Web Analytics
Conecta con nosotros

Análisis

Subaru XV Híbrido, plataformas

Publicado el
Subaru XV

Debo tener una de esas caras de una persona incapaz de mentir Norman Bates (Psicosis, 1960)

«Dios, cómo odio las puertas», una vez más Miller jodíendolo todo, susurrando sus estupideces en el momento menos oportuno. Estábamos esperando al sujeto con nuestro equipo de visión nocturna, agazapados tras el sofá de su casa. Habíamos colocado todo tal y como estaba minuciosamente para que no pudiera sospechar y estábamos esperándolo apuntando a la puerta. Se supone que en silencio.  No había que darle ninguna oportunidad, era un tipo peligroso. Mortal. «Las puertas son el infierno tío, así cerradas pueden esconder cualquier cosa. Cualquier cosa. Puede abrirse de repente y ser la casera o su prima de Wisconsin a la que le ha dejado la llave y entonces ¿Qué hacemos? ¿Disparar a quemarropa a su prima?»

«Calla Miller» «No, en serio. Las órdenes son que en cuanto asome la cabeza disparemos primero pero. ¿Y si no es él? No quiero disparar a una vieja o a una adolescente o a un niño pequeño Bob» «Te he dicho mil veces que nunca me llames por mi nombre. Y mucho menos cuando estamos en medio de una misión. Y de hecho cállate Miller. No te soporto más. Una puerta es una puerta y punto.» «No tío, una puerta cerrada es un misterio. Una puerta abierta es una amenaza. Todo el mundo puede entrar por ahí. Cualquier cosa. Una puerta cerrada es una oportunidad de cagarla y yo no quiero matar a una inocente» se empeñaba Miller susurrando cada vez más fuerte, forzando la garganta. «Yo no, tío, yo no». Un ruido de cristales rotos y un resplandor cegador. Miller ya no volvió a susurrar.

Hay una serie de fabricantes de coches, en algunos casos japoneses, que se distinguen del resto de la industria automovilística por sus propuestas de movilidad que se salen de lo que marca la competencia e incluso el mercado. La primera vez que tuvimos la ocasión de probar un modelo de Subaru esa fue la impresión que nos dejó: no son coches que sigan las «modas» del mercado. Son coches que siguen las líneas maestras en las que siempre ha querido la marca.

Subaru XV Híbrido, plataformas 31

Ficha técnica del Subaru XV 2020

Y hay dos líneas que marcan siempre las propuestas de este fabricante japonés: sus motores boxer y la tracción integral. El motor boxer de Subaru es todo un clásico y un elemento extraño en la propuesta automovilística internacional. Se trata de propulsores en los que los cilindros se disponen de forma horizontal, a diferencia de los motores de explosión tradicional, con lo que se consigue una menor longitud y un centro de gravedad más bajo, junto a otras ventajas, a cambio de una mayor complejidad de fabricación y montaje.

En el modelo XV del fabricante que hemos podido probar, Subaru ha subido la apuesta y propone una versión híbrida eléctrica (no enchufable) con este mismo propulsor y siempre con tracción integral. De esta forma se combina el motor de 150 caballos de gasolina con un motor eléctrico de 17 caballos que ya pudimos probar en el Forester que analizamos hace unos meses.

Mecánica híbrida

En este caso se ha incorporado la mecánica híbrida japonesa al una versión del modelo XV actualizada frente a la versión que probamos hace ya tiempo. Se trata de un SUV «de verdad» en el sentido que su carrocería de inspiración de todoterreno no es solamente una elección estética sino que es posible utilizarlo fuera del asfalto con bastantes garantías (como ocurre con prácticamente todos los modelos de Subaru).

Subaru XV Híbrido, plataformas 33

El XV no es un coche con una carrocería vistosa. Su aspecto es el de un todoterreno compacto sin ningún elemento que haga pensar que se trata de un coche deportivo pero sí con aspecto de práctico y robusto. Con respecto al modelo anterior se han retocado bastante algunos elementos estéticos para modernizar su aspecto.

En la parte frontal se ha rediseñado la parrilla y los faros, que ahora se encuentra más hundidos y desplazados a los laterales. La toma de aire inferior es más alargada y el parachoques más prominente. También se ha rediseñado el aspecto de las luces de posición y antiniebla y ya no aparece la pieza de protección en color gris más abajo.

Líneas tradicionales

La línea del lateral apenas se ha modificado con las mismas molduras de plástico que cubren los pasos de rueda y la parte inferior del coche y el mismo spoiler en color negro sobre el portón trasero. También encontramos las barras de carga en el techo pero también en este caso se ha retirado la defensa de la parte inferior del coche en color gris.

Subaru XV Híbrido, plataformas 35

En la parte posterior los grupos ópticos se han modificado y se extienden sobre el portón y se dividen en dos al abrir el mismo. Muy parecido el diseño del parachoques que se eleva hasta acabar justo debajo de las luces. Aquí sí aparece la defensa de plástico gris que da ese toque de todoterreno característico del XV.

En el interior Subaru también ha hecho un trabajo de actualización pero sin renunciar a una estética y una elección de materiales y acabados austeros y prácticos. Uno de los detalles que más nos han gustado es que se ha elevado la posición de la pantalla de información y entretenimiento y las salidas de ventilación se encuentran en los laterales.

Muchas pantallas

Era imposible elevar más esta pantalla (cosa que sucede con otros modelos de la competencia como Mazda) porque el XV dispone de una segunda pantalla de información sobre el funcionamiento del coche que en este caso, además de la información que daba en el antiguo XV también sobre datos propios de su uso todoterreno, también nos dará información sobre el funcionamiento del sistema híbrido.

Subaru XV Híbrido, plataformas 37

También tendremos información en la pantalla que se encuentra en el panel detrás del volante, que por cierto no ha cambiado su diseño con respecto al modelo anterior. Entre los dos diales podemos visualizar datos de consumo, kilometraje y otros además de mostrarse los modos de funcionamiento del coche como si seleccionamos, por ejemplo, el de X-mode que permite afrontar recorridos por terrenos deslizantes.

En lo que respecta al puesto de conducción sigue siendo un coche cómodo con muy buena visibilidad y con asientos muy cómodos, que en nuestro caso tenían acabado de cuero sintético con tacto muy agradable. El acolchado es muy bueno, lo que les hace confortables incluso en trayectos bacheados, y envuelven muy bien en las curvas, no solamente en la zona lumbar sino también en la de apoyo inferior.

Acabados sencillos

Los acabados, aunque austeros, son muy buenos y con algunos detalles «frívolos» como los pespuntes de hilo en algunos elementos cubiertos de cuero como los asientos, el volante, elementos del salpicadero o el fuelle de la palanca de cambios. Cómodos y prácticos los mandos de control de climatización.

Subaru XV Híbrido, plataformas 39

En la zona de la palanca de cambios hay un hueco para colocar el teléfono móvil algo hundido bajo el salpicadero cubierto de goma rugosa con conexión doble USB y de alimentación así como entrada de audio. Bajo el reposabrazos también encontraremos una doble toma USB y conector de 12 voltios, no así para los pasajeros de la parte de atrás que tampoco disponen de salidas de ventilación.

En la parte trasera se viaja algo estrechos y de hecho la zona central del asiento no es demasiado cómoda por el reposabrazos. Sin embargo no hay problema de espacio tanto en altura como para las piernas y en los dos asientos laterales el relleno es mullido y cómodo como en los asientos de la parte delantera.

Maletero discreto

El maletero tiene una capacidad casi idéntica al del modelo anterior: 385 contra los 380 de aquél. Sigue luciendo una cobertura de plástico muy resistente y fácil de lavar que resulta muy práctico y aunque no alcanza la capacidad de rivales de categoría similar es suficiente para equipajes y bultos en condiciones normales.

