MHz-1.590 MHz en modo normal y turbo, mientras que la de sobremesa alcanza los 1.515 MHz-1.770 MHz.

Pero esto no es todo, NVIDIA ofrece la RTX 2080 Mobile en configuraciones Max-Q con diferentes TDPs (80 y 90 vatios), lo que significa que funcionan a frecuencias aún más reducidas para limitar el calor y el consumo, y que dos tarjetas gráficas aparentemente iguales pueden rendir de una manera muy distinta. Antes de comprar infórmate de qué tarjeta gráfica concreta utiliza el portátil gaming que tienes en mente, evitarás un disgusto.

2.-Cuidado con la frecuencia turbo de los procesadores en un portátil gaming

Es uno de los problemas más importantes que tenemos ahora mismo como consecuencia de la publicidad que hacen tanto Intel como AMD de las frecuencias de sus procesadores. No hace mucho tuvimos la oportunidad de hablar del modo turbo en los procesadores actuales, os explicamos cómo funciona y vimos las limitaciones que presenta.

Pues bien, todas esas claves aplican también al modo turbo de los procesadores para portátiles gaming. Si vas a comprar un equipo que monta, por ejemplo, un procesador como el Core i7-9750H, que trabaja a 2,6 GHz en modo base pero que alcanza los 4,6 GHz gracias al modo turbo, ten en cuenta que ese pico máximo solo se alcanza con un núcleo activo.

Cuando sus seis  núcleos están activos y la tecnología HyperThreading está funcionando ese procesador solo llegará a 4 GHz gracias al modo turbo. Como vemos hay una diferencia importante, 600 MHz por cada núcleo.

Lo  mismo aplica a los procesadores Ryzen de AMD, los valores que se anuncian en modo turbo son picos máximos en aquellos casos en los que tenemos un núcleo y dos hilos activos. Si entran en funcionamiento dos o más núcleos las velocidades de trabajo se irán reduciendo de manera gradual para evitar que el TDP y el consumo se disparen.

En la mayoría de los casos un procesador para portátiles gaming de Intel ubicado en la serie 9000 que ronde entre los 4,5 GHz y 5 GHz en modo turbo será capaz de mantener, con todos sus núcleos activos, unos 4-4,1 GHz bajo dicho modo.

3.-El sistema de refrigeración es fundamental en un portátil gaming

portátil gaming refrigeración

Los componentes de alto rendimiento generan un calor considerable, y cuando hablamos de portátiles para gaming esta realidad se hace aún más evidente. Un portátil para gaming tiene que dar cabida a varios componentes de gran potencia en un espacio muy reducido, y tiene que ser capaz de mantener sus temperaturas bajo control.

Si se produce un calor excesivo puede que no tengamos problemas a corto plazo, pero a medio y largo plazo es probable que alguno de los componentes acabe sufriendo daños irreversibles que nos obliguen a cambiar directamente de equipo, o a afrontar una reparación que puede llegar a ser muy costosa.

Pero esto no es todo. Componentes tan importantes como el procesador y la tarjeta gráfica de un portátil gaming dependen de las temperaturas de trabajo para ajustar su modo turbo, lo que significa que el rendimiento se reducirá si el calor se dispara. Un portátil con un buen sistema de refrigeración no solo tendrá una mayor vida útil, sino que además permitirá que los componentes desarrollen sin problemas todo su potencial.

En los casos más graves de exceso de calor entrará en funcionamiento lo que conocemos como «thermal throttling«, un mecanismo de defensa que traen la mayoría de los semiconductores actuales tan sencillo como efectivo. Este reduce la velocidad de trabajo de manera drástica para evitar daños por exceso de calor, y en situaciones extremas se pueden producir bloqueos y reinicios del sistema.

Un portátil gaming muy potente pero con un sistema de refrigeración deficiente es una mala idea, ya que estará fuertemente limitado, no podrá desarrollar su potencial real y tendrá, además, una vida útil reducida.

Valora los componentes, el diseño y la potencia antes de comprar un nuevo portátil para juegos, pero no te olvides del sistema de refrigeración. En este sentido compañías tan conocidas como ASUS, Acer y MSI utilizan sistemas de enfriamiento muy distintos en función de la gama de equipos a la que nos dirijamos. Normalmente los más económicos suelen contar con soluciones más modestas, pero esto no quiere decir que no sean efectivas. El ASUS Rog Strix G531GT-BQ012 que pudimos analizar recientemente es un buen ejemplo.

4.-Calidad de la pantalla y la resolución: ¿están equilibradas?

portátil gaming

Sé que lo primero que miramos a la hora de elegir un portátil gaming es el diseño, la tarjeta gráfica, el procesador y la cantidad de RAM que trae, y no necesariamente en ese orden. Es fácil olvidarse de la pantalla, y eso que este componente es uno de los más importantes a la hora de comprar un portátil.

La pantalla representará los juegos que vamos a ejecutar, y de su calidad, resolución y capacidades dependerá en gran medida nuestra experiencia de uso. Si compras, por ejemplo, un portátil potente que trae una pantalla propensa a los reflejos, con un panel de baja calidad, una resolución inadecuada y una tasa de refresco  pobre estarás desaprovechando una configuración de hardware excelente, y no disfrutarás de verdad de tus juegos.

Ten claro desde el principio el peso que tiene la pantalla en un portátil gaming y elige en consecuencia. Ahora mismo lo ideal en un modelo con un tamaño de 15,6 pulgadas es optar por resoluciones 1080p o 1440p, y en modelos de 17,3 debemos buscar resoluciones 1440p o 2160p.

