Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

LG, nueva «víctima» del coronavirus

El coronavirus sigue haciendo estragos en el sector tecnológico. Su última víctima es LG, que ha tenido que detener la producción en una de sus plantas.

Publicado el
LG MWC 2020

Ya no cabe la menor duda: la incidencia que está teniendo el coronavirus en el sector tecnológico es singularmente alta. Y es que, entre otras consecuencias, a la cancelación del Mobile World Congress, de la Games Developer Conference y el cierre de una planta de Samsung hace unos días, se suma ahora LG. Y es que, según informa la Agencia Reuters, el gigante coreano se ha visto obligado a suspender temporalmente las operaciones en una de sus plantas de producción, situada en la localidad de Gumi, en Corea de Sur.

El motivo del cierre, según se ha podido saber, no está directamente relacionado con los empleados de la planta, sino con un trabajador de una entidad bancaria cercana a las instalaciones de LG, que habría dado positivo en el test para detectar si es portador del patógeno. El protocoloestablecido en estos casos, hace más que recomendable que se establezca un perímetro de seguridad alrededor de un caso detectado, y que se apliquen las medidas de seguridad y prevención a todas las personas que se encuentran en el interior del mismo.

En un primer momento, se ha establecido que la fábrica recuperará la actividad el próximo martes 3 de marzo. Sin embargo, y dado que todavía quedará mucho trabajo de campo por realizar, no es descartable que el cierre se pueda prolongar durante algunos días más. Y es que, aunque el impacto económico de esta medida puede ser muy alto, la seguridad de los empleados de la factoría debe ser puesta en la posición más alta de la lista de prioridades.

La planta afectada por el cierre se dedica a la producción de pantallas para dispositivos móviles, por lo que en primera instancia cabe considerar que los smartphones de este fabricante se verán bastante afectados por este cese temporal de la producción. Sin embargo, hay que recordar que, al igual que Samsung, LG fabrica pantallas también para otros fabricantes.

Se desconoce, a día de hoy, si LG cuenta con suficiente stock como para poder mantener el ritmo de suministro de pantallas demandado por sus clientes. Pero en caso de que no sea así, producciones como la de algunos modelos de iPhone pueden verse afectadas por la posible carencia temporal de pantallas. Cabe esperar que, de durar solo tres días, el impacto de esta situación será limitado. Sin embargo, si se alarga en el tiempo, el problema puede volverse mucho, mucho más complejo.

Todavía es pronto para hacer números, pero ya no cabe ninguna duda de que, llegado abril o mayo, cuando algunos expertos afirman que la incidencia del coronavirus descenderá notablemente, será el momento de hacer números. Y es que entre cierres, cancelaciones y aplazamientos, este patógeno se ha convertido en una bestia negra del sector tecnológico.

Si me dieran una cana por cada contenido que he escrito relacionado con la tecnología... pues sí, tendría las canas que tengo. Por lo demás, música, fotografía, café, un eReader a reventar y una isla desierta. ¿Te vienes?

Lo más leído