Subaru XV Híbrido, plataformas 41

Uno de los puntos a destacar de los modelos de Subaru más actuales es su completo catálogo de sistemas de ayuda a la conducción y de seguridad. Sobresale el sistema Eyesight que permite analizar cámaras para realizar frenados de emergencia automática, aviso de cambio de carril involuntario y el control de crucero adaptativo, todos sistemas que funcionan de forma excelente y son poco intrusivos.

Pero además dispone de otros sistemas para auxiliar en caso de aventurarnos fuera del asfalto. Además de la tracción total, de cuyo funcionamiento podemos tener información en la pantalla superior, dispone del mencionado X-mode para terrenos resbaladizos y el AVH, retención automática del vehículo, y la activación de sistema retención automática en bajada.

Buen bóxer

En acción el XV muestra algunas de las bondades de su motor bóxer limitando alguno de sus inconvenientes gracias al comportamiento del sistema hibrido. Nos ha parecido un coche muy suave en su funcionamiento graicas a que el motor eléctrico lima algunas de las posibles brusquedades del de explosión.

Subaru XV Híbrido, plataformas 43

Además nos ha parecido más silencioso, quizás porque el sistema híbrido hace que en circunstancias de baja velocidad, por ejemplo, el coche no tenga que revolucionarse tanto. El cambio nos ha parecido bueno, progresivo y con buena respuesta aunque muy lejos de la que puede dar un cambio automático más deportivo pero perfecto para el uso que se le da a este coche.

En carretera el XV se nota confortable, otra de las marcas de identidad de Subaru, sea cual sea el terreno que afrontemos, incluso con baches. La suspensión amortigua de forma eficaz y como hemos mencionado los asientos también ponen de su parte. En terrenos virados se comporta muy bien sin perder la cara a las curvas y siempre con un comportamiento noble con margen para entrar y salir de las mismas a buena velocidad y capaz de tolerar correcciones. A destacar el funcionamiento de los frenos incluso en momentos de apuro, son muy eficaces.

Subaru XV Híbrido, plataformas 45

En ciudad nos ha gustado el tacto del cambio y la respuesta, que sin ser fulmínea es suficiente y permite ser ágiles en el tráfico. Se trata de un cambio de variador continuo, una tecnología que no suele proporcionar un funcionamiento agradable para quien no esté acostumbrado, pero en este caso Subaru ha simulado el funcionamiento de una caja tradicional con siete marchas (con levas en el volante por cierto) y esa sensación de exceso de revoluciones no es tan evidente como en otras marcas.

Conclusiones

La evolución de este XV y la incorporación de la motorización híbrida nos han parecido todo un acierto por parte de Subaru. Como vimos en el Forester la combinación del motor boxer con el pequeño motor eléctrico ha mejorado su funcionamiento, aunque en realidad no contribuya mucho en caballos (en realidad prácticamente nada) si lo hace suavizando las cosas con una aportación similar a las mecánicas micro híbridas que están tan de moda.

Subaru XV Híbrido, plataformas 47

Aunque algunos elementos se ven algo anticuados y sigue fiel a una estética sobria el XV no quiere ser uno de esos SUVs que inspiran pasiones deportivas (ni en prestaciones ni en aspecto) sino mantener una tradición de coche práctico que pude salir de la carretera sin ningún miedo, con gran cantidad de avanzados sistemas de ayuda y seguridad y con un confort de marcha sorprendente para un coche con una filosofía casi espartana.

Valoración final
7.9 NOTA
NOS GUSTA
Buena mecánica híbrida
Capacidades todoterreno
Buena habitabilidad y confort
A MEJORAR
Maletero algo pequeño
Algunos aspectos a modernizar
RESUMEN
Con este XV Subaru ha mantenido una vez más su línea de coches prácticos con aptitudes todoterreno con su motor boxer ahora actualizado a mecánica híbrida que da buen resultado
Prestaciones7.5
Diseño7.5
Consumo8
Confort8.5
Sistema de infoentretenimiento8

 

 

Lo más leído