Muchos fabricantes han optado por utilizar paneles con calidad «tipo IPS», una descripción genérica pero fácil de asimilar, ya que es sinónimo de que tendremos una pantalla que cumplirá de sobra con nuestras expectativas. Por ejemplo, el MSI GS65 Stealth 8SF que analizamos hace unos meses utilizaba un panel de ese tipo y su calidad de imagen era realmente buena.

Otros aspectos, como la tasa de refresco y las tecnologías integradas (G-Sync y FreeSync) también deben ser tenidos en cuenta, pero sin perder de vista el equilibrio. Una tasa de refresco elevada en un portátil con resolución 4K será un valor complicado de aprovechar, ya que es una resolución muy exigente. Sin embargo, un portátil con resolución 1080p y una pantalla de 120 Hz será mucho más fácil de aprovechar, incluso con tarjetas gráficas de gama media como las RTX 2060.

Las tecnologías G-Sync y FreeSync pueden ayudarnos a librarnos del «stuttering» y el «tearing» (FPS mal sincronizados y ruptura de la imagen), así que su valor está fuera de toda duda.

5.-Posibilidades de ampliación y ciclo de vida útil

portátil gaming

La mayoría de los  portátiles gaming actuales ofrecen unas posibilidades de ampliación más que aceptables. Es comprensible, al fin y al cabo no son modelos tan compactos ni tan ligeros como los ultraportátiles, y sus objetivos son muy distintos.

Sin embargo, no todos están al mismo nivel, y tampoco ofrecen el mismo ciclo de vida útil. Antes de seguir quiero dejar clara esta idea, ya que no me refiero a la vida útil determinada por la configuración de hardware del equipo, sino por las posibilidades de ampliación y las opciones de mantenimiento del mismo.

Por ejemplo, un portátil para gaming con un formato estándar y un peso cercano a los tres kilogramos debería ser fácil de ampliar, de abrir y de limpiar. Algo tan simple como poder acceder fácilmente al procesador para limpiar la zona de los ventiladores y cambiar la pasta térmica puede ayudarnos a dar una nueva vida a nuestro equipo.

Al mismo tiempo un equipo fácil de ampliar que permita cambiar de manera sencilla las unidades de almacenamiento, ampliar la RAM y cambiar el procesador y la tarjeta gráfica tendrá una vida útil mayor que otro que no lo permita, o que lo haga de una manera limitada.

Los portátiles para gaming con un tamaño más contenido y un formato más ligero suelen hacer sacrificios en este sentido. Recordad que un portátil gaming con componentes soldados y que sea difícil de abrir representa sacrificios importantes tanto a nivel de reparabilidad como de mantenimientos y de posibilidades de ampliación.

Antes de comprar un portátil gaming averigua si podrás mantenerlo y cuidarlo con facilidad, y si en caso de necesitarlo podrás cambiar, ampliar o sustituir sus componentes más importantes.

Editor de la publicación on-line líder en audiencia dentro de la información tecnológica para profesionales. Al día de todas las tecnologías que pueden marcar tendencia en la industria.

6 comentarios
  • sergio

    En los notebooks hay que averiguar bién cual es la gráfica y cpu(vienen soldadas a, no solo por los requisitos actuales, es por que no hay manera de cambiar la tarjeta grafica, y uno con tarjeta gráfica dedicada en ningun caso es barata?, como para que más encima tengas que comprar otro.

    Muchas notebooks, vienen con una cantidad de ram, un hdd, y la unica mejora interna podría ser un ssd, porque de la poca ram que tiene viene soldada y sin un slot para aumentar(un robo a los que no saben de pc, porque son los pc más baratos).

  • Hit De los Santos

    La que tengo (alienware área 51m) no tiene la cpu ni la gpu soldada. En referencia con la ram tu te andas refiriendo a las ultrabook no a las notebook, las notebook gaming traen slots para ampliar la ram y la hhd y la m2. No es un robo, son un mercado exclusivo que no todos se pueden costear más bien.

  • Eduardo Miñana

    mucho bla, bla, bla, y muchas técnicas, pero en realidad nadie contempla el software game que pide más, y más, y más á la máquina, y los fabricantes, a fabricar tostadoras imposibles para portátiles bobos y caros…

  • Juan Orós

    El primer error es comprarse un portatil para jugar

  • sergio

    Estás en una burbuja, a la gente de a pié, le cuesta tanto juntar dinero para algo, para que más encima les funcione tan mal desde el principio, y la única manera sea comprar un ssd y buscar alguien que le traspase el sistema operativo.

    Eso de los alienware area 51, son casos aislados, por que la mayoría de los procesadores gaming de como de 3.000.000 de clp, tienen precisamente usan procesadores fcbga(i7 soldados a la placa), y por lo menos el 98% de estos pc tienen la gpu soldada a la placa .

    Y no, los ultrabook son más caros, los que revisé si son «baratos», y la única opción es cambiar el disco duro por un ssd sin poder agregarle más ram.

  • Hit De los Santos

    Más bien a Chile no llega nada de laptops gamer, si los únicos baratos se les puede cambiar la ssd significa que prácticamente no les llega nada, convertido de MXN a DlS, las laptops de hasta 700dls (14,000 MXN) se les puede cambiar la ram.

Top 5 Cupones

Lo más leído