Web Analytics
Conecta con nosotros

Noticias

China persigue la independencia tecnológica con hardware y Linux propios

Publicado el
china

Hace muchos años que se habla de la intención de China de alcanzar la independencia tecnológica de los productos de su principal competidor, Estados Unidos, tanto de hardware como de software. Y por lo que recogen algunos medios, está cada vez más cerca de conseguirla.

Lo de muchos años es literal: más de una década llevan anunciando imposiciones que no se cumplen, e incluso ultimátums que no terminan de precisarse. El último apuntaba al fin de Windows en la administración pública en 2020 y, por primera vez, parece que podría llegar a hacerse efectiva tal determinación. Quizás no en 2020, pero sí en el corto plazo.

Según informa el medio chino Abacus, el gigante asiático tendría muy adelantado el desarrollo y perfeccionamiento de sus propios microchips -aun cuando no son tan sofisticados como los estadounidenses- y en lo que respecta al sistema operativo que se ejecute sobre ellos, la elección sigue siendo algo basado en Linux. En concreto, la distribución Unified Operating System (UOS), cuyo avance reciente más significativo sería haber logrado arrancar en 30 segundos en dicho hardware.

UOS no nace de la nada. Está desarrollada por la compañía Union Tech y se basa en la popular distribución Deepin, bien conocida en el mundillo por ofrecer una experiencia de escritorio de gran nivel, así como por el rápido progreso que ha efectuado en los últimos años; pero también por su apego al software libre de base, con alguna que otra contradicción.

Mientras que todo el software de Deepin, como el núcleo Linux, es de código abierto y la base del sistema se mudó hace unos años a Debian, la distribución comunitaria más importante del segmento de GNU/Linux en la que a su vez se basan otras como Ubuntu, Deepin es también conocida por incluir numerosos paquetes privativos por defecto, como por ejemplo la suite ofimática china WPS Office. En todo caso, este es un detalle menor para con la noticia que nos ocupa.

El dato relevante es que en diciembre de 2019 Union Tech compró Deepin Technology, cuyo fundador es ahora gerente general de Union Tech, y desde entonces trabajan en su adaptación del software al hardware nacional para adecuarse a las normativas de la Administración que exigen en el plazo de tres años el abandono de todo hardware y software extranjeros en oficinas gubernamentales e instituciones públicas.

Esta directriz se dio a conocer también el pasado diciembre, motivada por «el clima internacional actual» generado a raíz del conflicto emprendido por Estados Unidos en contra de Huawei, y no ha sido el único al que se ha enfrentado China en los últimos años. Parece, pues, que el Windows 10 China Governmente Edition no va a llegar muy lejos.

Enfocado en las nuevas tecnologías empresariales y de usuario final. Especializado en Linux y software de código abierto. Dirijo MuyLinux y escribo en MC, MCPRO y MuySeguridad, entre otros.

Lo más leído