Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

Fake news, una enorme piedra en el zapato de Twitter

La imagen de Twitter no deja de empeorar desde hace ya bastante tiempo. ¿Cómo intentan evitarlo? ¿Tendrán éxito o es una batalla perdida?

Publicado el
twitter

Hubo  un tiempo, hace no tanto, en el que Twitter era la red social mejor valorada por la inmensa mayoría de los usuarios de este tipo de servicios. Recuerdo tiempos en los que, incluso, se tendía a compararla con Facebook con la frase «Facebook es una red inteligente para gente sencilla; Twitter es una red sencilla para gente inteligente». Una frase que, aclaro, nunca compartí.

Sea como fuere, esos años de vino y rosas han quedado muy atrás y, a día de hoy, es posible que la palabra más empleada para describir el contenido más común en Twitter sea «odio». Y es que cualquier tema es susceptible de generar no una discusión (que ojalá), sino una bronca en la que se repiten insultos, memes y estupideces varias, que lejos de enriquecer, lo único que hacen es generar rechazo hacia la red social y muchos de sus usuarios.

Ojo, no digo que todo el contenido de Twitter sea eso, ¡ni muchísimo menos! Buscando un poco, es posible encontrar un montón de contenidos interesantes, discusiones enriquecedoras, historias que llegan al corazón… Existen, esos contenidos siguen estando ahí, solo que es un poco más difícil encontrarlos entre toneladas de tweets basura. Y quiero creer que la mayoría de los usuarios (además de muchos de los que han dejado de usarlo) agradecerían mucho cualquier mejora en este sentido.

La agencia Reuters informa de que, en este sentido, la red social está probando un nuevo sistema de moderación, en el que serían los propios usuarios de Twitter quienes identificarían fake news y demás contenidos engañosos. De esta manera, los mismos no se eliminarían, sino que aparecerían marcados con un color intenso, que facilite rápidamente su identificación.

De momento esta función se encuentra en una fase muy inicial de pruebas y, ni siquiera, cuenta con algún empleado dedicado en exclusiva a la misma. Por lo tanto, no sabemos mucho más de cómo será aplicada. Sin embargo, y siento ser pesimista… ¿se puede confiar en el criterio de «la masa»? En unos tiempos en los que la polarización de las posturas parece haber ganado (y Twitter ha sido un campo de batalla de primer orden en esta materia), ¿podemos confiar en la imparcialidad de muchos que, hasta ahora, han ignorado esta virtud?

El único modo en el que este sistema podría funcionar es que los usuarios puedan marcar un mensaje como fake news, pero se luego un equipo de valoración y verificación de Twitter, el que analice el contenido y, si procede, le aplique el destacado de color. Hablamos, por lo tanto, de un sistema parecido al que ya se emplea en la actualidad con los mensajes reportados.

El problema es que resulta más complicado, en muchos casos, detectar si un contenido es cierto o falso, que comprobar si un tweet contiene insultos, amenazas, etcétera. Y no sé si Twitter sería capaz de formar un equipo de trabajo del tamaño y perfil necesario para que esto pudiera funcionar. Otra opción sería, claro, contar con el apoyo de agentes externos (medios de comunicación, consultoras, etcétera), pero incluso así me parece algo muy complejo. Lo alabo como concepto, desde luego, pero veo muchos problemas en la senda de su puesta en funcionamiento.

¿Tú crees que este sistema puede funcionar? ¿Eres de los que siguen usando Twitter o «desertaste» hace ya tiempo? ¿Cuál crees que podría ser la solución, o el conjunto de ellas, para mejorar la imagen y el contenido de esta red social? Yo, la verdad, llevo ya tiempo dándole algunas vueltas pero, como decía la canción de Serrat:

No hago otra cosa que pensar en ti.
Y no se me ocurre nada.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído